Coleccionista y gran promotor de la cultura salvadoreña muere por covid-19

Manuel Umaña dedicó su vida a visibilizar las artes plásticas salvadoreñas y a sus grandes protagonistas. La semana pasada, su nombre ingresó a la lista de connacionales víctimas del SARS-CoV-2.

El compatriota colaboró con el Marte, el Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán y el Museo Universitario de Antropología de la UTEC, entre otros. Fotograma: cortesía de Tomás Guevara

Por R. Mixco

Jul 19, 2021- 06:13

“Fue una persona que siempre estuvo relacionada en la cultura en todo sentido”, expresó Nick Mahomar, al referirse a su gran amigo Manuel Umaña, coleccionista y uno de los grandes promotores de las artes plásticas en El Salvador.

El también gestor cultural falleció la semana pasada, a los 74 años, víctima del covid-19.

Te puede interesar: En la revista Teen Vogue y en muestras internacionales: así ha destacado la ilustradora salvadoreña Jennifer Dahbura

Profundamente conmovido, su compañero de andanzas lamentó no recibir la llamada diaria, muy temprano en la mañana, de quién afirma fue su maestro en materia de coleccionismo de arte. “Fue un hermano, un padre, un confidente. Me deja huérfano”, enfatizó.

Junto a Umaña, Mahomar le encontró un gusto más placentero a su pasión por la artes y la cultura. Con él aprendió a interactuar con las obras de arte y reconocer el talento y todo el trabajo detrás de cada una.

Manuel Umaña, Carmen y Carlos Cañas, Roberto Galicia y Nick Mahomar, en el Museo de Arte de El Salvador en 2005. Foto: Facebook de Manuel Umaña

Umaña fue pieza clave para la promoción, comercialización y visibilización de la producción plástica en El Salvador.

No solo fue coleccionista y promotor, también fue asiduo espectador de muestras, conciertos, conversatorios, tertulias… disfrutó y apoyo a los artistas hasta el final.

Lee también: Muere el dibujante danés Kurt Westergaard, autor de la controvertida caricatura de Mahoma

“Manuel Umaña lograba con su sincera y discreta misión de aportar al quehacer cultural de El Salvador conectar distintas generaciones de creadores… primaba su interés por elevar el nivel y valor de las piezas artísticas, en especial en las artes plásticas y la producción audiovisual, para documentar procesos históricos y didácticos que tanta falta hacen en el país. Sin duda, el sector cultural salvadoreño ha perdido a una persona de enorme valor, con ética y compromiso ciudadano genuino. Los que tuvimos el honor de ser sus amigos lloramos su partida. La cultura de El Salvador ha perdido a un valor irremplazable”, manifestó el periodista y documentalista salvadoreño radicado en Estados Unidos Tomás Guevara.

El promotor cultural (d) junto a quien fue su maestra y amiga, Rosa Mena Valenzuela y Francisco Hasbún, en los años 80. Todos ya fallecidos.  Foto: Facebook de Manuel Umaña

La artista Negra Álvarez lo recuerda como una persona muy especial, suave, sincero, y cariñoso. “Manuel, no solo conocía a los artistas y su obra, sino que disfrutaba de compartir esa experiencia con todos sus amigos o interesados en el arte!… Hay una frase que añorare de él : ‘Hola muchacha!’”, afirmó.

Manuel Umaña llegó al mundo de las artes plásticas a través de quien fue su maestra y amiga, Rosa Mena Valenzuela. Con ella y el maestro Carlos Cañas, el coleccionista guardó una entrañable relación, que trascendió su inmenso amor por el arte. También tuvo gran amistad con el maestro Raúl Elas Reyes.

Entérate: Joven arquitecto invierte ahorros para publicar novela y en el país le cierran las puertas

Basta admirar cómo le brillan los ojos cuando habla de la obra de Cañas y Mena Valenzuela en un extracto del Programa Piloto “Conversando con…” de Baltazar López — publicados por German Adriano Hernández en Youtub — , que se grabó en 2011, durante visita guiada en el Museo de Arte de El Salvador.

Aunque su debilidad eran las artes plásticas, el director de teatro Roberto Salomón lo recuerda como un promotor de toda la cultura nacional.

Umaña (agachado abajo), con el grupo de guías voluntarios del Marte y el pintor Carlos Cañas (c) Foto: cortesía Nick Mahomar

“La forma en que Manuel Umaña atravesó esta vida constituye la prueba viviente de que no hace falta figurar y tener papel protagónico para lograr que las cosas avancen, que nuestro mundo evolucione. La contribución de Manuel al desarrollo de la apreciación de nuestros artistas visuales siempre fue discreta a la vez que tesonera. A pesar de su modo gentil, sabía imponer sus gustos, sus opiniones y adelantar sus ideas. No nos veíamos muy a menudo, pero siempre supimos, sin necesidad de comentarlo, que el camino del arte se construye entre todos. Y no era solo las artes visuales: como buen humanista renacentista se interesó en todas las artes. Teatro, música, artes plásticas, siempre su barba estaba presente. Descansa en paz, querido amigo, seguiré cuidando tu casa; fuiste una luz en el camino, un verdadero caballero”, manifestó.

Mira además: FOTOS. Frida Kahlo revive a través de una experiencia digital inmersiva en Ciudad de México

Tales afirmacione, las comparte el arquitecto e historiador de arte Rafael Alas, quien trabajó por años en el Marte. Él recuerda que la primera vez que supo de Umaña fue hace varios años, en una revista local. “En este reportaje sobre su persona aparecía como un hombre muy interesado en el patrimonio cultural, y en ese tiempo, muy enfocado en la imaginería religiosa. La fotografía incluida lo mostraba sonriente, con varias de estas esculturas de madera policromada, como muestra de su colección; sin embargo, años después, me dí cuenta que esta era solo una de las facetas del interés de Manuel. en cuanto al patrimonio cultural y artístico salvadoreño”, relata.

Acá el promotor (parado) compartiendo con la actriz Isabel Dada, en La Ventana. En la foto de 2014 aparece también su gran amigo Nick Mahomar (camisa blanca). Foto: Facebook de Manuel Umaña

Tiempo después, Alas tuvo la oportunidad de conocerlo en persona ya trabajando en el museo. “… él era parte del grupo de guías voluntarios de esta institución, con la cual colaboró desinteresadamente durante muchos años. En este tiempo pude constatar su deseo de apoyar al arte y su difusión. Cuando Rodolfo Molina (ya fallecido) y mi persona, como curadores de la exposición semipermanente de arte salvadoreño ‘Al compás del tiempo’, lo contactamos para apoyar esta muestra, no dudo en prestarnos obras de su colección, en la cual se incluían piezas muy particulares, que solo un conocedor del arte podía haber seleccionado”, añadió.

Sorpréndete: VIDEO: Fotógrafo neoyorquino celebra el espíritu de la mujer salvadoreña con esta imponente sesión de fotos

Al igual que muchos otros que le conocieron, el arquitecto e historiador lamenta la partida de Umaña y se solidariza con su familia. “Manuel siempre conservó este interés y se hacía presente en las redes sociales recordando a diversos artistas y mostrando sus obras. Extrañaremos mucho sus mensajes y la tranquilidad y afabilidad que demostraba siempre. Se nos adelantó pero debe estar ya conversando animadamente con importantes figuras del arte salvadoreño, como Rosita Mena Valenzuela y don Carlos Cañas, a los cuales, admiró mucho. Descansa en paz Manuel”.

Los restos del capitalino serán cremados, según lo informado por Nick Mahomar.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones