“Me deportaron aún con sangre en mi ropa”, dice salvadoreño víctima de fatal accidente en Texas, EE.UU.

Antonio es una de las víctimas del fatal accidente que cobró la vida de diez inmigrantes el pasado 4 de agosto en McAllen, Texas. Según medios estadounidenses, el consulado salvadoreño en dicho estado "no ha dado respuestas" sobre el caso.

Por Agencias - J. Mejía | Ago 17, 2021- 14:07

Imagen de carácter ilustrativo y no comercial / https://twitter.com/RochexRB27/status/1423093323095490560/photo/3

Antonio es un salvadoreño y migrante que el pasado 4 de agosto resultó víctima de un aparatoso accidente en la ciudad de McAllen, en el estado de Texas, Estados Unidos, en el cual murieron alrededor de diez indocumentados más que se transportaban en una camioneta, misma que duplicaba su capacidad de ocupantes.

Según reportan medios estadounidenses como NBC News y Telemundo, el salvadoreño resultó con varias lesiones y fue trasladado hacia un hospital de la misma ciudad, sin embargo, fue dado de alta horas más tarde y deportado hacia México casi de inmediato. “Me deportaron aún con sangre en mi ropa”, narró Antonio a los medios que lo abordaron.

Puede leer: Estados Unidos enjuiciará a migrantes deportados reincidentes

El joven, de 24 años, afirma también que fue engañado por un oficial de la policía, quien presuntamente le prometió que lo llevarían donde sus familiares en Estados Unidos, sin embargo, fue enviado hacia el vecino país.

Antonio asegura que tras el accidente quedó en shock, con mareos y con dificultad para movilizarse y que por ese motivo creyó en el oficial. “Pude haberme escapado del hospital, pero no podía caminar ni correr en esas condiciones” asegura.

En el siniestro, además de los 10 fallecidos, resultaron lesionados alrededor de 21 personas más, provenientes de países como Honduras, México, Guatemala y El Salvador.

Según NBC News, el consulado hondureño está dando seguimiento al caso de dos hondureños que sobrevivieron al altercado y que fueron expulsados hacia México. En el caso del consulado de El Salvador no hubo respuesta para conocer su propia versión con respecto a la situación de Antonio y otros connacionales deportados.

Lea también: Salvadoreño muere en Texas tras recibir un disparo, hay dos sospechosos detenidos

Por su parte, las agencias de inmigración estadounidenses “no confirmaron ni negaron las deportaciones de los inmigrantes heridos”, señalan los medios.

Según Antonio, luego de haber sido dado de alta, las autoridades de inmigración lo esposaron “aún con su mano rota” y lo llevaron hacia una celda bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

El salvadoreño, además, denunció las condiciones en que estuvieron retenidos él y dos sobrevivientes más, quienes fueron “hacinados en un cuarto helado” junto a otras 75 personas. “Mis dedos sangraban y no podía sentirlos por la baja temperatura”, subraya.

Antonio cuenta que sus planes eran reunirse con su familia, quienes llegaron a tierra estadounidense meses atrás, sin embargo, la distracción al volante del conductor, provocó que nada saliera como pensaba y que ocurriera el accidente que dejó cifras lamentables en la tarde del 4 de agosto.

Más contenido relacionado:

La desgarradora historia de los salvadoreños Melvin y Néstor, padre e hijo separados en la frontera México y Estados Unidos

¿Qué toma en cuenta el ICE para casos de deportación? 9 factores clave

Inestabilidad para salvadoreños en Los Ángeles: Dos años de gestión de Bukele y tres cónsules

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Accidentes De Tráfico Estados Unidos Inmigrantes Inmigrantes Salvadoreños Internacional Redes Sociales Salvadoreños En El Exterior Texas Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad