¿Por qué si las abejas se extinguen desapareceremos con ellas?

¿Qué pasaría si se acaban las abejas? desde la falta de alimentos al fin de la biodiversidad. La labor de estos insectos es esencial para la vida y muchos aún no lo creen.

Por Diana Orantes

May 20, 2020- 04:00

“Un mundo sin abejas sería un mundo mucho más triste, descolorido, aburrido y de dudable viabilidad”, declaró el responsable de Agricultura de Greenpeace en España, Luis Ferreirim frente a la posibilidad de que algún día estos insectos desaparezcan.

La Royal Geographical Society de Londres también afirmó que no existe en el planeta otra especie más importante que la abeja y mucha gente aún no está convencida de ello. De estos animales dependen 250 mil especies de plantas que son la base de la agricultura mundial, aclara la institución británica.

TE PUEDE INTERESAR: ¡Increíble! Las alas de las mariposas albergan un revolucionario método capaz de blindar tarjetas de crédito

Su trabajo polinizador produce la formación de semillas y frutos para la supervivencia de todos los animales y seres humanos, por eso es que la vida de todos está en sus patas.

El fundador del movimiento español que se ha expandido por el mundo, la Fundación Amigos de las Abejas, insiste que el extermino de estos insectos provocaría una castastrófica pérdida de la biodiversidad de plantas y animales y disminución de frutos y hortalizas que provocaría la falta de alimentos sobre la Tierra.

¡Las necesitamos!

“La falta de abejas provocaría un efecto en cascada: si no tenemos semillas no tendríamos pasto, ni flores, ni frutas, ni animales que se alimentan de frutas. las abejas son fundamentales en los ecosistemas”.

Carolina Starr, consultora sobre biodiversidad y servicios de la ONU.

Por eso, hoy, en el Día Mundial de las Abejas, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) retoma la necesidad de abandonar algunas prácticas “negras” y perjudiciales para ellas. Casi el 90 % de las plantas y flores dependen de ellas y el 75 % de los cultivos alimentarios también, indica la ONU.

Malas prácticas agrarias como los monocultivos, uso desproporcionado de plaguicidas y la agricultura industrializada acordonan la tierra para que las abejas no prosperen. Pero también el cambio climático, la urbanización de terrenos y contaminación electromagnética les afecta.

Si la actividad humana, el desarrollo de las sociedades y el medio ambiente lograran un equilibrio la situación podría mejorar. La clave, como opina Ferreirim, podría ser: “Que seamos capaces de controlar la población y el consumo de materias primas, respetar y mantener al máximo la biodiversidad de especies vegetales y animales sobre nuestros ecosistemas”.

La colmena y sus propiedades

Los productos que se extraen de la colmena son variados. De ellos se obtiene más que miel y todos cumplen una función saludable. El veneno que se saca se utiliza como un potente antiinflamatorio y analgésico, con la cera se preparan ungüentos cicatrizantes e injertos de medicina. La jalea de las colmenas es necesaria para estimular el sistema nervioso e inmunitario. El polen sirve como complemento alimenticio para dar energía al organismo y los propóleos tienen propiedades antivirales.

¿Por qué la vida de las abejas está en tus manos?

Para contribuir a que las abejas no se extingan, la Organización de las Naciones Unidas propone:

1. Cultivar en el jardín de tu casa una amplia variedad de plantas autóctonas que florezcan en diferentes épocas del año.

2. Compra miel pero sin refinar y preferiblemente a los agricultores de tu zona o en las tiendas naturistas que se surten de los productos de emprendedores locales.

3. Antes de adquirir un producto derivado de la colmena investiga qué prácticas agrícolas realizan los apicultores, si son sostenibles quiere decir que sus procesos respetan la vida de estos insectos

4. Protege las colonias de abejas silvestres. Si en tu colonia o cerca de tu casa hay una colmena no la molestes. Respeta su espacio.

TAMBIÉN LEE: Cuida el Planeta Tierra desde tu móvil

5. Deja un cuenco poco profundo con agua limpia y piedras o palos para que las abejas beban y no se ahoguen.

6. Ayúdalos a mantener los ecosistemas forestales.

7. Crea conciencia sobre su situación, comparte esta información en tus círculos y redes sociales. El declive en el número de abejas nos afecta a todos.

8. Mientras tanto, y desde la realidad que a cada quien le circunda, hay que respetar su vida, casi imperceptible para muchos, pero completamente necesaria para sobrevivir.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad