Investigación especial: ¿Cuánto tiempo de vida le queda al lago de Coatepeque?

En el lago, desembocan las aguas residuales domésticas de 8,000 habitantes, más de 33 restaurantes y 430 quintas.

En el lago, desembocan las aguas residuales del quehacer domésticos de 8,000 habitantes, más de 33 restaurantes y 430 quintas. / Foto Por Omar Martínez

Por Nancy Hernández / Omar Martínez

Ago 20, 2019- 07:00

El lago de Coatepeque está en riesgo ambiental y de seguir con las prácticas actuales, en unos años este recurso podría morir.

En la ribera del lago de Coatepeque viven más de 8,000 personas y el 98 % de ellas evacuan las aguas grises (sucias) directamente a las calles, estas bajan a través de canaletas o surcan su propio camino hasta su desembocadura, el manto acuífero.

Los residentes de la zona aprendieron a convivir con esa contaminación. Víctor Ramírez y su hija, quien no excede los seis años, son habitantes de El Estoraque. Ellos caminan por cinco minutos para llegar al bajadero de su caserío. Uno de los ocho espacios públicos ubicados en las orillas del lago de Coatepeque, en el departamento de Santa Ana.
Con una toalla blanca y un jabón rosado en la mano, Víctor y su hija saltan las piedras para evitar caer en la corriente de aguas jabonosas que baja por la quebrada. El líquido abona al crecimiento de maleza, musgo en las paredes y criaderos de zancudos.

El gran monstruo de la contaminación del lago, así le denomina a los desechos líquidos Alejandro Villacorta, presidente de la Fundación Coatepeque. Estos son vaciados en el lugar sin ningún control institucional que lo regule.

La temperatura está arriba de los 30 grados y los mosquitos revolotean entre ambos. El olor que emana de las aguas no es agradable; la basura acumulada y animales en descomposición es la causa de esa pestilencia.

Pese a toda esa contaminación, padre e hija se van a bañar en el lago, como cotidianamente lo hacen muchas de las familias de la cuenca. Esa quebrada alguna vez fue un pasaje con gradas definidas, pero hoy en día es la desembocadura de las aguas con jabón y lejía que las 80 familias del caserío desechan sin ningún tratamiento al lago de Coatepeque. El Estoraque, pertenece al cantón La Laguna del municipio de El Congo, es uno de los 17 que están alrededor del lago, cuya distribución territorial se divide entre los municipios de Santa Ana, El Congo e Izalco.

David Ramírez, guarda recursos de la Fundación, asegura que la zona de El Estoraque es una de las principales contaminantes por aguas grises.

Contaminación Biológica

"Para consumo humano no está apta porque la regla dice que el agua de consumo no debe de tener coliformes fecales, esta es una bacteria que denota la presencia de heces en los mantos acuíferos".

Enrique Barraza, biólogo e investigador de la UFG

En el lago de Coatepeque no existe un sistema sanitario para la evacuación de aguas residuales; las de uso cotidiano que salen por canaletas tienden a acumular basura y dar paso a la proliferación de zancudos. Las heces son parte de los desechos que corren por las zanjas y van a parar al lago, pues tampoco existe un sistema de aguas negras. Cada residencia debería instalar su fosa séptica, pero no existen lineamientos o normas para construirlas.En la cuenca de Coatepeque no hay servicio de agua potable y las familias usan un sistema de bombeo para extraer agua y abastecerse . Otros tienen pozos que se nutren del mismo manto acuífero.

“Somos conscientes de que estamos contaminando el agua del lago y que nosotros mismos nos estamos bebiendo todo eso. Sabemos que nos podemos enfermar, pero no tenemos otra alternativa”, expone Víctor.

En la comunidad Los Leones, caserío La Bendición, 120 familias vierten las aguas grises directamente al lago y también llegan a extraerla para el consumo diario.

El agua del lago no es apta para consumo humano porque tiene coliformes fecales, esta bacteria es señal de la contaminación biológica de los cuerpos de agua, explica el biólogo e investigador de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), Enrique Barraza.

“Para consumo humano no está apta porque la regla dice que el agua de consumo no debe de tener coliformes fecales”, puntualiza.

Contaminación Biológica

"Un estudio hecho recientemente reveló que en la zona de los restaurantes existe una alta presencia de coliformes fecales”.

Fernando López, ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn)

Barraza asegura que la concentración de esta bacteria es más alta en época seca y sobre todo en el sector del cantón La Bendición, jurisdicción de El Congo. En esta zona es donde se encuentra la mayor cantidad de comercios. En época de lluvia la concentración de bacterias disminuye porque las partículas se disuelven.

Fernando López, ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn), respalda esta afirmación; un estudio reciente de esa cartera de Estado comprobó, según declaró el funcionario, que “en la zona de los restaurantes existe una alta presencia de coliformes fecales”.

Aparte de la contaminación biológica y física, el líquido tampoco es consumible por los metales pesados de origen volcánico que tiene el agua.

“(El agua) tiene elementos químicos en su composición como boro, arsénico y azufre que por su naturaleza de caldera son metales pesados y dañinos. Aunque se hierva el agua no se le puede tomar”, explica el ministro.

Otros factores como los agroquímicos usados para prácticas agrícolas, desechos sólidos arrastrados por las lluvias y los hidrocarburos usados por lanchas, jetskis y el ferri, también causan contaminación.

“El agua del lago es la que ocupan todas las comunidades porque no hay agua potable. Tienen bombas, hay comités de agua que abastecen a las comunidades. Las mismas aguas residuales que van a parar al lago, esas misma usan para beber, cocinar, lavar y bañarse”, explica Rubén Sorto, biólogo y coordinador de proyectos de Fundación Coatepeque.

Contaminación aguas residuales

“Los desechos líquidos son el gran monstruo de contaminación de Coatepeque, aguas grises, y aguas negras. La contaminación es producto del crecimiento desordenado del turismo y comercio de los últimos años”.

Alejandro Villacorta, director ejecutivo Fundación Coatepeque

Similar opinión tiene Alejandro Villacorta, director ejecutivo de la misma entidad al afirmar que “el agua que se consume en toda la cuenca proviene del lago”.

Algunas comunidades tienen un sistema de bombeo, otras usan pozos y las más cercanas al lago usan cántaros o botellas para extraer agua y poder llevar a cabo sus actividades domésticas, incluyendo el consumo.

Aguas residuales

El Ministerio de Salud en coordinación con la Fundación Coatepeque están llevando a cabo desde julio de 2018, una inspección de saneamiento del tratamiento de los desechos líquidos en las comunidades, restaurantes, negocios, quintas recreativas y privadas que están en la ribera del lago para verificar cuántas tienen sistemas adecuados para el tratamiento de líquidos. Hasta la fecha, solo han logrado avanzar con los restaurantes y negocios.

Establecimientos

La inspección de saneamiento del tratamiento de desechos líquidos realizado, durante el último año, a través del convenio entre el Ministerio de Salud y la Fundación Coatepeque reveló que de 33 restaurantes que están situados en la ribera del lago, 11 tienen aprobado el sistema de tratamientos para aguas negras y grises; 5 no tienen respuesta, 9 están en proceso de una autorización y 1 está en proceso de construcción de un sistema.

“En el diagnóstico preliminar se sabía que habían 58 quintas y otros locales estaban contaminando. El 90% estaba contaminando el lago. Ahí hay hoteles, hay quintas, restaurantes y estos generan cierto grado de contaminación, vamos a verificar qué tipo de daños podrían estar ocasionando con la descarga de aguas grises y aguas negras a un recurso tan importante como el Coatepeque”, declaró Marcos González, colaborador de Salud Ambiental de la Dirección Regional de Salud de Occidente, del Ministerio de Salud.

González asegura que el objetivo es identificar los sistemas de tratamiento de líquidos que hay en los negocios, quintas y las comunidades, verificar qué tan viables son y determinar cuáles serían los más adecuados para implementar, esto teniendo en cuenta los requisitos que se establecen en la Normativa de Salud para otorgar permisos sanitarios.

El estudio ha logrado determinar que solo el 15 % de los establecimientos están en proceso de construir un sistema de tratamiento para aguas negras y grises (ver recuadro).

Según López, la mayoría de quintas recreativas tiene fosas sépticas, pero deben de ser verificadas y certificadas porque están cerca de la orilla del lago y pueden contaminar.

“Los desechos líquidos son el gran monstruo de contaminación de Coatepeque, aguas grises, y aguas negras. La contaminación es producto del crecimiento desordenado del turismo y comercio de los últimos años”, enfatiza Villacorta.

Establecimientos

En el municipio de El Congo, las tasas municipales oscilan entre $14 y $120 mensuales. La alcaldía recibe cada mes $393.00 en tasas cobradas a los restaurantes, según resolución de la Oficina de Acceso a la Información (OIR).

La Fundación trabaja junto a seis comunidades del municipio de El Congo en una propuesta que cumple con los requisitos mínimos que el Ministerio de Salud exige para el manejo de las aguas grises y busca fondos para ejecutar el proyecto.

En El Estoraque, la mayoría de familias tienen fosas sépticas y letrinas, pero no un pozo de absorción para aguas grises. Sin embargo, entregaron una propuesta a la alcaldía de El Congo con el listado de materiales que necesitan para su construcción.

Contaminación aguas residuales

“En el diagnóstico preliminar se sabía que habían 58 quintas y otros locales, de estos el 90 % estaba contaminando el lago de Coatepeque”

Marcos González, colaborador de Salud Ambiental de la Dirección de Salud de Occidente.

“Ellos (la alcaldía) tienen el detalle de los materiales que necesitamos para tirar las aguas a una pila séptica para ya no tirarlas al lago. Depende de la alcaldía porque esta comunidad es de bajos recursos y (…) la inversión sería de 500 a 800 dólares y se beneficiarán a las 80 familias”, expone Víctor mientras fija su mirada en el agua contaminada.

Su familia, así como las demás que habitan en este lugar esperan que las alcaldías e instituciones como los ministerios de Medio Ambiente y Salud, Anda y las alcaldías de El Congo y Santa Ana trabajen de forma interinstitucional para ejecutar proyectos que permitan mejores condiciones sanitarias respecto al tratamiento de aguas y desechos sólidos.

La Fundación Coatepeque, también, espera el apoyo de estas instituciones con fondos para poder llevar a cabo las propuestas de tratamiento de agua que tiene para las comunidades de El Congo.

Mientras tanto, los habitantes de la ribera de Coatepeque seguirán desechando las aguas por medio de canaletas y consumiendo del agua que ellos mismo contaminan porque “no tienen otra opción”.

En el siguiente enlace se pueden ver el INFOGRÁFICO que explican cuáles son los principales contaminantes que tiene el manto acuífero.

 

#SalvemosCoatepeque puedes compartir y comentar este material junto a esta etiqueta.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Obtén tecnología de calidad a un precio accesible
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad