Policías especializados reforzarán plan de seguridad

De 417 elementos trasladados a realizar tareas de seguridad pública, 211 pertenecen a unidades que investigan casos de homicidios, drogas y extorsiones.

De los 417 elementos policiales trasladados, la mayoría fue enviada a reforzar las delegaciones de San Miguel, San Salvador, La Libertad y Usulután, entre otras. Son pocos los enviados a La Unión y Soyapango. Foto EDH / archivo
De los 417 elementos policiales trasladados, la mayoría fue enviada a reforzar las delegaciones de San Miguel, San Salvador, La Libertad y Usulután, entre otras. Son pocos los enviados a La Unión y Soyapango. Foto EDH / archivo

Por Jorge Beltrán Luna

Sep 03, 2019- 06:15

El director general de la Policía Nacional Civil (PNC), comisionado Mauricio Antonio Arriaza Chicas, ha ordenado el traslado de más de 417 elementos policiales del nivel básico (de agente a sargento) de diversas subdirecciones, divisiones y unidades para apoyar el Plan Operativo Conjunto Antidelincuencial (FOCA).

“Eso es algo rutinario, la Policía por su operatividad desarrolla esos movimientos, no es algo nuevo, siempre se ha hecho. Los traslados se hacen conforme a las necesidades operativas que se necesitan. Obviamente el plan FOCA es algo muy fuerte que requiere de mucha presencia policial y de mucha continuidad, por tanto se necesita que nuestros policías estén en la posición que corresponde”, dijo el inspector Fredman Castaneda, director de comunicaciones de la PNC, al ser consultado sobre la gran cantidad de movimientos.

En documentos a los que El Diario de Hoy tuvo acceso está plasmado que por lo menos la mitad de los 417 trasladados a tareas de seguridad pública pertenece a unidades especiales o elite.

La División Elite contra Crimen Organizado (DECO), la División Antinarcóticos (DAN), la Unidad Antiextorsiones, la División Central de Investigaciones (DCI), la Subdirección de Inteligencia Policial (SIPOL) y la División de Fronteras han sido las áreas en las que mayor cantidad de personal ha sido trasladado.

Por ejemplo, de la DCI, trasladaron a 51; de la DECO, a 28; de la Unidad Antiextorsiones, a 26; de la División Antinarcóticos, a 57; 20 más fueron trasladados de la Subdirección de Inteligencia Policial y 29 de la División de Fronteras. Eso consta en los cuadros de traslados donde aparecen los nombres y el lugar donde fueron trasladados.

A reforzar San Salvador, San Miguel y La Libertad

Además de los 211 policías de unidades elite o especializadas que han sido trasladados a realizar tareas de seguridad pública, también hay de otras unidades como de la Subdirección de Bienestar Policial, de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), de la División de Armas y Explosivos y de la División de Tránsito Terrestre entre otras.

De entre esa totalidad de traslados, la mayoría va a reforzar la seguridad en las calles de San Salvador, Ciudad Delgado, San Miguel, Apopa, La Libertad y Usulután entre otros.

Las Delegaciones a donde más policías han sido enviados son las de San Salvador Centro y Ciudad Delgado, con 86 cada una; San Miguel con 81, y las delegaciones de La Libertad Norte (Santa Tecla) y La Libertad Sur (Puerto La Libertad) con 66 en conjunto.

El Plan FOCA fue lanzado a mediados de junio en municipios con elevados índices delincuenciales y desde entonces, funcionarios de Seguridad y el mismo presidente Nayib Bukele han hecho énfasis en la necesidad de aumentar la cantidad de policías y militares para hacer sostenibles los resultados que, según ellos, se ha logrado con el plan Control Territorial.

Parte del plan es mantener una presencia en los territorios, en especial aquellos más afectados por la delincuencia.

Aunque el director de comunicaciones, Fredman Castaneda, calificó los traslados como “algo rutinario y algo normal”, la orden de traslados ha causado diversas reacciones, sobre todo en algunos de los que han sido movidos y de oficiales de esas mismas unidades que tendrán que hacer drásticos reajustes, según explicaron a condición de mantener el anonimato.

“La DECO, la DCI, Antiextorsiones, Antihomicidios (parte de la DCI) y Antinarcóticos son unidades que tienen una sobrecarga de trabajo en investigaciones; trasladarles tanto personal implica que los casos que esa gente llevaba tendrán que ser reasignadas a quienes aún se han quedado”, comentó un oficial que pidió no ser identificado.

Las fuentes indicaron que muchos de los trasladados son personas que fueron preparadas en investigaciones dentro y fuera del país y que enviarlas a patrullar las calles es desperdiciar talentos.

Uno de los últimos grandes movimientos que hizo la PNC fue a finales de marzo de 2017, cuando 186 miembros del nivel básico y administrativo fueron trasladados.

No obstante, en esa ocasión la unidad especializada que más resultó afectada fue la DECO, de donde trasladaron a seguridad pública a seis miembros.

Sin embargo, según la orden de traslados, firmada por Arriaza Chicas el 29 de agosto anterior, de esa misma unidad fueron trasladados 28 elementos, aunque en este caso es bajo la figura de “comisión de servicio”; el período que estarán fuera sería por tres meses, comenzando el 27 de agosto y finalizando el 26 de noviembre de ese mismo año.

Por parte de los trasladados, el desacuerdo también surge en el sentido de que muchos reciben sobresueldos, viáticos y otras bonificaciones, los cuales ya no tendrán al ser enviados a patrullar como parte de la subdirección de Seguridad Pública, indicaron.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad