Créditos estudiantiles, una solución financiera para cumplir tus sueños

Entérate de todos los beneficios que obtienes al solicitar un crédito estudiantil para cumplir tu meta de convertirte en un profesional; así como los aspectos a tomar en cuenta al solicitarlo.

La educación superior es una de las mejores maneras de invertir, porque en el futuro recogerás todos los frutos al convertirse en un profesional capacitado con habilidades y competencias que ampliarán tus posibilidades de trabajo y en efecto, verás mejoras en tus ingresos mensuales.

Es por eso, que muchos sueñan con realizar sus estudios superiores, un recurso para hacerlo realidad son los créditos estudiantiles, que consisten en un producto financiero que permite cubrir los gastos de estudio.

Esta alternativa es una solución a los problemas de dinero de muchas personas que desean potenciar su desarrollo profesional para expandir sus oportunidades laborales, porque las entidades que los ofrecen les brindan atractivos beneficios, acá algunos de ellos.

  1. Cobertura de toda la carrera.

Te despreocupas de abandonar tus estudios universitarios por falta de dinero, porque los bancos se encargan de brindarte la cobertura completa, para eso, debes presentar un plan de estudio de la carrera que cursarás donde se establezcan los gastos de matrículas de cada ciclo y de mensualidades.

  1. Oportunidad de estudiar en el extranjero.

Muchos sueñan con prepararse fuera del país, pero las oportunidades la ven muy lejanas, sin embargo, con el crédito estudiantil lo harás realidad, ya que los bancos ofrecen financiamiento para aplicar a universidades en el extranjero, algunos cuentan con alianzas que resultan más fácil el acceso a la ayuda financiera.

  1. Financiamiento para gastos.

El paso por la universidad requiere gastos adicionales a las cuotas y matrículas de ciclos, ya que en algunas instituciones de educación superior solicitan costo extras por laboratorios; además debes considerar los gastos de viaje y manutención, en especial si estudias en el extranjero, los costos son cubiertos por algunos bancos, solicita información al respecto en la entidad financiera.

  1. Períodos de gracia.

Los bancos saben la situación a la que te enfrentarás cuando inicies tus estudios universitarios, por ese motivo, cuentan con períodos de gracia después de que obtengas tu título para que comiences a pagar el créditos, estos depende de la entidad, pero la mayoría ofrece entre uno o dos años, pasado este tiempo debes realizar los pagos correspondientes a la cuota con la satisfacción de haberlo invertido en tu futuro.

  1. Tasa de interés preferencial.

Los créditos para estudio son un producto especial para un segmento bien específico, de manera que para brindarte una solución atractiva, ofrecen los intereses más bajos comparados con otros tipos de alivio financiero, porque te consideran un activo importante y comprenden que debes enfocar tus energías en prepararte profesionalmente sin preocuparte por los intereses que deberás pagar al banco.

  1. Fácil acceso al crédito.

Con el objetivo de brindarte mejores oportunidades de estudio, la mayoría de bancos ofrece este producto para futuros estudiantes  de escasos recursos y que incluso no cuentan con experiencia crediticia, en comparación de otras líneas de financiamiento donde requieren de previo récord crediticio y constancia de ingresos mensuales altos.

Foto/ Cortesía

Aspectos a considerar

Endeudarse en un término al que muchos le huyen, sin embargo, cuando se solicita un crédito para invertirlo de la mejor manera, te traerá buenos beneficios a tu bolsillo, para eso, toma en cuenta algunos aspectos con tu crédito estudiantil.

Ten cuidado con los montos y plazos: los bancos ofrecen este producto para estudiar un pregrado o postgrado, por eso, antes de solicitar el tuyo, presta atención a los plazos y costos, porque no será lo mismo pagar una carrera de cinco años o una maestría de dos años.

Considera los gastos adicionales: recuerda que tienes gastos extras en la universidad, como viaje, manutención y herramientas especiales para cursar la carrera, todos ellos inclúyelos en un presupuesto que sea lo más realista.

Revisa las opciones: las entidades financieras cuentan con diferentes beneficios y requisitos, por eso es importante que conozcas todas las opciones para elegir la más apegada a tu perfil, como a tus necesidades y bolsillo.

Solicita orientación: cuando realizas por primera vez un trámite de este tipo, es muy posible que desconozcas muchos términos, así como el proceso de acceder a estos productos, así que deja la pena y busca asesoría con un ejecutivo bancario para aclarar todas tus dudas.

Feria de Universidades

¡Llegó el momento de pensar en grande y elegir el mejor lugar para estudiar!