POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

FOTOS: ¿Puede la moda ser un vehículo de libertad personal?

El vestuario nos ayuda a construir nuestra identidad de lo personal a lo colectivo. Revista Mujeres preparó este editorial para celebrar el trabajo de los diseñadores de moda nacionales que —con su habilidad para dar nuevo significado a los tejidos— contribuyen a transformar los conceptos que forman a nuestra sociedad.

Por Walu Hernández | Sep 20, 2021- 11:44

Fotografías: Roberto Molina. Modelo: Andrea Robin. Estilismo: Walu Hernández. Maquillaje y peinado: Ricky Mina. Asistente de fotografía: Thomas Hernández

El primer lenguaje que se ha usado desde siempre para comunicarse es el de la indumentaria. Antes de hablar, con tan solo su aspecto cualquier persona está comunicando su sexo, su edad y su clase social así como, muy posiblemente, su profesión, su personalidad, sus opiniones, sus gustos, sus deseos sexuales y su estado emocional de aquel preciso momento. Puede que no se pueda expresar con palabras lo que se está viendo, pero sí se registra inconscientemente toda la información recibida, así lo plantea la escritora Alison Lurie en su libro “El lenguaje de la moda”. Una interpretación de las formas de vestir.

Este vocabulario de la indumentaria no solo está formado por prendas de vestir, sino también por peinados, complementos, joyas, maquillaje y adornos corporales.

La semiótica también ha prestado atención a la moda, sintiendo la necesidad de comprender su significado y sus procesos. Aunque los estudios semióticos sean recientes, la dimensión comunicativa de la moda siempre se ha reconocido. El paso de la semiótica a la construcción del texto es inmediato. La oración es creada por todo aquello que mostramos al otro.

TE PUEDE INTERESAR: Internautas cuestionan el papel de los “influencer” ante la crisis que atraviesa el país

Sombreros tejidos en fibras naturales, de Maitaporá. Fotografías: Roberto Molina. Modelo: Andrea Robin. Estilismo: Walu Hernández. Maquillaje y peinado: Ricky Mina. Asistente de fotografía: Thomas Hernández

Lurie cita a Umberto Eco reafirmando que: quien haya metido mano a los problemas actuales de la semiología, ya no puede hacerse el nudo de la corbata por la mañana delante de un espejo sin tener la sensación de realizar una auténtica elección ideológica o, al menos, de ofrecer un mensaje, una carta abierta a los transeúntes y a todos aquellos con los que se encontrará durante la jornada.

Cuando elegimos o compramos ropa nos estamos definiendo y describiendo a nosotros mismos. Por supuesto, hay que tener en cuenta factores como la comodidad, la resistencia, la disponibilidad y el precio, especialmente en el caso de personas con el guardarropa limitado. También hay prendas tabú para ciertas personas —como un vestido de mujer para un hombre— que no se pondrían bajo ninguna circunstancia.

TAMBIÉN LEE: Brutto: una experiencia gastronómica vibrante para tus sentidos

Camiseta mesh, de Siete Clothing; pantalones de satén con aplicaciones, de Geraldine García. Fotografías: Roberto Molina. Modelo: Andrea Robin. Estilismo: Walu Hernández. Maquillaje y peinado: Ricky Mina. Asistente de fotografía: Thomas Hernández

“Es imposible no mirarse al espejo a la hora de vestirse o desvestirse. El espejo es nuestro cómplice. Queremos recibir la confirmación de la propia capacidad de atraer e impresionar a los demás. En realidad, la belleza nunca es plenamente satisfactoria: es esencialmente frágil, precaria”, afirma Nicola Squicciarino en su libro “El vestido habla: consideraciones psicosociológicas sobre la indumentaria”.

Los autores citados anteriormente concuerdan en que la vestimenta es un lenguaje, un elemento de comunicación respecto a la identidad social de quien la lleva. Algo que sirve, por un lado, para diferenciarle y, por otro, para integrarle en una colectividad. La vestimenta funciona como una oración sobre el cuerpo. Existen códigos sociales que han marcado el significado de las piezas de ropa, no solo por su orden en el conjunto, sino también por el momento del día en que se llevan, por el lugar o por la ocasión; algo que puede cambiar totalmente su mensaje final.

“Wrap dress” (vestido ajustado) con mangas abullonadas, de Mila; sombrero tejido, de Maitaporá. Fotografías: Roberto Molina. Modelo: Andrea Robin. Estilismo: Walu Hernández. Maquillaje y peinado: Ricky Mina. Asistente de fotografía: Thomas Hernández

La ropa aporta significados que, en diferentes momentos históricos, han tenido distintas funciones. Hemos visto cómo la arqueología nos muestra que el hombre adorna su cuerpo para comunicar. Define su rol dentro del grupo con los elementos que dispone y explican sus retos.

Vestido tirantes de satén, de Geraldine García. Botas de tacón cuadrado, propiedad de la modelo. Fotografías: Roberto Molina. Modelo: Andrea Robin. Estilismo: Walu Hernández. Maquillaje y peinado: Ricky Mina. Asistente de fotografía: Thomas Hernández

KEYWORDS

Diseñadores De Moda Diseño Diseño Salvadoreño Moda Moda Masculina Revista Mujeres Sociología Trends Vestuario Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad