LMF | Chochera Castillo lamenta insultos racistas MUNDIAL | Dos árbitros salvadoreños a Qatar 2022 SELECTA | Cabalceta ya se entrena en El Salvador

OPINIÓN. "El Mundial 2026, la oportunidad única para la Selecta"

"Para el 2026, El Salvador arrancará como uno de los candidatos en las eliminatorias", afirma Gustavo Flores, editor de CANCHA

Por Gustavo Flores / Twitter @Gusflores21 |

Los jugadores de la Selecta celebran el gol que los tiene al frente ante Jamaica. Imagen de carácter ilustrativo y no comercial/ https://twitter.com/LaSelecta_SLV/status/1507138943954919431

Se terminaron las eliminatorias rumbo a Qatar 2022 y el resultado fue el esperado: El Salvador llegó hasta la octogonal pero quedó lejos de pelear por un lugar en el Mundial de Qatar.

A veces las sensaciones engañan y parece que Hugo Pérez hace un tiempo largo que está al frente de la Selecta. En realidad, está a punto de cumplir su primer año y el inicio de su proceso no varió demasiado en resultados con los de sus antecesores. Aunque hubo algunos cambios positivos y una nueva ilusión para gran parte de los aficionados. El proyecto está a punto de entrar en su momento cúlmine.

Para el 2026, El Salvador arrancará como uno de los candidatos en las eliminatorias. Suena extraño pero es así. Ahí no habrá excusas. La ecuación es simple, con México, EE.UU. y Canadá clasificados por ser locales, Concacaf anunció que serán tres plazas y dos repechajes para la zona. Es imposible no pensar en El Salvador entre esos cinco equipos. Si en esta eliminatoria, y con el nivel que mostró, quedó dos lugares abajo del repechaje, ¿cómo no ubicarlo entre los candidatos a lograr un lugar para el Mundial de Norteamérica. Costa Rica, Panamá, Jamaica, Honduras son los otros equipos en pugna si nos guiamos por esta reciente eliminatoria y por el ranking FIFA. Claro, nadie descarta que también se pueda meter alguna sorpresa como Guatemala, Haití o Curazao. La realidad marca que si no es el próximo mundial para la Selecta, ¿cuándo será?

Falta mucho y eso puede ser una ventaja, siempre y cuando se aproveche. Si no, se transformará en desventaja con los vecinos del área que también ven en este Mundial una oportunidad única. Se deberá respetar el trabajo y el proceso. No será válido que las intolerancias dirigenciales, que tanto daño le han hecho al fútbol salvadoreño, vuelvan a aparecer. Basta recordar el escándalo surgido antes del partido contra Canadá, cuando los dirigentes generaron absurdamente una rispidez inédita contra los jugadores cuando faltaban horas para un juego vital en la eliminatoria. Habrá que ver también que pasa en la Fesfut a partir de junio, con las elecciones y la renovación de la Junta Directiva.

Bryan Tamacas intenta controlar un balón durante el partido de la Selecta ante Costa Rica. Foto EDH / Jonatan Funes

Esta eliminatoria dejó la confirmación de que la clave son los puntos como local. Y allí falló largamente la Selecta. Solo 6 puntos de 21 posibles reflejaron una performance pobre que tuvo su punto más bajo en la derrota ante México. De visitante, se obtuvo una victoria histórica en Honduras, que deberá ser revalidada en el futuro.

Curiosamente el equipo fue de mayor a menor. Las sensaciones positivas que había dejado El Salvador en la Copa Oro con rivales de la jerarquía de Qatar o México –donde se le compitió de igual a igual, a diferencia de los dos partidos posteriores contra los aztecas- se fue desdibujando con el correr de los partidos en las eliminatorias. Sensaciones que tuvieron su correlación en el debut ante EE.UU., quizás el mejor partido de la Selecta en la octogonal.

Entre los grandes aciertos del cuerpo técnico hay que contar la llegada de jugadores no nacidos en El Salvador como Alex Roldán, Eriq Zavaleta y Enrico Dueñas, que marcaron diferencia. Fue tan rápida la adaptación que Roldán y Zavaleta con apenas un puñado de partidos se convirtieron en capitanes del equipo, además del ya histórico Darwin Cerén (Monterroza ni siquiera fue convocado en el final). Sin embargo, el fantasma de las lesiones sobrevoló la eliminatoria y generó dudas. Zavaleta, quien salió en el entretiempo del Azteca, estuvo disponible para los partidos del Galaxy (ayer estuvo en la banca) y Roldán, quien no estuvo en la triple ventana con la Selecta, jugó el sábado, y en buen nivel, los 90 minutos en el triunfo del Seattle Sounders ante Minnesota United ¿Secuela de las discusiones con Hugo Carrillo? Los protagonistas prefieren no hablar del tema. El caso de Enrico, con 21 años recién cumplidos, es especial: hubo partidos donde no brilló en su totalidad y tuvo errores, pero se nota que es un jugador distinto. La esperanza es que crezca en una liga competitiva como la Eridivisie y de allí aumente su aporte en la Azul. Otros legionarios no estuvieron a la altura, el caso de Walmer Martínez fue el más emblemático.

La liga salvadoreña aportó y mucho al equipo. Mario González (el mejor de la eliminatoria), Jairo Henríquez (inició desequilibrante y se fue desinflando, como el equipo), Bryan Tamacas (el jugador con más partidos de esta eliminatoria a nivel mundial), fueron los puntos altos. También la grata revelación de Bryan Landaverde y varios partidos de Ronald Rodríguez y Roberto Domínguez. Fue un equipo que acusó demasiado tener un plantel corto. En esta eliminatoria especial, con triples fechas, también quedó evidenciada la ventaja para los grandes equipos que pueden disponer de más jugadores de nivel sin resentir el funcionamiento.
El 2026 está ahí, esperando a la vuelta de la esquina.

VOLVER A PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Deportes El Salvador Fútbol Mundial De Fútbol Opinión Redes Sociales Selecta Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Sigue a CANCHA en

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad