Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Zika, la nueva enfermedad que acecha a los salvadoreños

El zika representa un reto para el Ministerio de Salud, tomando en cuenta lo ocurrido con el chikunguña en 2014

Zika, la nueva enfermedad que acecha a los salvadoreños

Zika, la nueva enfermedad que acecha a los salvadoreños

Zika, la nueva enfermedad que acecha a los salvadoreños

El Salvador inició el periodo epidemiológico en el que aumenta la amenaza de que surja una epidemia de dengue y chikunguña, a lo que ahora se suma el virus zika.

El infectólogo Jorge Panameño consideró que en plena temporada de lluvia hay un común denominador para los tres problemas, que es el insecto transmisor, el Aedes aegypti.

Panameño manifestó que con el incremento de las lluvias suele haber un aumento de la densidad de la población de mosquitos, por lo que las autoridades del sistema de Salud deben incrementar las actividades de control del Aedes.

En el país 12 de cada cien casas tienen criaderos de zancudos, pero la cifra es superior en el departamento de San Salvador, donde el 24 por ciento de las viviendas tiene larvas de zancudos y en algunas comunidades de la capital como La Chacra, La Vega, pueden llegar al 50 por ciento, dijo ayer Rolando Masis, director de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud, en una entrevista.

Hasta finales de mayo, el Minsal reportaba 5,165 casos sospechosos de dengue y 865 confirmados, un número bastante inferior al reportado el año pasado en el mismo periodo. Con relación al chikunguña, se registran 10,739 personas con síntomas de la enfermedad.

Panameño expresó que si se logra disminuir la cantidad de zancudos, se logrará reducir el riesgo de un brote, sobre todo del zika, que siendo una enfermedad nueva, todos somos susceptibles a padecerla.

El 7 de mayo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó a los países miembros sobre el riesgo de la diseminación del virus en las Américas y llamó a tomar las medidas de prevención y detección de la enfermedad y prepararse para tratar a los pacientes.

Masis dijo que el zika es una preocupación adicional al dengue y chikunguña, pero afortunadamente, de las tres enfermedades el zika es el que causa menos estragos a la salud. 

Por su parte, Panameño expuso que si se toman las medidas apropiadas, la enfermedad no tendría que provocar problemas graves, pero si no, la infección encontrará en el país un terreno fértil para propagarse.

El infectólogo declaró que esperaría que las autoridades hayan aprendido la lección del chikunguña, en la que falló el sistema de vigilancia epidemiológica, para que no se repita.

Fue a finales de abril de 2014 que los pobladores de el cantón Zapote Abajo, en Ayutuxtepeque, comenzaron a presentar los síntomas del chikunguña, pero fue hasta finales de junio que el Minsal confirmó que se trataba de la infección.

"Fue una situación que lo hemos pagado muy caro, es una enfermedad de sufrimiento y tuvimos que lamentar alguna muerte asociada", declaró Panameño.

Gráfico
Leer más publicaciones en Calaméo

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación