¿Es mejor hacer el amor con la luz encendida o a oscuras?

Cada quien es libre de disfrutar la intimidad como le plazca. A algunos les fascina tener relaciones sexuales con su pareja en medio de la claridad, mientras que otros prefieren hacerlo en penumbras. Conoce cuáles son la ventajas de ambas situaciones.

Muchas personas prefieren hacer el amor a oscuras motivados por sus complejos respecto a su cuerpo; otros se inclinan a hacerlo con total claridad. Foto EDH / Shutterstock

Por Osmín Monge

Ago 14, 2019- 18:51

¿Cómo es mejor tener una relación sexual con la pareja? ¿Con la luz apagada o encendida? Eso depende de las preferencias de cada quien. Hay algunos que se inclinan a estar a oscuras y enfocarse más en el sentido del tacto, mientras que otros optan por dejarla prendida para disfrutar el placer que genera el ver desnuda a la otra persona. Para otros lo ideal es alternar, es decir, hacer el amor tanto con la luz como en penumbras.

“Más allá de posturas, prácticas, sitios y otras variantes que hay en el ámbito sexual, hay una duda que muchas veces está presente en los dormitorios: ¿es mejor hacer el amor con la luz apagada o encendida? La verdad es que las dos alternativas tienen sus pro y sus contras.”, manifiesta Guadalupe Pacas, sicóloga.

La buena comunicación es necesaria para que la pareja pueda tomar la mejor decisión. Foto EDH / Shutterstock

Según la especialista, muchas personas prefieren hacerlo a oscuras motivados por sus complejos respecto a su cuerpo. Esta vergüenza provoca un verdadero trauma a la hora de tener relaciones íntimas con la luz encendida.

“Son frecuentes los casos en los que uno de los miembros de la pareja tiene miedo o vergüenza y se bloquea al hacer el amor con la luz encendida. En estos casos, la otra persona debe tener paciencia y respetar la decisión de su pareja. Sin embargo, poco a poco se puede ir ganando la confianza y eliminando tabúes”, refiere la sicóloga Pacas.

Ventajas con la luz encendida

* Se disfruta todos los estímulos visuales que están en juego en el sexo. El movimiento de los cuerpos, los contornos y el contacto visual aumentan la excitación.

* El observar otros elementos complementarios del momento íntimo puede estimular la excitación y el placer. Por ejemplo, apreciar la ropa interior erótica de la pareja y contemplar un pequeño espectáculo sensual pueden encender aún más la llama de la pasión.

* Se pueden observar los gestos de placer del compañero en el clímax. Esta situación puede provocar en quien observa un aumento en la autoestima.

A oscuras o con la luz prendida, la verdad es que cada situación tiene sus ventajas. Foto EDH / Archivo

Ventajas con la luz apagada

* Se potencia el resto de los sentidos. Al no poder ver, los demás sentidos trabajan con mayor intensidad, especialmente el tacto..

* Hay más libertad para experimentar. Las personas que sienten pena al ser vistas desnudas o las que se cohíben cuando las miran a los ojos en el acto íntimos, se liberan y se sienten más seguras con la luz apagada.

* Al estar a oscuras se disfrutan de manera más relajada las caricias, los besos y las posturas.

* La imaginación no tiene límites. Al no tener el sentido de la vista activo, la mente se dispara en fantasías sexuales imprevistas. Surgen ideas ingeniosas para acabar con la rutina.

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad