Los clavos vinculados a la crucifixión de Jesucristo generan una nueva controversia

De acuerdo a un descubrimiento, se encontraron fragmentos de hueso y madera antiguos incrustados en ellos.

Expertos discuten si estas piezas provienen del sitio registrado. / Foto Por EDH / Pixabay

Por I. Rivera

Oct 22, 2020- 18:41

Los clavos vinculados a la crucifixión de Jesucristo tienen fragmentos de hueso antiguo y madera incrustados en ellos, así lo ha confirmado una investigación.

Estos clavos fueron supuestamente encontrados en Jerusalén, en una cueva funeraria del siglo I donde se cree que es el lugar de descanso de Caifás, el sacerdote judío que envió a Jesús a su muerte en la Biblia.

Sin embargo, en algún momento después de que la cueva fuera excavada en 1990, los clavos desaparecieron.

Lee también: El águila de bronce que estaba en la parte superior del monumento a los Héroes de 1893 en el Parque Infantil será restaurada

Años más tarde, el cineasta Simcha Jacobovici afirmaría haber encontrado los clavos, incluso afirmando que se usaron para crucificar al propio Jesús en el documental de 2011, “Clavos de la cruz”.

En ese momento, los eruditos rechazaron la sugerencia, negando que los clavos que Jacobovici había encontrado fueran los mismos de la tumba de Caifás. Pero ahora, un nuevo estudio ha concluido que los clavos son los mismos, y que probablemente también se usaron para crucificar a alguien.

El autor principal de la investigación, el Dr. Aryeh Shimron, hizo el asombroso hallazgo después de comparar el material de los clavos con el material de los osarios (recipientes que tienen como finalidad guardar huesos u otros vestigios humanos) de la tumba.

Hay muchas opiniones encontradas respecto al origen de los históricos clavos. Foto EDH / Pixabay

“Los materiales que invaden las cuevas difieren sutilmente de una cueva a otra dependiendo de la topografía, la composición del suelo en el área, el microclima y la vegetación vecina”, expresó. Por consiguiente, las cuevas tienen firmas físicas y químicas distintas.

“Se investigaron las propiedades físicas y químicas de los materiales que, durante siglos, han invadido la tumba y sus osarios”, añadió Shimron. “Nuestro análisis demuestra clara e inequívocamente que estos materiales son química y físicamente idénticos a los que, durante siglos, también se han adherido a las uñas2.

La cueva de Caifás fue la única coincidencia para los clavos de las 25 tumbas analizadas, señaló.

Continuó: “También hemos descubierto finas astillas de madera acumuladas en el óxido de hierro de los clavos. Está bien conservada y completamente petrificada, por lo tanto, la madera es antigua y no es una unión casual o falsa hecha por el hombre a los clavos”.

No te pierdas: Cristal, la embajadora, anuncia las noches de cabaret en diciembre

“Dentro del óxido y los sedimentos adheridos a los clavos también identificamos y fotografiamos una serie de fragmentos microscópicos de hueso”. sostuvo. Para el Dr. Shimron, un geólogo jubilado que trabajó con el Servicio Geológico de Israel, es una evidencia convincente.

“Creo que la evidencia científica de que los clavos se usaron para crucificar a alguien realmente poderoso”, dijo. Como tal, los clavos pueden haber sido guardados por un Caifás arrepentido, argumentó Jacobovici.

Además, aseguró que las reliquias habrían sido suficientes para fijar una mano humana a una viga transversal, y que pueden haber sido dobladas al final para evitar que un condenado se libere. Sin embargo, el Dr. Shimron no llega a relacionar los clavos al propio Cristo.

La investigación sigue abierta. Foto imagen de referencia / Pixabay

“La evidencia de que los clavos se usaron en una crucifixión es realmente poderosa. Pero la única evidencia que tenemos de que se usaron para crucificar al Jesús de los Evangelios es que fueron encontrados en la tumba de Caifás”, expuso. “¿Nuestra evidencia es suficiente? Realmente no puedo decir, elijo confiar en la buena ciencia en lugar de la especulación”, mantuvo.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) siempre ha sostenido que los clavos en cuestión no son de la tumba de Caifás. Y aunque reconoció que el nuevo estudio es “interesante y proporciona elementos para la reflexión”, un portavoz dijo que sus “conclusiones históricas inequívocas son algo problemáticas”.

“Parece razonable que los clavos mencionados en la investigación provengan de una cueva en Jerusalén que data del mismo período. Sin embargo, no se demostró una conexión directa con esta cueva específica. De hecho, incluso si se encontró una conexión, todavía no podemos determinar con ningún grado de certeza que la cueva sea de hecho el lugar de enterramiento del sumo sacerdote Caifás”, declaró la entidad.

La declaración continuó: “La opinión oficial de la IAA es que los clavos podrían haber sido usados ​​en cualquiera de los cientos de personas que violaron la ley romana y sufrieron este tipo de ejecución”.

Te puede interesar: Dirigido y actuado por salvadoreñas: “Josefina” es el cortometraje seleccionado en festivales de California

El Dr. Shimron sostiene que “la mayoría de los arqueólogos e historiadores, aunque no todos, aceptan que la tumba es del sumo sacerdote Caifás”. Su nombre está inscrito en dos de los 12 osarios encontrados en la tumba, y se presume que el más intrincado del par pertenece al sacerdote.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones