Fábrica ADOC cierra operaciones por órdenes del Gobierno

La medida pone en riesgo cientos de empleos de ésta y otras empresas, clausuradas en los últimos días.

Por Óscar Tenorio

May 16, 2020- 10:59

Luego de una sorpresiva inspección del ministerio de Trabajo, con agentes de la policía y militares, la empresa ADOC cerró sus operación el jueves anterior.

En la últimas semanas, desde que empezó la cuarentena, la planta de la ADOC ubicada en la colonia Montecarmelo, en Soyapango, se ha dedicado a fabricar insumos  para afrontar la pandemia: mascarillas, alcohol gel y bandejas para sanitización de calzado.

Arturo Sagrera Palomo, Presidente de ADOC, expresó por medio de un comunicado dirigido a los colaboradores de la empresa que contaban con los permisos del Gobierno y que han cumplido con las leyes y decretos ejecutivos emitidos para la emergencia.

“Aplicamos todas las medidas de higiene, salud y bioseguridad, y mantuvimos total apego a las leyes laborales de nuestro país. Además, garantizamos el apoyo logístico a los colaboradores designados a esta operación”, dice parte del comunicado.

Sin embargo, y pese a estar autorizados, siete empleados del ministerio de Trabajo realizaron una inspección sorpresiva el jueves 14 de mayo, acompañados de policías y militares.

Hicieron un recorrido y los representantes de la empresa respondieron a todas las preguntas que se hicieron. Al final del procedimiento, los delegados del Gobierno ordenaron detener las operaciones, bajo el argumento que por ser una fábrica dedicada a la confección de calzado, no pueden participar en la producción y comercialización de insumos para la emergencia.

“Sin lugar a dudas, estamos viviendo una coyuntura difícil en El Salvador, con una paralización total de nuestra operación  de comercialización, fabricación y exportación de calzado, desde el pasado mes de marzo. Nos desconciertan todas las acciones en contra del sector productivo, que a lo largo de la historia ha sido el motor del progreso socioeconómico de El Salvador, a través de la generación de empleo digno, las oportunidades de desarrollo humano e inversión social”, subraya el comunicado.

Con la medida adoptada contra ADOC están riesgo cientos de empleos. Aunque se desconoce cuántos empleos peligran en esa empresa, Sagrera Palomo concluye en el comunicado externando su preocupación por “los alto niveles del desempleo y a la crisis humanitaria que se avecina producto de estas medidas”.

El jueves anterior, el gobierno también ordenó el cierre de operaciones de la maquila Intradesa, ubicada en Soyapango y dedicada a la elaboración de mascarillas y gabachas para afrontar la pandemia.

Aunque en un primer momento se señaló que esta empresa era propiedad de Javier Simán, presidente de la ANEP y a quien Nayib Bukele dijo que lo desconocía por el cargo que representa.

No obstante, Simán aclaró posteriormente que él no tiene ninguna relación con esa empresa. Al respecto, representantes de la empresa privada han denunciado una campaña de desprestigio e intimidación.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad