Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Macri reclamará a Maduro que libere a presos políticos

Ambos gobernantes se verán hoy en la cumbre del Mercosur 

Mauricio Macri

El mandatario Mauricio Macri durante su intervención en la Conferencia Industrial Argentina, en Buenos Aires.  | Foto por Agencia EFE

El mandatario Mauricio Macri durante su intervención en la Conferencia Industrial Argentina, en Buenos Aires. 

BUENOS AIRES. El presidente argentino Mauricio Macri debutará hoy ante un escenario internacional con un pedido explícito a favor de que se liberen a los presos políticos y se respeten los derechos humanos en Venezuela.  

Macri llevará estas dos demandas a la cumbre de jefes de Estado del Mercosur que se celebrará hoy en Asunción, de la que participará el gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro.

Según indicaron a medios argentinos fuentes diplomáticas familiarizadas con la cumbre, los lineamientos de la posición de Macri serán dados a conocer en la capital paraguaya por la canciller Susana Malcorra, que se anticipará a la delegación oficial que arribará un día después.

Puede decirse que Macri pedirá la liberación de los presos políticos en Venezuela -la oposición sostiene que son 75, entre ellos el dirigente opositor Leopoldo López- y pedirá que Caracas adhiera al protocolo de Derechos Humanos del Mercosur, que se ha negado a firmar. 

La cumbre tratará además cuestiones vinculadas a las trabas comerciales -la Argentina acaba de anunciar que liberará las importaciones- y el demorado acuerdo con la UE.

Será la primera cumbre regional en la que la Argentina se correrá del llamado eje bolivariano que integraba junto a la Venezuela y Brasil desde épocas de Chávez y Lula. Ninguno de los tres países es igual al de hace una década.

Para la cumbre se espera, además, la asistencia de los presidentes Tabaré Vázquez (Uruguay), Dilma Rousseff (Brasil), Evo Morales (de Bolivia, país en trámite de adhesión a Mercosur) y Michelle Bachelet (Chile, Estado asociado al bloque).

Macri había moderado su posición en favor de suspender a Venezuela del bloque regional -mediante la aplicación de la llamada cláusula democrática- después del contundente triunfo de la oposición en las elecciones legislativas del domingo pasado, que les aseguró el control de la Asamblea nacional después de más 15 años de régimen chavista.

Algunos análisis especularon con que Macri habría revisado su postura tras la visita que le hizo a la presidenta Rousseff en Brasilia, días antes de su asunción.   

Sin embargo, la respuesta del régimen ante la derrota ha obligado al gobierno a rever el escenario venezolano. El 5 de enero deberá conformarse la nueva Asamblea Nacional, dominada en sus dos terceras partes por la oposición. El oficialismo, hasta ahora hegemónico allí, ha propuesto virtualmente abandonar ese ámbito: Maduro anunció la creación de un inédito Parlamento Comunal (o paralelo) con el que buscará limitar el poder que la Constitución reconoce sólo a la Asamblea.

El Parlamento Comunal, que fue puesto en funciones por el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, es para algunos análisis parte de una estrategia que apunta a no reconocer la abrumadora victoria de la oposición.

Ante este escenario, el gobierno argentino buscará presionar a Venezuela para que adhiera formalmente al llamado protocolo por los Derechos Humanos del que se cumple este año el décimo aniversario de su aprobación, también en Asunción.

La adhesión al protocolo consagra “la plena vigencia de las instituciones democráticas y el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales” en y por cada uno de los países miembros del Mercosur.

El giro en la relación con Venezuela supuso roces. Maduro había llamado a Macri “burgués de elite” y la canciller venezolana Delcy Rodríguez cuestionó la “persistente injerencia” de su par Malcorra en asuntos internos de su país.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación