Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plan Cáceres llegó a la Asamblea Legislativa sin mayores cambios

La propuesta entregada ayer no tiene cambios significativos con el material que ya había publicado en los medios.

Pensiones

El decreto entregado ayer confirma que el Gobierno busca abrir un nuevo instituto previsional que manejará un fondo público, el cual funcionará junto  a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), dando así vida a un sistema mixto. 

La reforma moverá primero buena parte de los ahorros que ya están guardados en las AFP. Según el cálculo, si alguien gana $700, significa que dos salarios mínimos son el 72% de sus ingresos. Así, el 72% de sus ahorros para pensiones entrarán a financiar el nuevo fondo público.

La cotización se mantiene en 13% del salario. Sin embargo, si uno gana menos de dos salarios mínimos ($504), se quedará toda en el fondo público. Si gana más, podrá seguir ahorrando un pequeño porcentaje adicional en las AFP. A cambio este fondo público el Gobierno ofrecerá una pensión mínima de $207.60. Pero el decreto especifica que este monto se cambiará cada año en base a dos criterios: los precios al consumidor y la disponibilidad de recursos del Estado.

La reforma también establece que cotizantes del anterior sistema público no podrán formar parte del nuevo sistema mixto. Los beneficios de pensionados en el ISSS e INPEP tampoco se modifican.

Por “solidaridad generacional” los ahorros y cotizaciones que entren al fondo público se usarán para pagar a los actuales pensionados, sin que estos reciban un beneficio menor. Es decir, la pensión de quienes trabajan en este momento será pagada por los trabajadores activos en el futuro.

El decreto también deja funcionando el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) lo que significa que el Gobierno lo seguirá usando para prestar los pocos ahorros que queden en las AFP y pagar pensiones del ISSS e INPEP. El fondo público, administrado por el Instituto Nacional de Pensiones, que se va a crear, recibirá los certificados que ya emitió el FOP. Es decir, controlará la deuda que el Estado ya tiene con los trabajadores.

La reforma también elimina la pensión adicional y vitalicia que recibían los primeros trabajadores que pasaron a las AFP. El beneficio sigue igual para quienes ya se pensionaron, quienes aún trabajan, pierden ese derecho.

Pese a todo, no hay medidas para mejorar la rentabilidad o incluir más personas en el sistema de pensiones.

Los puntos clave

1. Divide los ahorros actuales, cotizaciones y trabajadores

Quienes ganen menos de dos salarios mínimos (unos $504) cotizarán solo al fondo público y todos sus ahorros irán a ese pilar. Quien gane más cotizará $504 en el fondo público y el resto en las AFP.

2. El fondo público pagará pensión mínima a todos

Este fondo ofrecerá $207.60 a todos los cotizantes, pero dicha pensión puede ajustarse cada año según el dinero disponible del Estado. Además no dará seguro de vida, como sí lo hacen las AFP.

3. Futuros trabajadores pagarán a cotizantes actuales

Por “solidaridad intergeneracional” las cotizaciones de ahora pagarán a los jubilados actuales. Es decir, el dinero se usará y no gana rentabilidad. Cuando un cotizante de hoy se jubile, los trabajadores de entonces pagarán su pensión mínima.

4. Reduce el ahorro de las cuentas individuales

Si el trabajador gana, por ejemplo, 20 % más que $504, solo ese porcentaje ahorrará en una AFP. Si ahora ahorra $100, ya solo podrá ahorrar $20. Obviamente su rentabilidad será menor.

5. Sin mayores cambios en inversión de ahorros

Aunque deja invertir en proyectos inmobiliarios y permite hasta un 20% en inversión extranjera, las AFP aún tendrán invertidos el 80% de los ahorros que queden en entidades del Estado.

6. Se eliminará la deuda con los trabajadores actuales

Casi $5 mil millones debe el Estado a los cotizantes de las AFP. Los títulos de esa deuda se devolverán al Gobierno al pasar los ahorros. Como el fisco no puede deberse a sí mismo, la deuda se borra. Además la ley deja vivo al Fideicomiso que permite usar ahorros de AFP para pagar pensiones del ISSS e INPEP.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación