Periodista denuncia agresiones por parte de agente policial mientras realizaba trabajo fotográfico

Otro periodista que también daba cobertura al accidente de una rastra en el redondel Integración denunció en Twitter que fue violentado por el mismo policía.

Por Vanessa Jurado

Abr 17, 2020- 12:20

Una periodista de El Diario de Hoy fue violentada por un agente policial mientras realizaba trabajo fotográfico sobre el accidente de una rastra registrado esta mañana en redondel Integración.

“Se atrevió a tocarme, empujarme y a obstruir mi trabajo como periodista”, denunció la periodista Menly Cortez.

Según relata Cortez al llegar al lugar del accidente, el policía hizo la advertencia que tuviera cuidado al cruzarse la calle por el paso vehicular, pero cuando preparaba su equipo para hacer algunas fotografías, el agente se le acercó sorpresivamente, la tomó de los brazos y la empujó, por lo que ella le pidió que la soltara.

“Me asustó y le pedí que me soltará sobre todo porque un policía hombre no puedo tocar a una mujer”, dijo Cortez.

Otro periodista que daba cobertura al mismo accidente también denunció en Twitter que fue violentado. “No quería que se realizara el trabajo fotográfico, aún cuando se estaban tomando las medidas de precaución para evitar accidentes. Gritó y empujó. A una compañera la agarró y la retiró”, denunció el fotoperiodista Jonatan Funes.

El fotoperiodista declaró que otros policías en el lugar dijeron que el agente así era, pero es “peor” tras un mes sin descanso.

Según los datos de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), se registran más de 25 vulneraciones a la prensa durante la pandemia de COVID-19 en el país.

“Como APES condenamos este tipo de restricciones a la prensa por parte de la PNC. Pedimos al Fiscal Raúl Melara que instale una unidad especializada para investigar violaciones a periodistas”, expresó la presidenta de la asociación Angélica Cárcamo.

Policía dijo que era la Ley

En otro caso, dos jóvenes se quejaron de haber justificado su salida de casa pero la Policía no quiso atender sus explicaciones y los detuvo. “El policía dijo que él era la ley y podía hacer lo que quisiera”.

“El agente que me detuvo a mi no me golpeó pero me ultrajó, me dijo que él era la ley y que estaba en disposición de hacer cualquier cosa por que la ley lo amparaba”, dice Galileo (nombre ficticio) una de los afectados, en Santa Ana, de las redadas de la Policía de supuestos violadores de la cuarentena por COVID-19.

Galileo, es un joven bachiller que trabaja de motorista para una empresa privada, relató que el día de su detención él regresaba con comprobantes en mano de haber hecho diligencias para cubrir necesidades de sus pequeños hijos.

Carlos (nombre ficticio), de ocupación zapatero, fue sorprendido el lunes por agentes de la Policía Nacional Civil en Candelaria la Frontera, en Santa Ana, justo cuando regresaba de desayunar de casa de su madre, como lo hacía cada día.

El muchacho dice que se movilizaba en una motocicleta cuando fue interceptado por una patrulla policial, que al verlo, le hizo señal de alto. De inmediato lo despojaron de su DUI, la licencia de conducir y la tarjeta de circulación. Estaba a solo tres cuadras de su casa, cerca de las 9:00 de la mañana.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad