Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Francisco López, experto consultor en cooperación:

“Se debe revitalizar el Consejo de Seguridad”

Indicó que el Consejo debe ser un instrumento para bajar índices de criminalidad.

Francisco López considera que es importante ver al consejo como un instrumento que pueda disminuir la violencia. Foto EDH / William Martínez

De acuerdo al experto el país atraviesa una situación en donde “o nos ayudamos mutuamente o nos hundimos juntos”. | Foto por William Martínez

Francisco López considera que es importante ver al consejo como un instrumento que pueda disminuir la violencia. Foto EDH / William Martínez

Ante la constante ola de violencia que abate a El Salvador, es necesario que instancias como el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) puedan servir como un canal para mejorar la cooperación internacional, especialmente porque dicho Consejo integra a organismos internacionales como la OEA, USAID, AECID, PNUD, UE, entre otros.

Francisco López, consultor independiente, asesora a uno de los miembros del Consejo, en una entrevista con este medio indicó que es importante darle un nuevo impulso a esta instancia, debido a que debe ser visto como un instrumento fundamental para bajar los índices de criminalidad, pero también un canal que puede ayudar a que la cooperación internacional sea más productiva.

No obstante, López hace hincapié en que realmente, no existe “una receta ni varita mágica” para hacer frente a este tipo de tragedia social que experimenta el país. Sin embargo, se le debe apostar a un Consejo de este tipo, tomando en cuenta que si fracasa, sería por segunda vez, lo que implicaría para el país un “golpe definitivo”.

Para esto el consultor vertió algunas recomendaciones que ayudaría a mejorar el clima de seguridad El Salvador, en buena medida mencionó que este es “el tiempo de la iglesia”; con esto se refiere a que sean los líderes religiosos en las comunidades los que ayuden y aporten a mediar soluciones a esta problemática.

López explicó que estos “micro líderes” de distintas comunidades pueden canalizar su apoyo a través de instituciones como el Consejo de Seguridad.

De igual manera expresó lo mismo sobre las universidades, o más bien, el “gremio de universidades”, las que puedan brindar investigaciones científicas a un problema complejo como lo es la violencia en el país.

El consultor considera que este es un esfuerzo nacional, “hecho por y para salvadoreños, y si fuera el caso, con la colaboración de aquellos organismos internacionales como los que están participando en el seno del Consejo: Naciones Unidas, Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea”.

Mejorar la gestión operativa del Consejo  

Más allá de todo esto, es su recomendación que el Consejo pueda revitalizarse internamente, y que se cambie el enfoque de este. “Las conversaciones tienen que ser más ágiles, los tiempos de intervención más breves”, apuntó.

De hecho, enfatizó en que durante las reuniones hay personas que hablan demasiado y toman protagonismo de los temas, cuando se trata de brindar “remedios y soluciones concretas para un problema determinado”.

“Me atrevería a sugerir que se revitalizaran las mesas temáticas y cada vez que surgiera un problema o asunto a tratar, se diera prioridad a la mesa en cuestión, (así) la mesa emitiera una opinión técnica y después se validara o no en el seno del Consejo”, agregó.

La preocupación que postula el experto es que el país atraviesa una situación en donde “o nos ayudamos mutuamente o nos hundimos juntos”, explicando de esta forma en que debe haber menos polarización por parte de los actores que forman parte del Consejo para que se pueda solucionar el problema. Es así como aplica el viejo refrán de “si no es por amor que sea por interés”.

La violencia está generando otro severo problema, y es que el país está exportando a sus mejores elementos, “los jóvenes se van y no contribuyen para el bienestar del país, ¿quién será capaz de mantener a la parte de la sociedad que ha envejecido?”.

Los acuerdos de paz 2.0

Francisco López estipula que para hacer frente a la situación debe haber voluntad política, sin embargo, considera que para lograr esto en un país se necesita que “los principales actores o partidos políticos decidan dejar de lado sus discusiones internas y se pongan serios, superando la visión política y accedan a una visión de estado”.

Es ante esto que se recomienda un nuevo acuerdo de paz entre los principales actores del país. “Con todo respeto, me parece que, a lo mejor, ha llegado el momento de superar el antiguo acuerdo, tal vez ha llegado el momento de que El Salvador, como sociedad realice un esfuerzo de reacción, de nuevos acuerdos de paz”, añadió.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación