ESPECIAL | Mes del orgullo LGBTIQ+ EEUU | Prohibición del abortoNOTICIAS | Testimonios de reosNOTICIAS | Influenza y Covid

Desde los escenarios hasta la televisión, el mayor salto hecho por el bailarín salvadoreño Carlos Rauda

El también coreógrafo, maestro y director artístico habló de su experiencia al crecer amando esta rama del arte.

Por Elis Silva | Jun 04, 2021- 11:04

Rauda posee una amplia trayectoria como coreógrafo. / Foto Por cortesía Carlos Rauda

En El Salvador, la rama del baile siempre ha tenido un importante espacio, estrellas de renombre han hecho de este arte todo un espectáculo digno de todo el público. Dentro de este desfile de personalidades surgió uno muy especial: Carlos Rauda.

Dedicado al baile desde temprana edad, él se ha convertido en una figura muy constante, tanto así, que tras su salto a la pantalla chica ha cosechado éxito tras éxito.

Lee también: ¡Nunca antes visto! Estrellas de la música nacional generan gran nostalgia entre los hermanos lejanos

Tras su debut en "Bailando por un sueño", donde ganó la primera y segunda temporada, ha sido un torbellino de oportunidades. Participó como coreógrafo y director artístico de TCS, donde brilló como coordinador artístico de "Bailando por un sueño" tercera temporada, coreógrafo de "Nuestra belleza El Salvador", director artístico de "El número uno y "Más que baile", entre otros.

Una impresionante sesión de fotos bailando junto a su esposa Jessica de Rauda. Foto: cortesía Carlos Rauda

Tampoco hay que olvidar el trabajo que realizó como coreógrafo para "Calle 7", "La Gira" y el "Reto centroamericano de baile". En una entrevista para elsalvador.com, habló sobre sus inicios, logros y los recientes obstáculos vividos en tiempos de pandemia.

¿En qué momento supo que quería dedicarse al baile?
Desde pequeño, siempre tuve curiosidad de aprenderme coreografías y tuve la oportunidad de iniciar en un grupo de danza folclórica. Fue ahí donde sentí lo especial que es estar en un escenario. Bailar me apasiona, pero lo que más disfruto es buscar, crear, hacer coreografías. Siempre leí y traté de aprender muchos estilos porque desde que inicié en la danza soñé con ser coreógrafo.

Junto al equipo de "Calle 7", donde él fue coreógrafo. Foto: cortesía Carlos Rauda

¿Qué siente cuando está bailando?
Es una sensación de alegría y compromiso de hacer bien las cosas, por respeto a todas las horas de clase y ensayo. Los nervios nunca faltan, aunque ya tenga muchos años de bailar, cada vez que me subo al escenario siento nervios, como la primera vez, y lo disfruto como si fuera la última.

No te pierdas: Del circo a los escenarios y del acoso a un divorcio, Marisol Trujillo y su vida como estrella salvadoreña

¿En algún momento sufrió burlas o acoso por ser hombre y dedicarse al baile?
No, aunque mucha gente siempre se refería al baile como un 'hobbie', no como una profesión.

¿Piensa que ahora es más fácil que un niño reciba clases de baile a temprana edad?
Sí, porque hay más escuelas de danza de diferentes estilos (ballet, jazz, salsa, hiphop, etc.), existe más apoyo de los padres, en que haya una formación artística como parte de su desarrollo. Por ejemplo, ya se puede ver como opción poner a un niño en una escuela de fútbol y una escuela de danza.

Junto a algunos de los integrantes de su compañía Ritmo 7. Foto: cortesía Carlos Rauda

¿Qué les diría a ellos?
Que siempre el arte será una herramienta que los sensibilice y los hará personas más integrales. Que tengan mucha disciplina, la danza abre puertas, mentes y corazones.

¿Qué formación ha tenido en este ámbito del arte?
He tenido formación dentro y fuera del país en los siguientes estilos: danza folclórica y contemporánea, jazz, ballet, bailes de salón, tango, géneros urbanos. Además, he pertenecido a compañías de baile muy prestigiosas como Ballet Teatro de Mauricio Bonilla y Fundación Ballet de El Salvador.

Te puede interesar: El Cipitío: una decisión definitiva cambió la vida de un humilde actor que creció entre cafetales y lo llevó directo a la TV

¿Se puede vivir del baile en El Salvador?
Sí se puede, impartiendo clases, produciendo eventos como compañía de baile y espectáculos, como coreógrafo. Es decir, hay que ramificar la función artística y dancística para poder vivir del baile.

¿Cómo decidió hacer su propia escuela de baile?
Con mi cargo como coreógrafo de TCS surgió la necesidad de hacer un elenco de bailarines para las diferentes producciones de TV, y así formé RITMO 7, personas con amplia trayectoria en danza, modelaje, locución y actuación. Posteriormente se convirtió en una marca comercial de baile, espectáculo y animación para diferentes tipos de eventos.

En julio de 2009, al ganar una de las temporadas de "Bailando por un sueño". Foto: EDH / archivo

¿Qué premios ha obtenido, tanto usted como su escuela?
RITMO 7 fue conformado por bailarines de gran trayectoria, ganadores en diferentes festivales, lo que hace que sus triunfos individuales enriquezcan el colectivo. He obtenido premios y hemos sido parte de grandes producciones: coreógrafo ganador de "Bailando por un sueño" Primera y Segunda Temporada y coreógrafo ganador del "Reto Centroamericano de baile".

Si volviera a ser niño, ¿qué cambiaría?
Tuve una niñez al lado de mi familia, con obstáculos, pero era un niño feliz y no cambiaría nada, porque gracias a eso valoro y aprendo de cada circunstancia que se presenta en la vida.

Lee también: ¿Eres fan de la serie de Luis Miguel? Conoce a Axel Llunas, quien interpreta al hermano del Sol de México

¿Qué proyectos tiene a futuro?
Continuar con mi compañía de baile, seguir viajando para actualizarme, seguir aprendiendo, compartir y formar bailarines versátiles capaces de ejecutar diferentes estilos.

En una de sus mejores etapas en la televisión. Foto: cortesía Carlos Rauda

¿Cómo le afectó la pandemia?
En lo personal, la incertidumbre de enfrentarse a algo desconocido que podría afectar a mi familia y seres queridos. En lo laboral, la falta de trabajo, ya que el rubro artístico fue de los primeros en ser suspendido, se tuvieron que buscar alternativas para poder continuar, como las clases de baile virtuales.

¿Tiene hijos? y si los tiene ¿seguirán sus pasos?
Sí, Marcelo y Sebastián. No sé si seguirán mis pasos, pero sí tienen sangre artística, se interesan y reciben clases de música, danza y canto.

¿A quiénes admira?
A nivel nacional a Mauricio Bonilla, pionero de la Danza espectáculo. A Doña Alcira Alonso, Billy Grimaldi, Didine Angel. A nivel internacional siempre he admirado el estilo de Bob Fosse y la composición coreográfica y conceptos de The Rockettes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Artistas Salvadoreños Baile Coreografías Farándula Nacional Salvadoreños Destacados Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad