Bukele gobierna de forma volátil y autoritaria, afirma Fusades

Esa ha sido una de las grandes conclusiones de “El Salvador. Año Político”, el informe que presentó este jueves Fusades y que analiza los primeros 12 meses de la administración del nuevo gobierno.

El presidente Nayib Bukele Foto: Secretaría de Prensa de la Presidencia

Por Luis Andrés Marroquín

May 28, 2020- 15:42

El presidente Nayib Bukele ha sido autoritario en su primer año de gobierno y la preocupación es que esta tendencia se incrementa con el tiempo, según la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), que presentó este jueves su estudio “El Salvador. Año Político”.

“Hay elementos suficientes para determinar que tiene un comportamiento autoritario”, dijo Luis Mario Rodríguez, Director del Departamento de Estudios Políticos de Fusades luego de la presentación del análisis de los primeros 12 meses de la gestión del gobierno.

“Es muy preocupante”, agregó Rodríguez aludiendo a que el presidente lejos de mermar con su autoritarismo, tiende a subirle el tono.

Para muestra un botón. Bukele dijo la noche del miércoles que contaba con el apoyo de la población para reformar el Estado, lo que Fusades rechazó tajantemente. “Cualquier reforma al Estado debe pasar por un consenso nacional”, afirmó Rodríguez.

En el informe, se habla de un gobierno particularmente especial el que ha llegado a tener Bukele desde su toma de posesión el 3 de febrero de 2019.

TAMBIÉN: Gobierno cierra puentes de diálogo con empresa privada

“Su triunfo dio fin a treinta años en los que Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el FMLN se alternaron en la titularidad del Órgano Ejecutivo. El segundo distintivo que caracteriza a este período tiene que ver con la pandemia del coronavirus y con la conducta que ha mostrado el gobernante en el manejo de la emergencia”, indica la publicación.

“El comportamiento del presidente escaló aceleradamente a un estilo claramente autoritario, práctica que exhibió sus primeras manifestaciones el 9 de febrero de 2020, con la militarización de la Asamblea Legislativa”, agrega. Fusades tilda a ese suceso como “el máximo nivel de tirantez”.

La fundación comenzó a destacar desde 2011 la forma en que se comporta la seguridad en el país, dado fenómeno de las pandillas y el alto número de homicidios.

Precisamente uno de los grandes logros del nuevo gobierno es que ha logrado reducir los homicidios y el accionar de las pandillas, según Mario Pozas, experto de Fusades que desarrolló en el informe esta temática.

Pozas dijo que era difícil mantener una teoría que se refiera un pacto entre el gobierno y las maras, pero destacó que la baja de homicidios era “un logro irrebatible” y que el gran reto venía para bajar también las extorsiones.

TE PUEDE INTERESAR: Los principales acuerdos y los temas aún en debate de la nueva ley de emergencia y apertura económica

Fusades lleva ya diez años seguidos con esta investigación, que toma en cuenta las bases de sustentación de los mandatarios, sus vínculos con el sector privado, la eficacia de la administración, el compromiso de los gobernantes con la democracia, la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo y los aspectos más relevantes de la política exterior.

Bukele ha ido paso a paso rompiendo las buenas relaciones que armó en un principio con el congreso y la empresa privada, sobre todo por su forma autoritaria con la que ha manejado la crisis sanitaria del COVID-19, y para Luis Mario Rodríguez tiene que cambiar esa actitud lo antes posible.

Así, los desafíos para el presidente son generar consensos, diálogos con todos los sectores, rectificar en su comportamiento y convocar a la planificación de un proyecto para reconstruir al país tras la pandemia.

Mientras tanto, en el plano internacional, el presidente gozó del reconocimiento al inicio de su gestión, pero con sus acciones contrarias a la Constitución de la República, la solidaridad de las naciones menguó, lo que se ha traducido en serios señalamientos, dice la investigación.

SIGUE LEYENDO: Bukele pide prórroga para rendir su informe de primer año de gestión, Asamblea Legislativa se la niega

Fusades trajo a cuenta los llamados de atención en su contra por parte Naciones Unidas, la Comisión interamericana de Derechos Humanos, el Departamento de Estado y congresistas demócratas y republicanos de los Estados Unidos, Europa, intelectuales distinguidos y prestigiosos medios de comunicación en el exterior.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad