×

Síguenos en

Gasolineras Alba disminuyen su presencia en el mercado

La mala administración y productos de dudosa calidad son dos factores que han influido en su decrecimiento.

En los próximos días se espera que más estaciones de servicio Alba cambien de bandera.

Por Jessica Guzmán

Ene 10, 2018- 20:17

Ni por cerca se respira la agresividad con la que en el 2011 la empresa Alba Petróleos inició su participación en el rubro de combustibles en el mercado salvadoreño.

Según información de la Asociación de Empresarios Distribuidores en Estaciones de Servicio (Adepetro) su declive se ha visto desde hace unos cuatro años, disminuyendo alrededor del 1 % anual su participación de mercado.

La empresa Alba inauguró en Acajutla la planta de almacenamiento de combustibles, y llegó a tener cerca de 60 estaciones de servicio a nivel nacional; sin embargo, el proyecto viene en picada, según la observación de que la empresa se está desacelerando, afirmó Sergio Recinos, presidente de Adepetro.

Podría interesarle: Los negocios de Alba van de mal en peor

“La tendencia en la participación de mercado se observa en como Alba ha ido bajando. En el último gráfico que tenemos donde se refleja la tendencia se observa que Alba estaba hasta el año pasado con el 9 %, y hace unos cuatro años andaba por el 15 %, es decir que ha venido bajando más de 1 % cada año”, explicó Recinos.

Actualmente Alba Petróleos cuenta con 55 estaciones de servicio. La última que vendió fue la Estación Zaragoza, comprada por la marca Puma.

Y según información de Julio Villagrán, quien fuera vocero y gerente de mercadeo de Alba Petróleos, en los próximos días venderán más estaciones de servicio.

“Las negociaciones se llevan a cabo confidencialmente entre los propietarios de las gasolineras Alba y los compradores. Sin embargo se sabe que próximamente estarán vendiendo más estaciones”, apuntó.

Recinos explica que este comportamiento en el mercado del proyecto Alba, que inició como uno de los grandes y ambiciosos proyectos de venta de combustibles en El Salvador, se debe a varios factores que han influido negativamente, tanto internos como externos.

“Lo que ha pasado con Alba es una combinación de factores: Una es la percepción de calidad, pues no ha tenido muy buena percepción de calidad de sus productos a diferencia de marcas transnacionales como Chevron, Puma o Uno, que son marcas competitivas y que están presentes en los países desarrollados”, explica el presidente de Adepetro.

Otro de los factores es el de “las percepciones políticas, es decir hay gente que simplemente no entra a Alba por principios políticos, porque lo asocian directamente con el FMLN”, explica Recinos, agregando que mucho tiene que ver además que Alba depende de Venezuela y, en este sentido, la coyuntura política del país suramericano le ha afectado.

“Al principio había mucho dinero, cuando empezó Alba compraron muchos puntos de venta a lo largo de todo el país y a veces con precios muy altos”, detalló el presidente de la Asociación.

Y, por último ,el otro factor, que Adepetro le ha afectado es la mala administración.

“Hay una percepción generalizada de una mala administración. Una gasolinera no es de solo instalarla en un lugar y ya, sino que hay que hacer buena propaganda, dar buen servicio al cliente, hay que comunicarle al cliente la calidad del producto, además, internamente la gasolinera requiere de muy buena administración, y esto es lo que le ha fallado a Alba y han ido deteriorando la marca”, manifestó Recinos.

También: Negocios de Alba Petróleos en la mira de Washington

Composición del mercado

Actualmente el mayor competidor en el mercado es la marca Texaco con 101 puntos de venta a nivel nacional, le sigue en número Puma, que cuenta ya con 97 estaciones y, en tercer lugar se ubica la empresa Uno con 91.

Alba está por el momento en el cuarto escalón con 55 estaciones; no obstante, este panorama irá cambiando en los próximos días con la proyección de ventas de otras de sus estaciones.

En quinto lugar está DLC con 19 gasolineras y las estaciones de servicio con bandera blanca llegan a 84, según la información proporcionada por la Dirección de Hidrocarburos y Minas, del Ministerio de Economía.

Si hablamos en la disponibilidad por galones de combustibles, consolidando gasolina superior, regular, diesel y aceite combustible diesel, en el último informe, Alba solo dispone de 24,315,117 galones, en comparación con Texaco que tiene a disposición 103,446,993.

Este dato es relevante en el sentido que al contrario de las empresas que extraen petróleo, las ganancias de las empresas que distribuyen combustibles no dependen del precio, sino del volumen de venta. Esto lleva a que la mayoría de compañías en El Salvador compitan por atraer más clientes a sus estaciones de servicio y aumenten el despacho de galones.

En picada

Como lo explicó El Diario de Hoy, en un artículo de noviembre 2016, Alba tuvo que vender en el año 2013 su simbólica planta de almacenamiento de combustible de Acajutla, denominada “Schafik Handal”, a la venezolana PDV Caribe, por un valor de $104 millones, obteniendo una ganancia de capital de $8.4 millones.

A esto se le sumó una cartera de 19 clientes importantes que Tu Solidaria, su empresa financiera, vendió por $64 millones.

Más adelante, en el registro contable se agrega que, en el transcurso del ejercicio 2013, se traspasó un “complemento” de la planta por un valor de $8,312,719, registrando una ganancia de capital de $417,877.

Desde entonces el proyecto de combustibles Alba ha venido en picada, ya que no solo vendió su planta, sino que ha venido bajando el número de estaciones de servicio.

En los próximos días, se supone que se den los cambios de bandera a otras gasolineras que aún están con la bandera de Alba Petróleos y que actualmente están en negociación con los compradores.

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios