×

Síguenos en

¡Que no falte el desayuno!

Para los estudiantes, la primera comida del día es importante a fin de tener un buen rendimiento. Hoy te compartimos tres recetas con las que los chicos irán a clases bien nutridos y llenos de energía.

Por Mireya Amaya

Ene 18, 2018- 16:09

Burritos de desayuno
Para cuatro burritos
Ingredientes:
4 tortillas de harina medianas calientes.
1-1 / 2 tazas de queso cheddar o mozzarella rallado.
4 tiras de tocino crujientes, picadas.
4 huevos.
Sal y pimienta al gusto.

Procedimiento
Calienta una sartén a fuego medio y vierte los huevos batidos con sal y pimienta. Cocina y revuelve hasta que los huevos se espesen y no quede ningún líquido. Retira del calor.
Coloca dos cucharadas de huevo en el centro de cada tortilla y espolvoréales queso y tocino. Enróllalos y sirve.

Los burritos de desayuno pueden ser una opción inteligente para comenzar el día porque incluyen una buena cantidad de proteínas. También puedes hacerlos más saludables usando tortillas de trigo integral, puedes omitir el tocino y sustituirlo por jamón de pavo y por supuesto agregar vegetales como champiñones, un toque de cebolla y pimientos, entre otros.

Deliciosas recetas con mozzarella

Molletes mexicanos


Para seis porciones
Ingredientes:
2 bollos de pan.
Una taza de frijoles fritos.
Una taza de queso cheddar y mozzarella combinados.
Una taza de salsa pico de gallo.

Procedimiento
Corta cada bolillo a la mitad, a lo largo. Engrasa una bandeja y dóralos ligeramente.
Mientras tanto, calienta los frijoles a fuego lento. Estos no deben de quedar líquidos.

Cuando esté tostado el pan, unta cada pieza con dos cucharadas de frijoles y colócales encima una buena capa de queso. Coloca en la bandeja y hornéalos por unos dos minutos o hasta que se derrita el queso. Sirve de inmediato acompañados con salsa pico de gallo.

Omelette de queso


Ingredientes:
2 huevos grandes.
Aceite de oliva para freír.
2 lascas de queso cheddar o mozzarella cortadas en cuadros pequeños.
Vegetales (opcional).

De vuelta a lo saludable

Procedimiento
Quiebra los huevos en un tazón, sazona con una pizca de sal y pimienta negra, luego bate bien con un tenedor hasta que se combinen por completo.

A fuego lento calienta una sartén antiadherente pequeña y agrega media cucharada de aceite, luego vierte cuidadosamente los huevos.

Inclina la sartén para que la mezcla de huevo se extienda de manera uniforme.
Cuando la tortilla de huevo comience a cocinarse y se endurezca, pero aún tenga un poco de huevo crudo encima, espolvoréale el queso. Si lo deseas también le puedes agregar vegetales en trozos.
Después toma una espátula, deslízala por los bordes de la tortilla y dóblala por la mitad.

Cuando empiece a dorarse por debajo, retira la sartén del fuego y desliza la tortilla en un plato. Puedes servirla con una ensalada de tomate y pan integral.

El omelette también es una gran idea para desayunar y lo mejor de todo es que puedes agregarle tus vegetales preferidos.

Tags Familia Gastronomía Recetas

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios