Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Italia manda a prisión a 11 pandilleros salvadoreños

Autoridades desbarataron al grupo delictivo en una redada, donde también hay italianos

Detnidos

La Policía italiana detuvo hoy a quince miembros de la banda latina "Barrio 18", acusados de asociación ilícita, intento de asesinato, robo con violencia y tráfico de drogas, además de tenencia ilícita de armas. 

Fuentes del cuerpo policial informaron a Efe de que, en total, once de los detenidos son de nacionalidad salvadoreña, dos italianos, un peruano y un ecuatoriano. 

Catorce de ellos han sido trasladados a prisión y uno, el ecuatoriano, permanece en arresto domiciliario. 

Los hechos violentos por los que están acusados tuvieron lugar en Milán (norte de Italia) entre enero y octubre de 2014. 

La operación comenzó esta mañana y en ella participaron decenas de agentes de la brigada móvil de la capital lombarda, que siguieron la orden de detención del juez Paolo Guidi, a petición del fiscal Enrico Pavone. 

"Entre las características de la banda figuran una rígida jerarquía con un código de obediencia aplicado con violencia, un rito de afiliación constituido por pruebas de grupo y expediciones punitivas con cuchillos, machetes y armas de fuego para reconocer los tatuajes", informó la Policía en un comunicado. 

Añadió que la banda contaba con una financiación común alimentada por los fondos que los supuestos delincuentes obtenían del tráfico de drogas y delitos contra la propiedad. 

Durante la investigación, la Policía ha confiscado cuchillos, pistolas y machetes. 

Este tipo de bandas criminales están muy activas sobre todo en el norte de Italia, donde protagonizan peleas con grupos rivales y toda clase de altercados. 

Es el caso que ocurrió el pasado junio, cuando un joven ecuatoriano y otro salvadoreño, de 19 y 20 años, fueron detenidos por agredir con un machete a dos revisores del tren en el que viajan

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación