Red pública de hospitales sigue colapsada y el Cifco con pocos pacientes

Médicos revelan que a quienes atienden es a pacientes referidos, pero estables. El Diario de Hoy pudo verificar que no están ingresando pacientes, pero funerarias llegaron a retirar al menos tres cuerpos.

El titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos señaló que el sistema de salud ya está saturado y hay salvadoreños que prefieren no buscar atención por temor a los contagios. Fotos EDH / Yessica Hompanera

Por Diana Escalante

Jul 06, 2020- 06:00

Mientras la red pública de hospitales, así como el Hospital General y el Médico Quirúrgico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social se encuentran colapsados con pacientes infectados con COVID-19, el Hospital El Salvador, instalado en el Centro de Ferias y Convenciones (Cifco) e inaugurado hace 15 días, no está recibiendo a ningún paciente grave o en estado crítico.

Recibir a ese tipo de enfermos que necesitan ser ingresados en una Unidad de Cuidados Intensivos fue el concepto que se vendió cuando se anunció la apertura del nuevo sanatorio; sin embargo, este domingo un equipo de El Diario de Hoy pudo constatar que, entre las 9:00 a.m. y las 12:00 m. no llegó al hospital del Cifco ninguna ambulancia trasladando a algún paciente. Más bien, en uno de los portones aguardaban empleados de tres funerarias a la espera de recibir los cadáveres de igual número de víctimas.

Este domingo, entre las 9:00 de la mañana y las 12:00 del mediodía, empresas funerarias reclamaron tres cadáveres del víctimas del COVID-19.

En la fachada, un hombre cubierto con el equipo de protección se dedicaba a desinfectar la zona, mientras que varios soldados estaban cerca dando seguridad.

El presidente del Colegio Médico, Milton Brizuela, expresó que “el hospital de Cifco solo atiende paciente referidos. Por lo que han dicho mis colegas, se les ha complicado bastante poder referir, solo se les está aceptando pacientes bastante estables y la dificultad que tienen es para el manejo de pacientes críticos”.

TE PUEDE INTERESAR: Iván Solano Leiva: “El hospital El Salvador no está funcionando ni siquiera al 1%”

Brizuela añadió que, debido a la saturación que hay en los hospitales de la red pública y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) a causa de la pandemia del COVD-19, personas con síntomas graves de la enfermedad deben permanecer hasta cuatro días en las unidades de salud o del ISSS, con oxígeno, mientras esperan ser trasladadas a un hospital, cuando se conoce que ha quedado una cama desocupada.

Área de emergencia del Hospital General del Seguro Social.

El infectólogo Mario Gamero dijo que las autoridades están manejado la información con hermetismo y por eso no se tiene certeza de cuántos pacientes aproximadamente permanecen ingresados en el recinto. Señaló que, por lo que se sabe, son razones logísticas las que estarían dificultando el completo funcionamiento de ese hospital, entre ellas falta de personal.

Días atrás, la comisionada de operaciones del gobierno de Nayib Bukele, Carolina Recinos, aseguró que ese lugar es un establecimiento médico “de reserva” para la pandemia, el cual cuenta con 400 camas de UCI y que próximamente tendrá otras 600, por lo que el hospital  “es como la garantía, es como la gran reserva de Salud que tiene nuestro sistema para no colapsar”; sin embargo, la red hospitalaria pública ya colapsó, según ha denunciado el gremio médico.

En contraste, el mismo ministro de Salud, Francisco Alabí, reconoció hace varios días que la red hospitalaria está desbordada, incluso pese a haber habilitado cuatro hospitales temporales en los cuales no hay condiciones para atender a pacientes en estado crítico.

El personal sanitario que está en primera línea dando atención a estos casos también confirmó que  el sistema de salud ya colapsó, pues los centros de atención están saturados, no  se tiene el equipo médico necesario (como oxígeno para los casos más graves) ni hay suficientes insumos de protección para evitar el contagio entre los empleados.

LEA ADEMÁS: Pacientes graves por COVID-19 esperan hasta cuatro días una cama en hospitales en El Salvador

Los registros de los sindicatos de trabajadores sanitarios dan cuenta de que no menos de 40 víctimas mortales de la pandemia (217 hasta ayer por la tarde, según registros oficiales) eran del gremio de salud.

Para Gamero, dos factores “sumamente peligrosos” que provocan un “rebalse” en el sistema de Salud y que dificultan tener activo un hospital de “reserva”, como el Cifco,  en el momento que se necesita, es el alza de contagios debido a que la ciudadanía ha relajado las medidas de prevención contra el COVID-19 y  la muerte de varios profesionales de la salud que estaban en primera línea atendiendo a pacientes con el virus.

El especialista advirtió que debido a estas pérdidas en el gremio, las autoridades deberían ya capacitar al personal para que  luego sea desplegado de forma gradual en las unidades de cuidados intensivos.

Gamero aclaró que, por el hermetismo con la que el Gobierno maneja la crisis, desconoce si los empleados ya están recibiendo entrenamiento.

“Tienen que estar preparados para poner a funcionar todo el equipo. Un uciólogo no se forma en seis meses. Podría tener la noción general de los que es un manejo grave en un ventilador, (entre) tres meses a seis meses; mínimo tres, máximo hasta dos años, porque un uciólogo tiene que saber de muchas cosas. La gente que está en primera línea sabe el teje y maneje de estos aparatos y sabe cuál es abordaje terapéutico de los ventiladores en los pacientes delicados,  pero eso va a constar mucha trabajo. Ya debería haber equipos entrenados para lo que pueda venir”, expuso Gamero.

ISSS libera emergencia de Hospital General pero no da equipo de protección

El presidente del Colegio Médico, Milton Brizuela, reveló que las autoridades del Hospital General del ISSS habilitaron dos niveles en el inmueble para descongestionar el área de emergencia, en la que en días pasados, por medio de fotos y vídeos publicados por usuarios de redes sociales se podía ver que los pacientes con oxígeno eran atendidos en tiendas de campaña o en sillas.

El personal, según Brizuela, ha denunciado que pese a que la carga de atención es mayor no se les ha entregado suficientes insumos de protección.

El médico manifestó que lo que hicieron las autoridades del hospital fue “quitar el problema de emergencia” y pasarlo a un área donde no es visible para el público, para evitar que los usuarios puedan tomar fotografías o vídeos de las condiciones en las que reciben atención.

“La gente estaba tomando fotos y vídeos de lo que estaba sucediendo. Eso lo trasladaron a unos servicios en donde difícilmente alguien lo puede documentar, pero las condiciones no son las mejores”, explicó Brizuela.

Por su parte, Silvia Navarrete, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sitrasalud), explicó que, desde hace unos días, el requisito que debe cumplir un paciente que no está grave y que busca atención en un hospital público es que vaya referido de una unidad de salud. Si alguien presenta síntomas graves y no lleva el documento es atendido de acuerdo con los recursos que haya en los establecimientos.

“Los casos graves se atienden, a como dé lugar, de acuerdo con los recursos que haya, porque los hospitales están llenísimos. Están siendo atendidos en colchonetas, en el suelo o en sillas”, aseguró Navarrete.

TE PUEDE INTERESAR: Es un “hospital de reserva”, dice comisionada presidencial sobre nuevo centro médico Cifco

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad