¿Usaste estos aparatos? Estas son las viejas tecnologías exhibidas en Ahuachapán

La exhibición en la Casa de la Cultura de Ahuachapán tiene 13 aparato; estará abierta al público hasta el 15 de agosto . Esos aparatos fueron novedad, hace más de tres décadas, y facilitaron el trabajo y dieron entretenimiento a las personas que podían adquirirlos.

Por Cristian Díaz

Ago 04, 2019- 21:05

AHUACHAPÁN. Hace algunos años, plasmar un texto en una página era una tarea de precisión, pues se hacía en una máquina de escribir, que contaba con los denominados tipos (conjunto de teclas) que al presionarlos imprimían los caracteres.

La acción daba poco margen de error ya que si el mecanógrafo se equivocaba en la colocación de la letra, quedaba evidencia de la corrección que se hacía con un líquido blanco que echaba sobre ésta. Posteriormente surgieron otros métodos de corrección más precisos, como las láminas, que no dejaban marcas en la hoja de papel.

Sin embargo, la metodología cambió en la década de los ochenta cuando surgieron los procesadores de texto electrónicas, que facilitó la acción. “Nos facilitó la vida. Mejoró el color, la estética, la limpieza y el martilleo. Además mejoró la ortografía y gramática y el tiempo en presentar el trabajo”, expresó el coordinador departamental de las Casas de la Cultura de Ahuachapán, Walter Elías.

Él dejó de utilizar hace 7 años una máquina de escribir, que a partir del 22 de julio es parte, junto a 12 artículos más de diferentes usos, parte de la exposición “Milagros Tecnológicos”.

La exhibición está abierta al público hasta el 15 de agosto.

Elías contó que la máquina expuesta fue usada durante 18 años y estaba asignada a él para el trabajo que desempeñaba en su oficina.

“Hay cosas que son sumamente importantes y que a nosotros nos causa risa, por ejemplo la máquina de escribir que hasta hace un par de años la utilizábamos en la oficina”, relató Elías.

El coordinador explicó que cuando los jóvenes llegan a la exposición y ven las laminitas para corrección preguntan: ¿Y esto para qué sirve?. “Cuando les demostramos cómo se usaba, reaccionan ‘woooow’. Es una cosa que nos causa gracia porque para nosotros era cotidiano y los jóvenes ya no saben. Ahora son parte de un museo, como los limpiatipos”, añadió Elías.


La idea de la exposición surgió cuando organizaban una bodega y encontrar algunos objetos, como la máquina de escribir. Además otros ahuachapanecos conocieron de la intención y proporcionaron más artículos a la colección.

La exposición cuenta con un tocadisco, un piano, teléfono de disco, radio a transistores, globo terráqueo, un reproductor de CD (que aún no reproducía el formato mp3 que cautivó años después), una consola de juego (Atari), contómetro, un televisor antiguo, y varias cámaras fotográficas de diferente época.

Cada uno cuenta con parte de la historia para que los visitantes conozcan su uso y origen. Además son interactivos porque los visitantes pueden experimentar cómo era su uso.

Algunas personas que han llegado a “Milagros Tecnológicos” ya han ofrecido prestar otros objetos de su propiedad para una segunda edición de la exposición, que podría realizar entre noviembre y diciembre.

Inicialmente la primera edición estaba prevista que terminara el 31 de julio; pero debido al éxito que ha tenido y al periodo vacacional estará disponible para los visitantes hasta el 15 de agosto.

“La tecnología ha ido avanzando a pasos agigantados y cada día surgen nuevas cosas. Esa es parte de la idea, que los jóvenes conozcan sobre estos artículos y que las personas que los utilizaron, recuerden el momento en que fueron utilizados”, manifestó el coordinador departamental.

Entre los aparatos que están expuesto se encuentra un teléfono de disco, que no únicamente fue de los primeros que operaron a nivel mundial sino que fue utilizado en el puesto de guarda (recepción) de la extinta Guardia Nacional en esa ciudad, y que fue parte de los cuerpos de seguridad del país.

Su color, verde musgo, denota la entidad a la que perteneció. Aún funciona aunque ya no se puede conectar a la red que opera actualmente.

“Les explico a los jóvenes que el salvadoreño no tiene límites. Estos teléfonos funcionaban con pulsos, ahora funcionan con tonos. Les cuento que en las casas, los papás para que no saliera muy alta la factura del teléfono le ponían un candadito, entonces no se podía marcar. Sin embargo, como es de pulsos se podía marcar como en el telégrafo (desde las bases donde se ponía el auricular) y de todas maneras el candadito que les ponían los papás no servía”, narró Elías.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad