Manzanero y Mocedades enamoraron a los salvadoreños

La noche de este miércoles 10 de octubre, el cantautor mexicano y el quinteto español ofrecieron una noche de romance inolvidable.

El cantautor mexicano de 82 años interactuó con su público desde el comienzo de su show. Foto EDH/ Jorge Reyes

Por Omar Martínez

Oct 10, 2018- 22:35

Como si de un viaje al pasado se tratase, Armando Manzanero y el grupo Mocedades revivieron los éxitos que los inmortalizaron, en un concierto único, a beneficio de la Orden de Malta de El Salvador, este miércoles, en el hotel Crowne Plaza.

Los artistas hispanoamericanos aterrizaron en suelo salvadoreño con su tour “Manzanero & Mocedades”, que recorre varios países a nivel mundial.

En El Salvador, suman su espectáculo a la labor realizada por la Orden de Malta, pues los fondos recaudados en esta noche de romance serán destinados a proyectos humanitarios, donaciones y a ocho clínicas que dicha institución no gubernamental administra.

Lee también

Calles y plazas capitalinas que no se llaman como crees

Muchas de las avenidas, calles, parques y plazas de San Salvador son llamadas con nombres que no les corresponden ya sea por desconocimiento, poca promoción o nula señalización. Conoce las más populares

Solo en 2017, dichos centros asistenciales ofrecieron 128,000 asistencias, según lo informado por Nelson Rodríguez, gerente general de la Orden de Malta. “De la respuesta del público depende la ejecución de los proyectos sociales en el país, estamos muy agradecidos con el apoyo. No dudamos que disfrutaron de este gran concierto que además tiene un sentido benéfico”, resaltó el portavoz.

Los españoles emocionaron a sus fans, con lo mejor de sus éxitos. Foto EDH / Jorge Reyes

Durante la romántica velada, los asistentes disfrutaron de temas como “Tómame o déjame”, “Esta tarde vi llover”, “¿Dónde estás corazón?” y “Somos novios”. Con aplausos y ovaciones, los asistentes demostraron el cariño y admiración al famoso cantautor mexicano y a los integrantes del quinteto español.

Los ahí presentes disfrutaron escuchando y coreando cada una de las melodías.

“Es muy hermoso venir y escuchar las grandes canciones del maestro Armando Manzanero y Mocedades, que nos recuerdan nuestra juventud y aquellos buenos tiempos. Es realmente un honor”, exclamó Zoila de Figueroa, una de las asistentes.

La romántica velada dio inicio al filo de las 9:10 de la noche, con la voz del consagrado mexicano de 82 años que interpretó “Inolvidable”, “Somos novios” y “Esta tarde vi llover”, entre otras.

Además

Fernando Carrillo desconcierta a los fans de Adela Noriega, ¿está muerta?

En una publicación de Instagram, el actor venezolano evocó a su excolega; pero sembró incertidumbre. ¿Qué dijo el galán de telenovelas?

“Yo sabía que El Salvador cantaba bonito”, expresó el maestro Manzanero, entre los aplausos de sus admiradores.
Luego, llegó el turno del famoso quinteto español. Mocedades celebra este 2018 sus 50 años de trayectoria artística, con el lanzamiento de su último disco “Por Amor a México”, que agrupa sus más grandes éxitos en el mundo de habla hispana como “Le llamaban loca”, “La otra España” y “Eres tú”. La noche del miércoles en San Salvador, iniciaron su espectáculo con el tema “El vendedor”, pasada las 10:00 de la noche.

“Es un honor estar aca esta noche y muy orgullosos de estar de nuevo en esta tierra que tanto queremos que es El Salvador”, afirmó José Miguel González. Ellos dedicaron el concierto a su compañera Izaskun Uranga, quien se encuentra enferma.

Los seguidores de los artistas reaccionaron de forma muy emotiva a la presentación.

“Me despertaron viejos tiempos, cuando nosotros estábamos jóvenes. Era lo que más sonaba, nos gustaba y nos sigue encantando”, manifestó Adela de Avelar, otra de las asistentes.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Revive los detalles de la ceremonia de canonización de monseñor Romero y otros beatos
Noticias Salvadoreños celebran la canonización de Óscar Arnulfo Romero frente a Catedral
Noticias Julian Filochowski: “Creo que Romero no es una figura católica, sino un hombre ecuménico”