Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Conoce las tres opciones en el sistema de pensiones

AFP

Las AFP insisten en que dicho sistema es sostenible porque cada trabajador es dueño de sus ahorros y de su futura pensión. | Foto por elsalv


Sistema privado.

Es el sistema  vigente en El Salvador desde 1998 y que es administrado por dos empresas privadas del  país. Los cotizantes ahorran ese dinero todos los meses y las AFP lo invierten en diferentes instrumentos financieros para que ganen rentabilidad (intereses) y el dinero se multiplique. 
Ventajas:
* El dinero está en cuentas individuales, así como en un banco privado. La única diferencia es que no se puede sacar si no hasta cuando se cumplan los requisitos de jubilación. El dinero es invertido en el mercado bursátil y gana intereses.   
Desventajas:
* El manejo del dinero está limitado por leyes que le dicen a las AFP dónde invertir y dónde no. Esto ha impedido que el dinero de los ahorrantes crezca. Además el número de cotizantes no crece por el desempleo.

Sistema de reparto o público.

Este sistema previsional fue derogado en 1998 después que su balance financiero colapsara: las jubilaciones que entregaba el INPEP y el ISSS eran mayores que las cotizaciones que recibía y el dinero comenzó a terminarse de a poco. El dinero era administrado por el Gobierno y no generaba rentabilidad.
Ventajas:
* Los jubilados de este sistema recibían pensiones muy jugosas a pesar de que sus cotizaciones eran muy bajas y le generó un déficit millonario al Gobierno.
Desventajas:
* El dinero era administrado por el Gobierno, quien tenía que invertirlo en actividades financieras rentables. Sin embargo, las administraciones del INPEP y el ISSS utilizaban el dinero para sus necesidades institucionales y no había control de los instrumentos en los que se invertía ni si el dinero lograba multiplicarse con más tasas de interés. Además, como el dinero iba al fondo general de la nación, no había control de su uso. 

Sistema mixto. 

El Salvador nunca ha tenido un sistema similar, pero de llegar a concretarse, significaría que el Gobierno administraría parcialmente el uso de los fondos de pensiones y el otro se lo dejaría a las AFP. En otros países, se ha establecido un sistema mixto, pero han sido los trabajadores los que han decidido con qué sistema cotizar.
Ventajas:
* De acuerdo a declaraciones del Gobierno, un sistema mixto le garantizaría a los trabajadores una pensión mínima de por vida, pues los ingresos que percibiría el Estado serían para costear la pensión mínima cuando se acabe el dinero de las AFP.
Desventajas:
* El Gobierno asume parcialmente una nueva deuda a futuro pues al recibir dinero de los trabajadores de hoy también se compromete a pagarlo más adelante, cuando éstos se jubilen. Se ha calculado que al menos unos $4,000 millones que han ahorrado los trabajadores hasta el día de hoy pasarían a manos del Gobierno.
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación