¿Los termómetros digitales matan las neuronas? Especialistas responden

Debido al rumor difundido en redes sociales sobre el supuesto daño que causan los termómetros infrarrojos, muchas personan temen que les tomen la temperatura con estos aparatos.

Por Kenya Henríquez

Jul 22, 2020- 09:40

El uso de los termómetros infrarrojos aumentó a causa de la pandemia. Como la fiebre es uno de los principales síntomas de la COVID-19, estos aparatos se convirtieron en una necesidad en sitios públicos para medir la temperatura corporal sin contacto físico y, de esa forma, evitar el contagio del virus y reducir su propagación.

Sin embargo, debido a una información falsa que circuló en redes sociales sobre el presunto riesgo de este dispositivo, algunos usuarios tuvieron dudas sobre su uso, ya que el mensaje difundido era que, al apuntarlos a la cabeza, los termómetros infrarrojos eliminaban las neuronas.

Hace unos días, se difundió a través de WhatsApp un audio en el que un supuesto doctor sostenía que colocar este aparato en la cabeza “mataba hasta 1,000 neuronas” en cada uso y que ocasionaba “un sinnúmero de alteraciones” al sistema nervioso central.

Mascarillas: cuáles, cuándo y cómo usarlas durante esta pandemia del COVID-19

Debido a esto, muchas personas se preguntan si deben dejar que les tomen la temperatura con este aparato en la frente, mientras que otras toman la decisión de solicitar que lo hagan en el brazo, porque era una de las recomendaciones de la nota de voz.

Ante estas dudas, varios profesionales en todo el mundo desmintieron que estos termómetros causaran daños en el cerebro; de hecho, explican que este dispositivo no emite energía sino que la recibe.

Por ejemplo, el médico neurólogo uruguayo, Federico Preve, manifestó que los termómetros infrarrojos son seguros y que deben utilizarse durante este período de pandemia.

“No hay ninguna investigación que demuestre que este tipo de dispositivos de recepción de infrarrojos genere daños ni neurológicos ni en ningún otro tejido del cuerpo humano”, agregó.

María Vaccarezza, neuróloga infantil en Buenos Aires, Argentina, comentó durante una entrevista que “no hay ninguna investigación que advierta sobre efectos adversos de estos termómetros. Hay que mirar siempre los artículos médicos para estas cuestiones, no guiarse por rumores que circulan”.

Por su parte, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) explica que estos aparatos contribuyen a evitar el riesgo de contaminación cruzada y minimiza la propagación de la enfermedad ya que no tiene contacto con la persona. Las instrucciones generales de uso, tampoco mencionan el riesgo de daño neurológico ni de otro tipo.

Aunque estos termómetros, en ocasiones, presentan lecturas con un pequeño margen de error, no son dañinos para la salud, porque solo miden la luz infrarroja; es decir, que hacen una lectura sobre la piel con un sensor pasivo que no emite energía o radiaciones láser.

Ahora que ya sabes cómo funcionan los termómetros infrarrojos y que los especialistas aclaran que no causan daños neurológicos, podrás estar tranquilo cuando te tomen la temperatura en los supermercados, farmacias, bancos y otros establecimientos que cumplen con sus medidas de protección y control por la pandemia.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad