Alexandria Ocasio-Cortez, la congresista más joven de EE.UU. que antes servía cocteles en un bar de Nueva York

Las mujeres, muy críticas con el presidente de EEUU, Donald Trump, han impulsado principalmente el avance electoral de los demócratas, que han conseguido recuperar el control de la Cámara de los Representantes.

Alexandria saltó a la fama en junio, cuando dejó a todos boquiabiertos con su cómodo e inesperado triunfo en las primarias demócratas de un distrito con muchos inmigrantes y que incluye partes de Bronx y de Queens, frente al veterano congresista en funciones Joe Crowley.

Por Agencia EFE

Nov 07, 2018- 09:28

Las elecciones de mitad de mandato han supuesto un cambio de 180 grados en la vida de Alexandria Ocasio-Cortez, que en menos de cinco meses ha pasado de servir cocteles en un bar neoyorquino a convertirse en la congresista más joven de la historia de Estados Unidos con sólo 29 años.

“Se supone que las mujeres como yo no deberíamos presentarnos a cargos políticos”, afirmaba esta joven latina, de tez morena y autodenominada socialista en su video de campaña de las primarias del Partido Demócrata para el Distrito 14 de Nueva York, una circunscripción electoral a caballo entre Queens y el Bronx.

Ocasio-Cortez, nacida en el Bronx el 13 de octubre de 1989 de madre puertorriqueña, ganó en junio contra todo pronóstico la nominación de su partido al veterano congresista Joe Crowley, un peso pesado de los Demócratas que llevaba en su escaño desde 1999 y era conocido como el Rey de Queens.

Alexandria logró estudiar economía y relaciones internacionales en la Universidad de Boston, donde trabajó también con el fallecido senador Ted Kennedy. Y luego fue organizadora del candidato presidencial de izquierda Bernie Sanders en las elecciones de 2016.

Crowley, que aspiraba a sustituir a Nancy Pelosi como líder de los Demócratas en la Cámara de Representantes e incluso presidirla, perdió contra Ocasio-Cortez, a pesar de que ella solo disponía de 194.000 dólares frente a los 3,4 millones de presupuesto del veterano congresista.

TE RECOMENDAMOS:

De mesera a congresista: la latina más joven de la historia en llegar al Congreso estadounidense

Tiene apenas 29 años y todas las ganas de cambiar el sistema. Harta de Donald Trump, la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, de origen puertorriqueño y defensora de la clase obrera, fue electa este martes como la representante más joven de la historia del Congreso estadounidense.

La razón de la victoria de Ocasio-Cortez la compartió ella misma en Twitter, donde subió una foto de un par de zapatos con las suelas agujereadas: “Algunas personas dicen que gané por razones demográficas. Primero, eso es falso. Ganamos con votantes de todas las clases. Segundo, aquí está mi primer par de zapatos de campaña. Llamé a puertas hasta que la lluvia atravesó las suelas”.

Si bien esta será la primera ocasión en la que ejerza un cargo público, no será la primera vez en la que haga campaña. Trabajó como asistente para el difunto senador Ted Kennedy y fue miembro de la comitiva electoral de Bernie Sanders en 2016 frente a Hillary Clinton.

Ocasio-Cortez es la líder oficiosa de un grupo de candidatas latinas conocido como las “insurgentes” por haberse enfrentado con éxito al “establishment” demócrata y que apoya políticas como el “Medicare” para todos los ciudadanos, la universidad gratuita o la eliminación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Asimismo, pertenece a la organización nacional “Democratic Socialists of America” y define el socialismo como una manera de garantizar una vida digna, que los niños tengan una buena educación, servicios de salud y también proteger los derechos civiles.

También defiende un salario mínimo federal de 15 dólares a la hora, la vivienda como un derecho humano, así como aprobar incentivos fiscales para la construcción de viviendas más asequibles.

“En un día cualquiera, nadie se pone de acuerdo sobre si es la próxima Sarah Palin, la siguiente Obama o un dictador venezolano”, la describía la revista Vogue en una entrevista hecha después de ganar las primarias, ya que antes, incluso durante la campaña, apenas recibió atención mediática.

En lo personal, después del fallecimiento de su padre en 2008, tuvo que tomar dos puestos de trabajo para ayudar a su madre, limpiadora de casas, a mantener a su familia.

Graduada en Economía y Relaciones Internacionales por la Universidad de Boston, con tan sólo 22 años montó una editorial de libros infantiles que mostraban el Bronx -tradicionalmente marginal- de una manera positiva.

Antes, en 2007, cuando aún estaba en el instituto, se presentó a un concurso de ciencia a nivel nacional con un proyecto de microbiología que quedó en segundo puesto.

Gracias a esto, el Laboratorio Lincoln del Instituto de Tecnología de Massachusetts decidió ponerle su nombre a un pequeño asteroide, para orgullo de aquella joven fan de Star Trek: el 23238 Ocasio-Cortez, todo un símbolo de lo que posteriormente ha sido una meteórica carrera.

Ahora, Ocasio es la mujer congresista más joven de la historia de Estados Unidos, una marca que anteriormente tenía la representante del distrito 21 de Nueva York, la republicana Elise Stefanik, quien llegó a Washington en 2015 con 30 años.

Nuevo récord de mujeres
Las elecciones de medio mandato en EE.UU. han dejado un nuevo récord de mujeres elegidas para las dos Cámaras del Congreso, con 113 representantes y senadoras, frente a las 107 que hasta ahora ocupaban escaños, según medios locales.

En total, este martes resultaron elegidas 103 mujeres, que se suman a las 10 senadoras que mantienen su escaño al no estar en juego, informa el diario digital Político.

Las mujeres, muy críticas con el presidente de EEUU, Donald Trump, han impulsado principalmente el avance electoral de los demócratas, que han conseguido recuperar el control de la Cámara de los Representantes.

TE RECOMENDAMOS:

Republicanos conservan el Senado y demócratas ganan la Cámara de Representantes en Estados Unidos

La victoria demócrata en la Cámara les da capacidad de iniciar investigaciones contra el presidente y obstaculizar su agenda.

Verónica Escobar y Sylvia García comparten el honor de ser las primeras hispanas en representar a Texas en el Congreso, mientras que Debbie Murcasel-Powell, de origen ecuatoriano, dio una de las grandes sorpresas al imponerse a su rival en Florida con más del 50 por ciento de los votos.

Otras mujeres destacadas que han llegado por primera vez a la Cámara Baja tienen ascendencia africana, son indígenas o pertenecen a la comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales).

Ilhan Omar, nacida en Somalia en 1981, y Rashida Tlaib, hija de inmigrantes palestinos, serán las primeras musulmanas en el Congreso.

Además, en enero dos indígenas se sentarán por primera vez en la Cámara de Representantes: Deb Haaland (Nuevo México) y Sharice Davids, que será además la primera persona abiertamente LGTB de Kansas en el Congreso.

En las primeras elecciones de EE.UU. tras el nacimiento del movimiento #MeToo (Yo También), son varias las mujeres que han roto el techo de cristal y se han alzado por primera vez con cargos electos, como la republicana Marsha Blackburn, primera mujer senadora en la historia de Tennessee.

En Georgia, Stacey Abrams aspira a convertirse en la primera afroamericana negra gobernadora del país, aunque deberá esperar al recuento que ha solicitado debido a lo estrecho de la diferencia con su rival republicano, Brian Kemp.

Te recomendamos

Movistar FOTOS: Conoce la centenaria mansión de un expresidente que desafía el paso del tiempo en Soyapango
Movistar El caso Milli Vanilli: a 29 años del fraude más grande en la historia de la música pop
Movistar Nerissa y Katherine, las primas ocultas de la reina Isabel que murieron encerradas en un hospital psiquiátrico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad