POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

Del circo a los escenarios y del acoso a un divorcio, Marisol Trujillo y su vida como estrella salvadoreña

En la década de los 90, ella fue una de las integrantes más populares y cotizadas de la primera generación del ya legendario conjunto Las Nenas del Grupo Caña.

Por Elis Silva | May 13, 2021- 08:28

Actualmente Marisol Trujillo tiene 50 años. / Foto Por Imagen de carácter ilustrativo y no comercial/ https://www.youtube.com/watch?v=lR0MmLc-iLg/ cortesía

Más de 30 años han transcurrido desde que la primera agrupación femenina de El Salvador pisara un escenario. Desde entonces, grandes cantantes y personalidades han figurado en este conjunto, entre ellas la icónica Marisol Trujillo.

La belleza y picardía de esta intérprete destacó de inmediato, tanto así, que es uno de los rostros que el público relaciona de inmediato con el grupo hasta el día de hoy. Ahora, la cantante es solista y sigue trabajando sobre los escenarios, pero tras de sí ha dejado un importante legado que la consolidó en la industria musical nacional.

Lee también: The King Flyp, El Cipitío, Alfredo José y grandes estrellas salvadoreñas cantan para demostrar unión del gremio de artistas

Originaria de El Desagüe de Güija, Metapán (Santa Ana), y de familia circense, Marisol creció entre artistas, el mundo del espectáculo la acogió con amor y desde muy pequeña jamás tuvo temor de ser ella misma en cada una de sus presentaciones.

Su abuela y madre fueron cantantes, era imposible que Marisol no se inclinara también por esta profesión. El nombre de Las Nenas del Grupo Caña sin duda ya estaba escrito en su destino; formó parte de la primera generación del conjunto bajo dicho nombre.

“En ese tiempo estaba una prima mía formando parte del Las Chicas de Caña, cuando la agrupación inició con ese nombre. Wendy Linares pasó a ser parte del Grupo Lora y me dejaron a mí en Caña”, expresó en entrevista exclusiva para el elsalvador.com.

En sus inicios fue una de las más seguidas por ser única en su estilo. Foto: cortesía Marisol Trujillo

De acuerdo a Trujillo, su creatividad quedó impregnada en esta banda femenina, que en su tiempo fue todo un boom en Centroamérica y Estados Unidos, donde realizaron interminables giras.

No está de más decir que Marisol y sus compañeras fueron precursoras de “calidad oro”, no solo fueron pioneras de los vestuarios sensuales, también fueron las que iniciaron con la venta de fotografías de artistas. Sin olvidar que fueron las artífices de la tendencia de botas altas, sí, las que utilizaron por décadas las cachiporristas.

“Las coreografías surgieron, pues no sé, de mi cabecita loca, y el vestuario igual, yo era la que me encargaba de eso también”, comentó la cantante, quien actualmente tiene 50 años.

No te pierdas: El intérprete salvadoreño de “El baile del sapito” revela que huyó del país tras los terremotos del 2001

“Son cosas que creo que dejaron un legado en lo que son las agrupaciones, porque después eso lo hizo todo mundo. Nosotras fuimos las que comenzamos vendiendo las fotografías en EE. UU. y hasta las cachiporristas se veían como nosotras”, comentó.

En ese tiempo ver a cuatro despampanantes chicas cantando y moviendo sus cuerpos al ritmo de su música sobre lo escenarios no era común de ver, en ese momento hasta las letras de sus canciones causaron un poco de controversia.

“Para mí las canciones no eran atrevidas, sino que las sentía algo tontas. Yo decía ‘no me gustan’, nunca me gustaban las canciones que a mí me daban, siempre me daban música como picaresca”, señaló la intérprete, quien fue la encargada de poner voz a dos grandes éxitos del grupo: “La cosquillita” y “Gaty zumbao”, “canciones que quizá eran las más picarescas, que sí necesitaban o requerían un poquito de picardía”.

Uno de los videos más recordados mientras estuvo en Las Nenas del Grupo Caña. Video de carácter ilustrativo y no comercial/ https://www.youtube.com/watch?v=lR0MmLc-iLg

Para los amantes de la música tropical salvadoreña es casi imposible olvidar la imagen de Marisol sobre el techo de una casa ataviada en un sexy look felino, momento que ella recuerda muy bien hasta el día de hoy.

“En el video de ‘Gaty Zumbao’ me tuve que subir a un techo y tenía miedo porque yo le tengo pánico a las alturas. Luego al zoológico, me acuerdo que las panteras andaban alebrestadas porque nosotras andábamos vestidas tipo gatas y fue chistoso”, detalló Marisol.

Sensualidad en tiempos de postguerra

Se ha dicho más de una vez que ser una cantante femenina en El Salvador en la década de los 90 no era un asunto sencillo. No solo tenían que lidiar con los comentarios hechos sobre su imagen, que revolucionó la industria musical salvadoreña, también tuvieron que encontrar la manera de tratar con sus seguidores, quienes ansiaban obtener aunque sea un “toque” de estas divas.

Trujillo vivió infinidad de experiencias, buenas y otras no tanto.

Te puede interesar: Will España: “Estoy agradecido con Dios por haberme regalado una guitarra y no una pistola, ya que yo crecí en tiempo de guerra”

“Las cosas bonitas eran que mandaban cartas a la oficina y siempre eran para mí, me llevaban flores cuando estaba en el escenario o peluches. De hecho tengo bien poco quizá de haberme desecho de algunos peluches que todavía los guardaba, sí me daban muchos”, señaló.

Aceptó que más de una vez algún caballero se le declaró o pidió matrimonio a través de cartas, le decían “que me amaban o ‘lástima que soy casado'”, relató entre risas.

Muchos recuerdan a Marisol como muy “atrevida”, como ella misma se describe, detalle que le generó algunas situaciones incómodas.

“Cuando me agarraban de repente, brincaban y me tocaban. Yo era muy atrevida y siempre estaba como acurrucada bailando y de repente ‘¡pum!’ me metían la mano. Me acuerdo una vez en la Feria Internacional que alguien me dio un perrito para que me lo pusiera y bailara con el perrito agarrado”, destacó.

Actualmente sigue cantando como solista. Foto: cortesía Marisol Trujillo

En esos tiempos no se hablaba tanto del acoso como en la actualidad, y la pregunta en esta entrevista surgió de manera muy natural: ¿En algún momento de tu carrera te enfrentaste a algún tipo de acoso u obstáculo para crecer como artista?

“Acoso sí, bastante, lamentablemente no te puedo mencionar las personas porque pues una de ellas ya no está y otra todavía anda activa. Pero sí, mucho, mucho, porque yo siempre he sido como atrevida, muy amigable, entonces como que se equivocaban o se confundían. Y sí pasé por varios momentos difíciles porque yo vivía con mi prima, entonces prácticamente estábamos como solas, sí sufrí bastante acoso”.

Con el tiempo, la cantante encontró el amor. Algunos aún recuerdan su sonada relación con el futbolista Memo Rivera, con quien contrajo matrimonio y procreó dos hijos.

Lee también: Sí se puede vivir de la música en El Salvador, así lo afirma el músico y empresario Oswaldo González

“Me retiré de la agrupación en 1998 y fue porque ya estaba embarazada de mi primera hija, me alejé. De hecho, me esperaron un año. Estuve recibiendo sueldo todo ese año por cierto, me pagaban como que seguía en la agrupación, no querían que me fuera y debían asegurarse que teniendo a mi hija iba a volver, pero realmente ya no volví, eso fue lo que hizo que me retirara de lo que era la música”, comentó.

Desde entonces muchas cosas pasaron, se retiró de los escenarios  y se dedicó a su familia durante siete años. Tras su divorcio reinició su romance con la música, pero esta vez como solista… 11 años han pasado desde entonces.

“Estuve un par de años retirada de la música, quería tener mi hogar, mi familia, lamentablemente como que me equivoqué un poquito y no se pudo (risas), pero luego volví como solista”, recalcó.

Trujillo tiene actualmente 50 años de edad. Foto: cortesía Marisol Trujillo

Aseguró que no mantiene comunicación con sus excompañeras, con quienes escribieron parte de la historia de la música nacional.

“A veces compartimos mensajes con Jessica, que la tengo en las redes sociales. Tengo entendido que Vicky sigue en la música, que anda en una Sonora; Chini pues realmente no sé qué pasó con ella… pues no mantengo una amistad con ellas. Quizá platico un poco más con los músicos, a algunos los tengo en las redes”, detalló.

Reflexionó sobre la situación, ya que juntas marcaron un antes y después en los escenarios. El tiempo hizo mella en su vínculo personal, aunque seguramente todas ellas recuerdan con aprecio su experiencia en el conjunto.

Sobre su legado y el que dejó el grupo en esa época comentó que es “la música, tantas jóvenes que han pasado por la agrupación y que han intentado cantar mis canciones y como que se les hace un poquito complicado”, destacó con gracia.

Te puede interesar: Marito Rivera, de niño músico prodigio a ícono de la música tropical salvadoreña junto su grupo Bravo

Añadió el detalle del vestuario: “Siento que nosotras fuimos las primeras en usar botas, los trajes algo atrevidos, cosas así. Ese legado ha venido por generaciones y sigue hasta la actualidad”.

“Yo me siento feliz al ver y pensar que fui yo la que comencé con eso, lamentablemente no se mencionan mucho esas cosas como debería de ser, nadie te da el ‘ok’ o nadie dice ‘fue ella quien lo hizo’. Pero me siento feliz al ver que muchas compañeras están pasado o siguen y llegan otras”, señaló.

Las Nenas del Grupo Caña moldeó a esta personalidad, además la dejó bajo el estandarte de su nombre.

A todo lugar la acompaña su estilo tropical. Foto: cortesía Marisol Trujillo

“Es algo que no te lo vas a poder quitar, son logros bonitos, para otras tal vez no para otras sí, pero es algo que te vas a morir con esa marca (…) mientras uno es joven a lo mejor no se da cuenta de todo lo bueno que hace o pasa en las agrupaciones, pero fue algo muy bueno la verdad y algo inolvidable”, sostuvo.

Manifestó que otras integrantes de su familia también pasaron por las Nenas de Caña, entre ellas la apreciada Kahory Trujillo, quien también formó parte de Las Bellas Indomables, al igual que Teffy España, “quien también es mi sobrina… siempre tiene que estar la marca Trujillo por algún escenario”.

No te pierdas: Hija de Alfredo José, Fátima Calderón, quiere convertirse en la Reina del merengue en El Salvador

Ahora a Marisol Trujillo siempre se le ve en cumpleaños, jaripeos o fiestas patronales, donde hay celebración está ella junto a su equipo, contratados (para más información sobre contratos 7478-9623) para poner su toque en todo lugar.

Respaldada por su trayectoria, esta artista aconseja a los que van comenzando su carrera, ella promueve la humildad: “Que sea el público el que te de un lugar, el que te meta en su corazón y no te saque nunca”.

“Cuando te subís a un escenario tu vida se transforma, cuando mirás la alegría de ese público, es lo que a mí me pasa y es lo que pienso que debería de tener todo artista, sobre todo los jóvenes, reflejar esa energía cuando hacés lo que te gusta”, concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Artistas Salvadoreños Cantante El Salvador Grupos Musicales Música Música Salvadoreña Redes Sociales Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad