Pacientes graves por COVID-19 esperan hasta cuatro días una cama en hospitales en El Salvador

Presidente del Colegio Médico, Milton Brizuela, señala que las personas permanecen ingresadas, con oxígeno, en las Unidades de Salud o del ISSS hasta que queda espacio en los hospitales

Por Diana Escalante

Jul 04, 2020- 17:18

Debido a la saturación de pacientes en los hospitales de la red pública y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) a causa de la pandemia del COVD-19, decenas de personas que presentan síntomas de la enfermedad deben permanecer hasta cuatro días en las Unidades de Salud o las Unidades Médicas del ISSS mientras esperan a ser trasladadas a un hospital, cuando se conoce que ha quedado una cama desocupada.

“Tienen pacientes en Unidades de Salud o en Unidades Médicas del Seguro Social, con oxígeno, esperando camas para ingresarlos en áreas que no son hospitalarias para mientras se les hace espacio en un hospital. Y muchas veces esto puede durar entre dos y cuatro días”, señaló este sábado, a El Diario de Hoy, Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico.

¿A quién intubar? Decisiones éticas que enfrentan los médicos durante la pandemia

El profesional explicó que sus colegas les han manifestado que en el Hospital El Salvador, situado en las instalaciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco), tienen dificultad para atender a pacientes en estado crítico y que necesitan atención en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), por lo que solo reciben a personas referidas de otros hospitales pero que su condición es estable.

Con respecto a la atención en el Hospital General del ISSS, Brizuela, reveló que se para descongestionar el área de emergencia, en la que los pacientes eran atendidos en tiendas de campaña o en las sillas, fueron habilitados dos pisos pero no se le ha entregado suficientes insumos de protección al personal sanitario.

Según la fuente, lo que hicieron las autoridades del establecimiento fue “quitar el problema de emergencia” y pasarlo a un área donde no es visible para el público, para evitar que se puedan tomar fotografías o vídeos de las condiciones en las que atienden a los usuarios.

“La gente estaba tomando fotos y vídeos de lo que estaba sucediendo. Eso lo trasladaron a unos servicios en donde difícilmente alguien lo puede documentar, pero las condiciones no son las mejores”, explicó el profesional.

Por su parte, Silvia Navarrete, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sitrasalud) explicó que, en los últimos días, el requisito que debe cumplir un paciente que no está grave y busca atención en un hospital público es que vaya referido de alguna Unidad de Salud.

Si los usuarios presentan síntomas graves y no llevan el documento son atendidos dependiendo de los recursos que se tengan.

“Los casos graves los atienden, a como dé lugar, de acuerdo a los recursos que se tengan, porque los hospitales están llenísimos. Están siendo atendidos en colchonetas, en el suelo o en sillas”, dijo Navarrete.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad