Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Riesgo de epidemia del zika en el país, advierte médico

Infectólogo señala los riesgos de una epidemia del zika ante el elevado índice larvario que persiste en el país, que facilitaría la proliferación del virus. Médicos del sector privado reportaron meses antes casos sospechosos del virus. El directo

Los anteriores brotes de dengue y chikunguña han provocado miles de afectados en el país.

Los anteriores brotes de dengue y chikunguña han provocado miles de afectados en el país. | Foto por EDH

Los anteriores brotes de dengue y chikunguña han provocado miles de afectados en el país.

El Salvador enfrenta el riesgo de una posible epidemia del virus del zika si no logra controlar la proliferación del vector,  Aedes aegypti, y los posibles brotes que se registren de la enfermedad, advirtió el infectólogo particular, Iván Solano Leiva. 

La condiciones actuales del país, con un índice larvario del 11% a escala nacional, el hacinamiento poblacional y la necesidad de las personas de almacenar agua en depósitos ante la falta de un servicio regular pueden propiciar una epidemia de la enfermedad, similar a las registradas con los virus del dengue y chikunguña. 

“Existe una posibilidad sobretodo si no controlamos a los vectores. Siempre mantenemos niveles de infestación del 11% promedio a nivel nacional”, advirtió Solano Leiva. 

El índice larvario recomendado para lograr un control de las enfermedades transmitidas por el zancudo Aedes aegypti es de 4%. 

Hay zonas, como el departamento de San Salvador con índice que llega al 22%. 

El hacinamiento poblacional facilita que un zancudo infectado con el zika pueda picar a varias personas en un pequeño espacio, transmitiendo el virus. 

“En conclusión tenemos todas las condiciones adecuadas”, dijo el especialista. 

El infectólogo fue uno de los médicos particulares que advirtió, meses antes de que el Ministerio de Salud decidiera analizar muestras por zika, sobre la posible circulación del virus en el país. 

Salud confirmó la semana pasada tres pacientes con zika en el país. Las muestras resultaron positivas entre diez casos que decidieron analizar. 

Los casos positivos provienen de Jiquilisco y Concepción Batres, en Usulután, el tercer caso proviene de Tonacatepeque, en San Salvador. 

Pero Solano Leiva había identificado posibles casos desde abril. Uno de ellos se trataba de un joven de 17 años, originario del barrio San Jacinto, en la capital. 

El médico le realizó pruebas para el virus del dengue y chikunguña, pero ambas resultaron negativas. 

Debido que, a su juicio, era una alta sospecha de zika se comunicó con el Minsal para la realización de las pruebas, pero le dijeron que no contaban con los lineamientos de parte del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

“El ministerio volvió a actuar tarde y es preocupante que ante la probable entrada de otras enfermedades la respuesta vaya a ser demasiado tardía”, comentó Solano Leiva. 

Respecto al ingreso del nuevo virus al país, el director de Vigilancia Sanitaria del Minsal, Rolando Masis, reconoció  en una entrevista televisiva que hay preocupación. 

“Tenemos una preocupación relativa en el sentido de que el zika se describe como una enfermedad relativamente leve”, dijo Masis. 

Pero también señaló que deben reforzar la vigilancia sanitaria y la capacidad del país de diagnosticar la enfermedad. 

“Si bien es cierto muchos de los médicos nos estuvieron alertando de que había casos compatibles o diferentes de lo que normalmente estábamos viendo, teníamos que captar algo que se llama una muestra de fase aguda, una persona que en los primeros tres o cuatro días de enferma, en ese momento tomar la muestra de sangre para enviarla”, expuso Masis. 

El funcionario añadió que cuando los casos eran reportados ya habían pasado hasta seis días después de que la persona se había enfermado. 

Pero Solano Leiva rechazó el argumento y dijo que las muestras pueden tomarse hasta seis días después. 

Sobre los factores que señaló Solano Leiva, como la falta de acceso de un servicio de agua potable para toda la población, Masis dijo que el incremento de casos de dengue en La Unión y San Miguel podría estar relacionado a la sequía y a la necesidad que han tenido los habitantes de recolectar agua en depósitos.  

Ambos médicos acordaron que es necesario que toda la población participe en la eliminación de los criaderos de zancudos para no solo prevenir una proliferación del zika, sino también del dengue y chikunguña. 

Actualmente se reporta el deceso de cinco personas por dengue. 

Mario Gamero, presidente de la Asociación de Infectología, dijo que ha atendido varios niños con posibles síntomas de zika, pero ninguno ha requerido ser hospitalizado. 

Por el momento, además de la continuación de una alerta estratificada por dengue y chikunguña, Salud no ha presentado un lineamiento para actuar ante el zika.

Honduras en alerta

Ante la confirmación del virus del zika en Centroamérica, Honduras se declaró en alerta. Especialistas hondureños han recomendado reforzar la vigilancia sanitaria para evitar el ingreso del virus al país. Además de El Salvador, Guatemala también ha confirmado el virus. 

Síntomas del zika

A diferencia del dengue y chikunguña, el zika tiende a durar menos tiempo; entre tres a cuatro días. Se caracteriza por el enrojecimiento de ojos en el paciente, pero sin pus, rash en el cuerpo y malestar general. Las fiebres son más leves, así como el dolor de articulaciones. 

Síntomas del chik

El chikunguña se caracteriza por provocar fiebres, así como fuertes dolores de articulaciones y huesos al pacientes infectado. La enfermedad tiende a ser incapacitante, ya que la persona no puede movilizarse con facilidad. También produce dolores de cabeza y rash. 

Dengue es más mortal

De las tres enfermedades transmitidas por el zancudo Aedes aegypti, el dengue tiende a ser más mortal porque provoca hemorragias en los pacientes. Además existen cuatro tipos de virus del dengue por lo que las personas pueden infectarse varias veces.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación