Los 5 emprendedores salvadoreños de 2019

Sus historias fueron motivo de admiración para los salvadoreños, donde mostraron que en el país hay oportunidades de superación. Estos jóvenes siguieron su meta de emprender un negocio para lograr sus objetivos.

Foto EDH / Archivo

Por Violeta Rivas

Dic 30, 2019- 19:30

Muchos salvadoreños se destacan por sus emprendimientos, quienes buscan y encuentran nichos de venta de productos que los llevan al éxito. Los emprendedores contaron sus historias sobre cómo cosecharon frutos con sus novedosas ideas, luego de enfrentarse a sacrificios personales.

Varios de ellos son jóvenes que iniciaron sus negocios para lograr sus metas de estudios y ser profesionales. Aquí contamos algunas de las historias destacadas.

De vendedora de papas fritas a abogada

Saraí Jule es para muchos una joven ejemplar. Con la ganancia de su venta de papas fritas paga sus estudios. Su sueño es ser abogada de la República. Foto EDH/Marcela Moreno

Saraí Merary Jule, de 27 años, vende papas fritas cerca de la Universidad Tecnológica para pagarse sus estudios universitarios y ser una abogada.

La joven pasa 12 horas al día vendiendo papas fritas para poder coronar su carrera. Actualmente estudia segundo año de Licenciatura en Ciencias Jurídicas, en la Universidad Pedagógica de El Salvador.

Su sueño es ayudar a las familias salvadoreñas, sobre todo a las mujeres que han experimentado alguna situación de vulnerabilidad.


Xavier, emprendedor de dibujos y palomitas de maíz

Foto EDH / Archivo

Xavier Benavides, de 20 años, inició como emprendedor desde que cursaba tercer grado, en Ahuachapán, donde vendía dibujos a sus compañeros de clases.

Luego comercializó chocolates y con el dinero compró dos máquinas para hacer palomitas de maíz que vendía en el parque La Concordia, de Ahuachapán.

Xavier realizó un ensayo por el que fue seleccionado como uno de los cinco salvadoreños que participó en la 15a. Edición del South American Business Forum (SABF, Foro Empresarial Sudamericano) que se desarrolló en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), del 24 al 27 de julio de este año.

Para este foro fueron seleccionados 100 jóvenes de todo el mundo.


José, el diseñador de buses

Foto EDH / Archivo

La historia de José Rafael Mena fue muy conocida por los salvadoreños porque pagó sus estudios construyendo buses a escala, logrando graduarse de la carrera de Arquitectura, de la Universidad de El Salvador.

Los problemas económicos por los que atravesó casi lo llevan a dejar sus estudios; pero puso en práctica lo que aprendió en las aulas e inició la elaboración de buses de cartón a escala.

La historia fue del conocimiento del presidente de El Salvador quien le dio la oportunidad de empleo en el gobierno, y el joven fue presentado en junio como miembro del equipo de trabajo del Comisionado Presidencial de Proyectos Estratégicos, Luis Rodríguez.


Negocio de lácteos La Familia

Foto EDH / Archivo

Ricardo López, mecánico de profesión, nunca se imaginó que a sus 71 años, luego de jubilarse, comenzaría con un negocio familiar de lácteos, en el que puso en práctica su experiencia.

Siempre tuvo el deseo de iniciar un negocio de comida, pero por iniciativa de su hijo, quien tenía experiencia en venta de lácteos, les insistió en la idea de ese emprendimiento.

Comenzaron vendiendo en el parque central de Antiguo Cuscatlán, en una mesita, ahora tienen dos tiendas; además, participan en los mercaditos y proveen lácteos a comercios locales y hasta preparan pedidos para cuando los clientes quieren llevar quesos fuera del país.


Mario y sus Wings by D’Marito

Foto EDH / Archivo

Mario Muñoz, de 23 años, es el propietario de Wings by D’Marito, un negocio de venta de alitas preparadas en diferentes aderezos que se entregan a domicilio por medio de las plataformas Uber Eats y Hugo.

El joven inició su negocio por iniciativa de unos amigos que le dijeron que vendiera las alitas que preparaba cuando llegaban de visita.

El emprendedor tomó la palabra de cocinar un platillo que, además de gustarle, podía comercializarlo y comenzó a recibir pedidos a través de las aplicaciones. Ahora, Mario ha empleado a cinco personas y también ha ampliado las instalaciones del negocio.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad