Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El país tiene baja inversión en salud

La OPS sugiere aumentar la inversión en salud y articular las prestaciones de las instituciones El gasto público destinado a salud es del 2.4 por ciento del PIB El Minsal dice que con más recursos pueden mejorar atención

Farmacia central del hospital Rosales, el principal centro de referencia del país . Foto EDH/RenÉ quintanilla

Farmacia central del hospital Rosales, el principal centro de referencia del país . Foto EDH/RenÉ quintanilla

Farmacia central del hospital Rosales, el principal centro de referencia del país . Foto EDH/RenÉ quintanilla

Para mejorar los servicios de atención en salud, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) considera que los países en la región deben tener al menos un gasto público en esa área, del seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). El Salvador está lejos de eso.

Eduardo Espinoza, viceministro de Políticas de Salud, manifestó que en el país la asignación es del 2.4 por ciento del PIB, es decir que hay una brecha de 3.6 puntos, pese a que el gobierno anterior se comprometió elevarlo al cinco por ciento.

"Hay un margen donde todavía es posible mejorar en buena medida, sobre todo, por ejemplo, para cubrir la brecha de medicamentos", dijo Espinoza.

La recomendación forma parte del documento "Estrategia para la Cobertura Universal de Salud", que será presentado en octubre de este año ante el Consejo Directivo de la OPS y en el que participan los países de la región de las Américas.

La OPS sugiere aumentar y mejorar el financiamiento y eliminar el gasto público.

José Ruales, representante de la OPS en El Salvador, dijo que el gasto de bolsillo y el pago de atención pueden ser restrictivos y demorar la atención por la falta de capacidad económica de la familias.

"El Salvador ha logrado un incremento que no es, desde nuestro punto de vista, suficiente para lograr la sostenibilidad de la atención de salud", expresó Ruales.

El viceministro Espinoza expuso que aumentar la inversión en salud pública tiene que ver con una política gubernamental más amplia en la que interviene una reforma fiscal, una redistribución de las prioridades presupuestarias a nivel nacional y redireccionar los fondos que se asignan al presupuesto.

El representante de la OPS declaró que no solo es necesario mejorar el financiamiento, sino reducir la segmentación de servicios que existen.

En el país está el sector público financiado con fondos del gobierno, el Seguro Social que recibe dinero de los patronos, trabajadores y gobierno, además Bienestar Magisterial, Sanidad Militar, Fosalud y el sector Privado.

"Estas formas de gasto pueden ser articuladas, mancomunadas para ser más eficiente el gasto, estas formas están duplicando muchas veces los mismos servicios, las mismas ofertas", añadió Ruales.

El representante de la OPS opina que deben buscarse formas de articular las prestaciones entre las instituciones.

Añade que estas condiciones generan ineficiencia de la gestión de financiamiento y que hay que trabajar en aumentar el presupuesto y ser eficientes en el uso de los recursos.

No disponer del seis por ciento del PIB en gasto de salud puede producir problemas de acceso, especialmente a tratamientos de mayor costo, reducir la calidad de atención y la inversión en el mantenimiento de equipo.

"No es que sea una receta específica que con ese porcentaje se va a solucionar el problema de salud, hay países que tienen cuatro veces esto como Estados Unidos y no necesariamente tiene una cobertura universal", acotó Ruales.

El documento que está en etapa de consulta incluye la ampliación al acceso de los servicios de salud y la elaboración de políticas.

Espinoza manifestó que en el país hay avances importantes como la eliminación total de las cuotas voluntarias, la instalación de los Equipos Comunitarios de Salud (Ecos) en las zonas rurales, la creación de políticas como la de lactancia materna y salud sexual y reproductiva.

Espinoza agregó que en julio y agosto se formulará un plan de adaptación de los Ecos a la zona urbana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación