¡Inclúyelos en tu dieta! 4 alimentos que te protegen de las enfermedades respiratorias

Catarro, gripe, neumonía y últimamente COVID-19. Cuando se aproximan las dolencias respiratorias de origen vírico o bacteriano, es más importante que nunca reforzar las defensas orgánicas con una alimentación rica en inmunonutrientes.

Foto Por EDH-Shutterstock

Por Sara Castro / Agencias

Nov 01, 2020- 05:45

Una nueva ola de casos de COVID-19 ha llegado a Europa y otros países del mundo, provocando, una vez más, medidas drásticas para evitar la propagación, como el confinamiento. Sí, el virus es nuevo y faltan muchos estudios e investigaciones para conocerlo mejor, pero nunca estará demás fortalecer el sistema inmunológico para combatirlo.

Esa compleja red de células es la que protege al ser humano de infecciones, como bacterias y virus. Cuando existe una reacción bien organizada el cuerpo destruirá esos organismos que invaden. Pero si este sistema no está fortalecido poco podrá luchar contra esos microbios.

Ya es sabido por muchos que una buena alimentación es clave para que el sistema inmunológico, y el cuerpo en general, esté fortalecido y afronte en mejores condiciones los embates de las enfermedades, sobre todo, las respiratorios, a las que ahora se suma el SARS-CoV-2.

Te puede interesar: ¿Eres cuidador de niños y adultos mayores? Así es como puedes mejorar su salud inmunológica

Limones, naranjas, mandarinas, son las frutas que siempre han estado asociadas a reducir los síntomas de los refriados o gripes por su alto contenido en vitamina C, pero los médicos y científicos han comprobado a través de muchos estudios que “esta molécula no le hace ni cosquillas ni al virus del resfriado ni al de la gripe. Es decir, ni acorta la duración de las infecciones del tracto respiratorio superior ni reduce sus síntomas”. Pero existen otros alimentos que pueden ayudar de manera natural en estas funciones protectoras.

“Desde el punto de vista de la nutrición, nutrir consiste en proporcionar calorías, lípidos, proteínas y otros nutrientes al organismo para mantener un adecuado funcionamiento y estado de salud”, señaló Estefanía Ramo, nutricionista y tecnóloga de Alimentos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Explica que de este modo, “nutriente” es el componente presente en los alimentos, asimilado por el organismo y utilizado para obtener energía, reparar tejidos y regular procesos metabólicos.

“Si además de proporcionar los beneficios anteriores, el nutriente es capaz de influir en el sistema inmune entonces podría denominarse ‘inmunonutriente’”, señaló la experta.

Conoce cuatro alimentos que pueden ayudar a contrarrestar enfermedades respiratorias:

Salmón, la protección que llega del mar

“Este pescado contiene ácidos grasos omega 3, que ayudan a reforzar el sistema inmunitario y también vitaminas del grupo B (B2, B3, B6, B9, B12), que cumplen funciones reguladoras de la respuesta inmunitaria de nuestro organismo frente a posibles ataques externos de virus y bacterias”, explicaron Ramo y Bravo. También contiene hierro, un mineral cuyo déficit en el organismo afecta a la correcta función de las defensas orgánicas, deprimiendo, principalmente, determinados aspectos y funciones celulares, como la secreción de unas proteínas inmunitarias llamadas citoquinas. La deficiencia de hierro también ha sido relacionada con una mayor sensibilidad a las sustancias capaces de producir estrés oxidativo (un proceso que provoca daño celular), así como con una mayor incidencia de enfermedades gastrointestinales y respiratorias. Ramo y Bravo recomiendan tomar el salmón “en las cenas, a la plancha, al horno, a la parrilla acompañado de verdura (de hoja verde, como las espinacas) o en forma de ‘tartar’ (crudo) con aguacate”.

El salmón contiene ácidos grasos omega 3, que ayudan a reforzar el sistema inmunitario y también vitaminas del grupo B. Foto EDH / Unsplash.com @carolineattwood

Espinaca, fuerza verde contra la infección

Las espinacas son hortalizas de hoja verde, ricas en cobre, hierro y zinc. Son grandes aliadas del sistema inmunitario, según los nutricionistas. Se aconseja comerlas como guarnición en comidas y cenas acompañando a alguna carne magra o pescado azul, en crudo o como complemento de ensaladas, para aprovechar al máximo su potencial nutritivo. Esta hoja contiene abundantes nutrientes, a la vez aporta pocas calorías. Puede ser una alternativa a la lechuga de la ensalada y la recomendación es incluirla regularmente dentro de un modelo de alimentación variado y sano.

Foto EDH / Unsplash.com

Lee: No solo los animales están en peligro de extinción, conoce los 6 alimentos que podrían desaparecer

Kéfir, barrera láctea contra los gérmenes

Esta leche fermentada rica en bacterias y levaduras probióticas, así denominadas porque contienen microorganismos vivos que aportan beneficios para el organismo, es rica en vitaminas D y A, que favorecen la actividad inmunitaria mediante diversos mecanismos. Se destacan en particular una cepa probiótica que es específica del kéfir y se llama Lactobacillus Kefiri, la cual ayuda al organismo a defenderse contra bacterias dañinas como la salmonella y la E. Coli. “Esta cepa bacteriana, junto con otras, ayuda a modular el sistema inmunitario e inhibe el crecimiento de bacterias dañinas”, destacaron los expertos españoles. La mejor forma de incluir el kéfir en la alimentación semanal es en desayunos, comidas de media mañana y meriendas, solo o acompañado de fruta.

Foto EDH / Unsplash.com

Almendras, dulces aliadas de la inmunidad

“Las almendras son ricas en minerales como el cobre, que puede contribuir en la respuesta antimicrobiana de los macrófagos; y el selenio, esencial para una respuesta correcta, tanto del sistema inmunitario innato como del adquirido”, señaló Bravo. Además de hierro, este fruto seco contiene zinc, un mineral que ejerce una multitud de efectos sobre numerosos tipos de células inmunitarias, y tiene un efecto directo sobre el número y la función de los macrófagos. Los expertos del IMEO recomiendan incorporarlas a la dieta “como ingrediente en ensaladas o como alternativa a las comidas de media mañana o la merienda, siendo la mejor forma de consumirlas crudas o ligeramente tostadas”.

Foto EDH / Unsplash.com @remiyuan

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones