Cassidy Stay: la niña que fingió estar muerta mientras su tío asesinaba a su familia

La niña recibió un disparo en la cabeza, pero la bala se desvió y ella pudo sobrevivir. Cassidy vio como su tío mataba a sus padres y hermanos.

La familia Stay asesinada por Haskell. A la izquierda, Cassidy, la única sobreviviente a la masacre. Foto de Facebook de Cassidy Stay.

Por Kevin Rivera

Nov 13, 2019- 13:35

El pasado 11 de octubre, Cassidy Stay cerró uno de los ciclos más fuertes de su vida con el juicio y condena de su tío Ronald Haskell, quien asesinó a sangre fría a su madre, padre y a sus cuatro hermanos pequeños.

Después de 5 años, Stay pudo hablarle al “monstruo que mató a su familia” y ver cómo la justicia estadounidense lo condenaba a morir por inyección letal.

Según Infobae, Cassidy a tres metros del asesino le dijo a viva voz:

“En los últimos cinco años yo solo quería saber qué sentías por mi persona y qué clase de arrepentimiento tenías. Mis familiares me repetían que solo sentís pena por vos mismo. Yo no quería creerlo porque estaba segura de que tenías que sentirte muy mal por haber asesinado a mi familia. Pero cuando escuché que no tenías ningún arrepentimiento algo cambió dentro de mí (…) El jurado decidió que vas a morir con una inyección letal y yo respeto la decisión. ¿Si creo que el castigo corresponde al crimen? No. Deseo que cuando mueras tengás el castigo que mereces por parte de Dios. ¿Te arrepentirás algún día? No lo sé. Pero quiero decirte que ya no me importa”.

¿Cómo ocurrió la tragedia?

El 9 de julio de 2014 los padres de Cassidy, Stephen Stay (39) y Katie Lyon (33), salieron a hacer un trámite bancario, y dejaron a Cassidy, que en ese momento tenía 15 años, a cargo de sus hermanos Bryan (13), Emily (9), Rebecca (7) y Zach (4). A las 5 de la tarde de ese mismo día, Ronald Haskell tocó la puerta de su casa, vestido como un empleado de FedEx.

Haskell fue condenado a pena de muerte por haber asesinado a toda una familia. Foto de AFP.

El hombre le preguntó a Cassidy por sus padres, pero esta no lo reconoció, hasta que éste le reveló su nombre. Cuando la adolescente se dio cuenta quien era, intentó cerrar la puerta, pero él la empujó y entró con una pistola de 9 mm. Llevaba, además, un silenciador fabricado de forma casera con una funda de almohada y cinta adhesiva.

Haskell llegó buscando a su exesposa Melanie, se lo manifestó a Cassidy y ella le dijo que no sabía dónde podía estar. El hombre, molesto por la respuesta, los hizo tirarse en el piso a ella y a sus hermanos. Los niños se sometieron.

Ronald esperó hasta que llegaran los padres de los niños. Al llegar, Katie inmediatamente supo que algo estaba mal y se aterró cuando vio a su excuñado. Él les dijo que había llegado por su exmujer e hijos. Ellos no supieron decirle nada.

Cuando el hombre les pidió que también se tirarán al suelo, la madre se abalanzó sobre Haskell para detenerlo porque sabía lo que pretendía hacer, sin embargo, él le disparó en la cara. Y fue la primera víctima. Luego, siguió Stephen, quien cayó sobre el sofá.

Cassidy se acostó en el suelo al ver que se dirigía hacia ella y se puso las manos en la cabeza mientras gritaba enloquecida. Con ella fue un solo tiro en la cabeza, sin embargo, la bala rozó su dedo y se desvió sin penetrar en su cerebro. Cassidy se quedó inmóvil, ensangrentada. Parecía muerta así que Haskell siguió con su tarea y empezó a dispararle a sus hermanos.

Uno por uno los hermanos morían. Llegó donde Zach, el menor, pero el niño se movió y el disparo le dio en el hombro. El niño asustado y herido trepó el sillón donde se encontraba su padre, y se escondió bajo su hombro buscando protección. Stephen yacía muerto en el sofá, pero el niño no lo comprendía. Entonces, Haskell quiso terminar el trabajo y le disparó una vez más al bebé en la nuca.

El gesto heroico de Cassidy ante “la venganza de su tío”

Como pudo, Cassidy llamó al 911 y narró lo sucedido a las autoridades. Les comentó que había escuchado que Haskell, su tío, quería matar también a sus abuelos y otros familiares. El hombre buscaba un tipo de venganza sin sentido.

Haskell se casó en 2002 con Melanie Lyon, hermana de la madre de los niños Stay, pero el matrimonio tuvo varias complicaciones cuando este empezó a golpear a su esposa y abusarla sexualmente de ella. Sin embargo, fue hasta 2013 que Lyon interpuso una demanda contra Ronald y una orden de alejamiento para ella y los hijos de ambos. Eso le molestó de forma garrafal a Haskell, quien prometió vengarse contra toda la familia de Melanie.

Las amenazas de este hombre no resultaron ser efectivas hasta el día en que casi acaba con toda la familia Stay Lyon.

Ahora Cassidy intenta recobrar su vida, poco a poco. Sin embargo, el dolor aún le persigue.

Te recomendamos

Estas son las propiedades incautadas a René Figueroa, exministro de Saca
¿Cuánto tiempo puede sobrevivir el coronavirus en el aire?
Frente a la escasez, te mostramos cómo elaborar tu propia mascarilla en casa
Las pandemias más mortales registradas en la historia de la humanidad
Trè Lum, la novedosa propuesta de apartamentos en San Salvador

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad