×

Síguenos en

El teatro festeja 15 años en el Cenar

A pesar del trabajo desarrollado todo ese tiempo, el diplomado de tres años no posee reconocimiento oficial por parte de las autoridades de cultura.

Sentados: Tania Ramos alumna de 3° año, maestro Francisco Cabrera, maestro y exalumno William Castillo. De pie (de izq. a der.): Natalia Müller, estudiante de 3° año, maestro Mauricio González, maestra Linette Luján, maestro Álex Gámez, coordinadora Alicia Meyer, maestro Homero López y Ana María Cortez, alumna de 3° año. Foto EDH / Gerson Sánchez

Por Rosemarié Mixco

Mar 01, 2018- 21:19

Natalia Müller y Ana Alonso cursan su tercer y último año del diplomado de teatro del Centro Nacional de Artes (Cenar) y ya pueden ser expuestas al público. Sí, expuestas.

Es que protagonizar un montaje teatral no es sinónimo de pararse frente a un auditorio y actuar. Previo al momento de la puesta en escena, hay un recorrido formativo que esculpe al artista de adentro hacia afuera.

Homero López y Alicia Meyer, dos de los fundadores de este esfuerzo de educación artística —junto al desaparecido Filánder Funes—, afirman que desde el 3 de marzo de 2003 que iniciaron la escuela han luchado para informar al público qué es el teatro en esencia.

“Artes como el teatro sirven para que el talento surja”, expresó López, quien después hizo referencia a una famosa frase del escritor ruso Fiódor Dostoyevski, quien aseguraba que esta disciplina es como un niño tímido que se esconde en lo más recóndito del alma, “(…) y desde adentro sufre, buscando cómo salir”.

Teatro Nacional de San Salvador: Un siglo de historia y arte

En comunión con este pensamiento, él, Meyer y Funes iniciaron esta escuela.

“Filánder no se dio por vencido hasta que logró echar andar esta iniciativa”, recordó la también maestra.

Y es que tras el cierre del Bachillerato en Artes en la década del 90, el teatro fue relegado a cursos libres y talleres. Al iniciar con la actual escuela, los primeros grupos que acudieron a las convocatorias llegaron con una idea equivocada de la formación. “El maestro Funes visualizó este proyecto como una escuela y se logró establecer un técnico en teatro que implica tres años de estudio”, explicó Meyer.

Mauricio González, maestro y exalumno de la escuela, ayuda a maquillarse a Natalia Müller. Foto Gerson Sánchez

López asegura que la idea original era crear una licenciatura de cinco años. Pero ante una serie de obstáculos y complicaciones, se optó por defender la iniciativa que este 3 de marzo cumple 15 años de fundación.

Así, en la escuela de teatro del Cenar, el 2018 inicia con siete maestros, tres alumnas de 3° año, tres de 2°, 17 de 1° -que inicia el próximo martes 6 de marzo-, 18 en el Taller de telas, 10 en el Taller infantil y 16 en el juvenil.

A lo largo de esta lucha constante por dar a conocer la esencia de esta disciplina, el Cenar ha graduado un aproximado de 42 jóvenes, algunos de los cuales continúan profesionalizándose en el género, en países como Argentina, Alemania, Italia y Estados Unidos.

LAS VOCES

Alex Gámez tiene dos años de estar con la escuela del Cenar, pero antes fue parte del Ballet Folclórico Nacional, durante 17 años. El exalumno de la Escuela Nacional de Danza “Morena Celarié” y de la Fundación Ballet de El Salvador descubrió la magia del teatro y en la actualidad imparte la materia de danza.

“Uno como bailarín se acostumbra a la perfección, a líneas, a levantar piernas, a girar, a saltar. Pero cuando llego a la escuela de teatro me encuentro con un mundo totalmente diferente. Los procesos son bien internos, bien personales, se trabaja con el ser humano”, expresó.

Grupo de teatro del Cenar es invitado a Festival de Puebla

Vivir el teatro y expresarse a través de este, requiere un descubrimiento interior que modela la personalidad.

Si el estudio inicia en los primeros años, la disciplina contribuye al desarrollo integral de los niños y jóvenes.

Es el caso de Francisco Cabrera, maestro de Expresión Oral de la escuela, quien tiene especial pasión por la producción del teatro infantil. Pero también ama enseñar y una de sus iniciativas estrella es el teatro para personas con discapacidad. “Por su naturaleza de formación les ayuda mucho”, explicó.

Estatuas humanas. Alumnas Natalia Müller y Ana María Cortez. Fotos Gerson Sánchez

El taller infantil y juvenil está a cargo de la actriz cubana Linett Luján, quien asegura que nunca se imaginó dirigiendo este tipo de proyecto. Hace cuatro años que es parte del grupo y está realizada con esta iniciativa, en la que ha aprendido muchísimo con sus jóvenes alumnos.

 

Tags Alicia Meyer CENAR Cultura Filánder Funes Homero López Teatro

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios