Oscar Avalle: “Más que financiación, lo que El Salvador necesita es conocimiento técnico”

El representante del Banco Mundial en El Salvador dice que el organismo tiene disponibles unos $700 millones para proyectos de desarrollo en los próximos cinco años, pero más que dinero lo que importa es que el país los vuelva sostenibles.

“Lo que buscamos es ayudar a El Salvador a insertarse en la cuarta revolución industrial. No impoorta el financiamiento sio importa el financiamiento sino que se tenga clas lo que se quiere”. Foto EDH/David Martínez

Por Karen Molina

Ago 23, 2019- 06:30

El representante del Banco Mundial en El Salvador, Oscar Avalle, ha comenzado a trabajar de lleno con los nuevos funcionarios de gobierno, en aras de identificar los proyectos más urgentes para el desarrollo del país.

Y aunque no se casa con una cifra específica, dice que el organismo tiene disponible entre $600 y $700 millones de financiamiento para los próximos cinco años, que podrían aprobarse de acuerdo al tipo de proyectos que se planteen.

Pero más que dinero, para Avalle, lo que realmente importa es que el país aprenda a aprovechar sus recursos y hacer sostenibles los proyectos que desarrolla hoy. En pocas palabras, le apuesta a que el país aprenda a pescar antes que solo recibir el pescado.

En esta entrevista el representante habla de los proyectos que ya comenzó a discutir con el gobierno y lo importante que es para él el apoyo técnico.

Entiendo que se ha reunido con funcionarios de gobierno para hablar de posibles proyectos. ¿Hay coincidencia en los objetivos?

El Banco Mundial es una institución muy peculiar porque trae a la mesa tres elementos claves: el primero, que para nosotros es el más importante, es el tema del conocimiento, el cómo hacer las cosas. El Banco Mundial es una institución que por su naturaleza, es global. Lo que trae a la mesa es esa posibilidad de generar conocimiento global y transmitirla y compartirla. En segunda instancia está facilitar los diálogos alrededor de esos conocimientos y generar nuevos conocimientos. En el caso de El Salvador, estamos trabajando en el tema de desarrollo local y educación. Lo que estamos haciendo es trayendo experiencias de otros países en cómo fortalecer el desarrollo para que las comunidades puedan brindar los servicios a nivel local con infraestructura para generar oportunidades.

Pero no es simplemente que transmitamos experiencias, sino que a través de ese proceso, se busca generar nuevas ideas y esas son las que se vuelven a transmitir.
En tercer lugar está la parte de la financiación, pero esta acompaña al conocimiento y ese es un tema esencia de cómo trabaja el banco y cómo serán los diálogos con las autoridades. Nosotros no somos una institución de financiamiento y eso para nosotros es un elemento clave en la discusión.

Nosotros somos una institución que genera conocimiento, apoya al gobierno en el cómo y al mismo tiempo, después, si se identifica un cómo que funcione bien, nosotros estamos dispuestos a invertir en función de cómo lograrlo.

¿Y los proyectos son similares a los que quiere implementar la nueva administración?

A partir de ese planteamiento, dijimos que sería bueno juntar los equipos técnicos con sus equipos técnicos (los del gobierno) para que nuestro equipo escuche cuáles son las prioridades y ver cómo podemos comentarlas y apoyarles para que se transformen en realidad. Tuvimos una reunión con todo el gabinete en la cual participaron también unas 50 personas de distintos lugares para apoyarles en desarrollar nuevas ideas y en algunos casos, ver cómo esas nuevas ideas se pueden financiar de tal manera que esa inversión de largo plazo pueda ser redituable y la gente se quiera quedar.

¿Cuáles son algunos de esos proyectos que ya se están discutiendo y cuál es sus expectativas de estos?

A mí me gusta hablar más de dónde estamos trabajando, más que las expectativas. Me gusta ver al banco como socio apoyando porque es clave el conocimiento para complementar. No es simplemente: “nosotros damos”, sino también “estamos trabajando”.

Nosotros vemos que un elemento clave que se está planteando es el elemento de generar oportunidades. Hay muchos elementos que van en el trabajo hacia lograr esos objetivos: promover inversión externa, promover inversión local. Pero nosotros vemos que ante eso hay dos elementos claves: educación y salud, importantísimos para lograr que haya oportunidades y que haya gente que pueda responder a esas oportunidades. En ese sentido, lo que estamos trabajando en este momento es justamente que tenemos una misión en el país para ver cómo podemos apoyar todo el debate y la forma de mejorar la educación, pero la educación de largo plazo. Tenemos que invertir en la educación de los niños de 0 a 6 años.

El banco quiere apostarle al largo plazo. El financiamiento sigue a las buenas ideas. El problema no es el financiamiento sino el qué estamos haciendo.

Sé que el Banco Mundial también está trabajando en un proyecto de $200 millones para apoyo a las municipalidades que está en discusión en la Asamblea. ¿Cómo avanza?

Es esencial el trabajar en cómo hago para que los servicios esenciales lleguen al vecino de al lado. Y si yo quiero generar oportunidades a nivel local y quiero que se establezca un hotel, yo necesito que haya desarrollo local.

El desarrollo local es clave y tiene que darse a través de las municipalidades. Este proyecto fue aprobado por nuestro directorio en abril y está en el proceso de discusión en la Asamblea Legislativa, que está haciendo preguntas.

Este instrumento, lo que tiene de lindo es que, por un lado, trae la parte técnica y de conocimiento del Banco. Pero por otro lado le da y le facilita al alcalde la construcción de la obra porque en base a la prioridad del alcalde la obra se ejecuta directamente. La decisión sobre qué obra yo voy a hacer es a nivel municipal.

Pero el proyecto tiene un elemento muy fuerte de capacitación y es porque creemos que si realmente queremos que este tipo de iniciativas sea sostenible más allá de la financiación, ese elemento es clave. Creo que vamos a llegar a buenos términos porque creo que a nivel global está siendo observado como una buena práctica.

Entonces ¿más que financiamiento, lo que el Banco quiere dar es el apoyo técnico y la capacitación más que otorgar un crédito?

Eso es lo que queremos: sostenibilidad. Yo creo que la cooperación internacional ha aprendido mucho en los últimos 30 años y es un proceso de evolución cada vez mayor. Ahora estamos trabajando todos en base a resultados más que en base a simplemente a poner dinero y contar ovejas. Estamos pensando en una manera más estratégica y creo que eso es una lección. El Banco Mundial siempre trata de aprender de lo que ha sucedido con los proyectos que hemos ejecutado. Nosotros no venimos aquí para ganar plata, sino para apoyar al país con nuestra experiencia.


Educación temprana, uno de los proyectos clave en los que el Banco Mundial quiere apoyar al país

Darle educación a los niños desde los 0 hasta los 6 años para que su creatividad y desarrollo congnitivo crezca es uno de los proyectos en los que el Banco Mundial comenzará a trabajar de lleno junto al Gobierno salvadoreño.

Según el representante de este organismo en El Salvador, Óscar Avalle, esta es una de las apuestas para que el país se desarrolle económicamente.

Eso sí. Los resultados no serían inmediatos pues serían visibles hasta dentro de muchos años.

Sin embargo, Avalle cree que si no se hace esto desde ahora, el país no podrá desarrollar otras áreas que reclama actualmente.

Para atraer inversión, para ser atractivos y competitivos como país, primero hay que apostarle a estos proyectos.

Según datos del Censo Escolar Inicial del Ministerio de Educación de 2018, en El Salvador, solo 15 de cada 100 menores de 6 años están inscritos en un centro educativo.

Además, 40 de cada 100 niños entre 4 y 6 años no asisten a la escuela.

Estos son datos que deben alertar al país desde hoy para que logre los objetivos que quiere más adelante.

También la salud

Otro de los proyectos en los que el Banco también quiere apoyar al país en el área de salud, y específicamente aquellos que tienen relación con las enfermedades no transmisibles como el cáncer, la diabetes, la obesidad y la hipertensión, entre otros, pues Avalle asegura que estos son padecimientos que no se están previniendo de la mejor forma y que le están quitando la vida a los salvadoreños.

Además hay otros planes que involucran inversión en infraestructura, específicamente en temas logísticos.

Avalle dice que estos temas están en la mesa de los que se han abordado con el nuevo gobierno y sobre todo con Luis Rodríguez, comisionado presidencial para proyectos estratégicos.

Al Banco Mundial también le interesa desarrollar proyectos en el tema de la geotermia.

“Esto es como ir juntando piezas de rompecabezas, afirma.

Luego viene toda la parte de la inversión que se necesita de forma inmediata para generar empleos pues muchos de los proyectos no tendrán un resultado inmediato y los salvadoreños están ansiosos de ver oportunidades desde hoy.

Los proyectos en la mesa son muchos, pero según Avalle, se irán desarrollando poco a poco, con lo que además se definirá si se necesita financiamiento.

Aunque el representante del organismo internacional no quiere casarse con una cifra específica, afirma que los montos de crédito disponibles para el país podrían oscilar entre $600 y $700 millones, pero estos serían aprobados y desembolsados dependiendo de la viabilidad y sostenibilidad que tengan pues se busca tener resultados por cada uno de estos planes futuros.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Vive una experiencia llena de elegancia y tecnología
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad