Eugenia Umaña, la emprendedora no vidente que conquista paladares con su pizza y quesadillas en Aguilares

Asegura que la discapacidad nunca ha sido obstáculo para superarse. Tras finalizar un curso de panadería recibió un horno industrial y ahora vende sus productos por encargo.

Por Vanessa Jurado

Sep 19, 2019- 06:34

Con una enérgica sonrisa y con las manos en la masa, así encontramos a Eugenia Umaña en su humilde vivienda ubicada en el municipio de Aguilares. Esta salvadoreña se declara una apasionada de la elaboración de pan, especialmente de las quesadillas de arroz, torta de yema, pizza, budines y salpores.

Mientras Eugenia prepara la mezcla para sus productos cubre sus ojos con unas gafas oscuras, pero no lo hace por cuestiones de estilo, sino porque a los ocho meses de nacer fue diagnosticada con ceguera total tras detectarle un tumor que le dañó el nervio óptico.

Una discapacidad que no ha sido problema a la hora de fortalecer su espíritu emprendedor. Desde los 12 años, descubrió su pasión por la cocina y acaba de graduarse de un curso de panadería.

Eso le ha permitido establecer un pequeño negocio de pan por encargo, en un reducido espacio de su casa en Aguilares, el cual le ayuda a generar sus propios ingresos y sentirse productiva.

Cortesía

“Me considero una persona útil y es una oportunidad de generar ingresos económicos. Me siento feliz y le doy gracias a Dios de aprender mucho y demostrarle todos, no solo a mi familia sino a la sociedad que se puede”, dice con orgullo Eugenia.

Los productos de mayor demanda son las quesadillas, torta de yema, budín, braso gitano, salpor de arroz, semita pacha; y uno que no puede faltar entre sus pedidos, es la pizza (rectangular), que elabora según el gusto del cliente.

“Es sorprendente como la gente me busca y me pide los productos”, dice orgullosa Eugenia.

Recientemente Eugenia recibió un donativo de un horno industrial que le ha permitido mejorar los tiempos de entrega de sus productos.

Foto Vanessa Jurado

“Ahora solo me falta una batidora porque es más rápida para preparar la harina”, detalla Eugenia.

Eugenia se encarga de preparar la masa con todos los ingredientes para dar el sabor y textura a cada producto, y siempre hay alguien, generalmente su sobrino Moisés o su vecina Maritza, quienes le ayudan a manipular el horno y seguir otras instrucciones.

PRECIOS ESTIMADOS

QUESADILLAS DE ARROZ $1.25 TORTA DE YEMA $1.50 PIZZA DE $4.00 Y $15.00

“Siempre tengo personas de apoyo, yo le doy las indicaciones”, comenta.

Mientras comparte su historia con elsalvador.com Eugenia pide una de las latas donde está depositada la mezcla para hacer torta de yema, necesita saber si la masa creció y sí está lista para hornear, recibe la lata, la golpea en la parte de abajo y le dice a su sobrino: “Ya está crecida, hay que meterlas al horno”. “Esta es una técnica que tengo para saber si la masa está lista”, aclara.

Además de la panadería, Eugenia elabora productos de limpieza, sin embargo asegura que por el momento se ha enfocado en lo que la gente más le pide, su variedad de pan.

Con sus manos calcula los espacios para colocar las porciones de salpores. Foto Vanessa Jurado

Para Eugenia no hay limites, sus productos son llevados hasta donde se los soliciten, cuenta que tiene como clientes organizaciones, instituciones de gobiernos y personas particulares fuera del municipio donde reside.

PUEDES HACER TUS PEDIDOS

AL TELÉFONO 7999-7239

¿Cómo descubrió su pasión por la panadería?

Eugenia recuerda que estar cerca de su abuela le permitió escuchar cómo ella elaboraba su propio pan, asegura que “a puro oído”, identificó y guardó en sus conocimientos cada uno de los ingredientes que su abuela solicitaba cuando cocinaba.

“Un día dije: voy a intentar hacer lo que mi abuelita preparaba”, el resultado de aquel intento fue sorprendente y comenzó la travesía en su experiencia de la elaboración de pan.

Pilar Umaña, una de las seis hermanas de Eugenia, asegura que a pesar de que su hermana fue la única con una discapacidad siempre ha sido la más inteligente, de pequeña le ayudaba a su padre a llevar las cuentas y siempre fue dedicada en todo lo que hacia.

Eugenia siempre cuenta con personas que le ayuden con el manejo del horno/ Foto Vanessa Jurado

Alumna destacada

Eugenia Umaña ha participado en capacitaciones de Insaforp a través de una alianza con Cruz Roja Salvadoreña bajo el proyecto “Viva Mejor”, el cual tiene una estrategia de inclusión de sectores vulnerables como su caso, que es persona no vidente.

Eugenia aprendió a elaborar productos de limpieza y fortaleció sus conocimientos en panadería, pero dicho proyecto incluye otro tipo de capacitaciones como carpintería, cocina básica casera, reparación de sistema eléctrico de carros, entre otros.

 

 

 

 

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad