Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Interpartidaria sin definir cómo financiar planes de seguridad

Comisión-interpartidaria

Reunión de la comisión interpartidaria en septiembre de 2015. | Foto por ARchivo

Mientras el gobierno insiste en la necesidad de crear nuevos impuestos, incluyendo la posibilidad de gravar las telecomunicaciones y hasta los combustibles, la comisión interpartidaria aún no logra construir un acuerdo para tener claro cual será el mecanismo con el que se financiarán los planes gubernamentales de seguridad pública, sobre todo los contemplados en el plan “El Salvador Seguro”.

Pese a ello, en la última reunión interpartidaria se tomó la decisión de crear un fondo de $120 millones aunque continúa la duda de cómo lograr esta cifra porque no está contemplada en el proyecto de presupuesto 2016 ni en otros refuerzos financieros.

Esta decisión, según el delegado del PDC, Rodolfo Parker, contó con el apoyo de todos los partidos políticos porque va destinada para el plan “El Salvador Seguro” aunque no se definió la vía de financimiento, en lo que el FMLN insiste en crear nuevos tributos mientras que ARENA ve más importante la apuesta por reducir el gasto corriente y el endeudamiento.

“Nosotros sabemos que los planes se pueden entrampar si no hay recursos, hay que crear presupuestos extraordinarios  pero también hay que recaudar y manejar un fondo que permita sostener lo que está solicitando el gobierno”, consideró el también secretario general pedecista.

Al respecto el secretario general del FMLN, Medardo González, insistió que la única forma de apoyar la seguridad es a través de “contribuciones especiales” y criticó el rol del principal partido de oposición por enfrentar sin razón a los planes del gobierno.

“ARENA está cerrada, esta siguiendo un plan de debilitar y frenar al gobierno oponiéndose a todo lo que estamos planteando, hay que buscar más fondos para la seguridad si se quiere frenar este fenómeno, apoyando a la policía con armamento, equipos, uniformes”, recordó González.

Sin embargo, la diputada de ARENA, Milena Calderón, dijo que con los $120 millones ya definidos como un fondo  “se tiene más claridad” ante el manejo de fondos para la seguridad y que no se debe de castigar a la ciudadanía con nuevos impuestos porque existen “suficientes mecanismos de recaudación” los cuales deberían de ser mejor aprovechados por las autoridades de gobierno.

“Nosotros no nos oponemos sin fundamento, lo hacemos porque no se debe de castigar a la clase media y a los trabajadores con más impuestos. El ministro (de Hacienda) debería de recortar el gasto y buscar más dinero con los evasores pero acorde a la ley y respetando el debido proceso, no haciendo persecución política”, valoró la parlamentaria.

La decisión de crear el fondo  surge luego de que el director de la Policía Nacional Civil, comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, expuso a los dirigentes políticos las necesidades que hay para la implementación del programa “El Salvador Seguro” y otras medidas complementarias que el gobierno busca ejecutar en los municipios con mayor índice de violencia.

“Se nos expuso sobre la dificultad que tienen varias unidades policiales para poder enfrentar la delincuencia, sobre todo porque les hace falta equipo, armas y otros insumos para realizar su trabajo”, confirmó Rodolfo Parker.

Por su parte el secretario de comunicaciones del gobierno, Eugenio Chicas, aclaró que la propuesta del gobierno de nuevos impuestos sigue enfocada en los servicios de telecomunicaciones porque “no afecta la canasta básica fundamental”. Incluso negó que se vaya a gravar con $0.20 cada galón de gasolina.

“Cada una de las fuerzas políticas deben de ser responsables para definir el financiamiento para la seguridad. Vemos que el debate sobre cómo conseguir más dinero se ha retrasado y que también la Sala de lo Constitucional no define la situación de los $900 millones en deuda que no se pueden emitir”, subrayó Chicas.

No obstante, tanto Parker como Calderón coincidieron que en la interpartidaria se tocó el tema del posible impuesto a los combustibles, aunque como una alternativa a la aprobación de la “contribución especial” a la telefonía.

“Este punto se ha estado analizando en la interpartidaria pero tampoco hay acuerdo, es complicado hablar de nuevos impuestos pero sabemos de la necesidad del gobierno de tener más fondos”, finalizó Parker.

Se prevé que la comisión se reúna la próxima a semana para definir cuál propuesta se llevará a la Asamblea Legislativa para su aprobación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación