Odontólogos denuncian haber sido marginados por el gobierno

Han pasado más de 60 días desde que se decretó la cuarentena por el COVID-19 y ante eso los profesionales de la odontología son uno de los gremios más afectados.

Por Milton Rodríguez

May 22, 2020- 22:10

Consultorios odontológicos cerrados por más de 60 días, atendiendo el primer decreto emitido por el Gobierno el 14 de marzo, y a la fecha, el panorama de cuándo reabrirán es tan incierto como las altas deudas que algunos médicos acumulan.

La mayoría de este gremio trabaja de manera privada y se ha visto afectado por los alquileres, ya que ciertos arrendatarios no han cumplido las recomendaciones del gobierno de congelar los cobros; por los pagos fijos de servicios, pues se siguen acumulando sin tener ingresos. Otros deben pagar salarios a sus asistentes técnicos y secretarias.

A eso se suma, “los altísimos costos de nuestro equipo de bioseguridad que se incremento hasta 300% y que antes se podía prescindir de ciertos insumos según la historia medica del paciente y riesgos del procedimiento a realizar y debido a la pandemia hoy es necesario en todos los casos por la incertidumbre de si son pacientes portadores asintomáticos”, dice la doctora Escalante.

Si bien algunos miembros de este gremio creen que la medida del cierre fue acertada, por ser una profesión de riesgo, debido a la cercanía con la que trabajan con el paciente que es entre 30 a 50 cm, y también por la generación de aerosoles al momento de activar las turbinas. Sin embargo, hay otros que señalan que la medida fue muy prematura, ya que cuando cerraron no se había registrado ningún caso del virus en el país.

Según el doctor Espinoza, quién es Máster en Odontología Preventiva y Comunitaria, la medida fue muy prematura debido a que los primeros casos fueron en los centros de contención. Además señaló que dos semanas después, se enteraron que muchos de sus colegas que trabajan en la red nacional continuaban haciendo visitas comunales en donde el riesgo de contagio podría ser mayor. Se realizó la denuncia y al parecer eso se modificó.

El gremio aclara que no es que se debía cerrar hasta que hubiera contagiados, sino que, muchos ya tenían tratamientos iniciados, tuvieron que parar y decirle al paciente que les mandaron a cerrar y que hasta después se continuaría.

Un trabajo con restricciones durante la cuarentena

¿Qué tipo de atención pueden dar?Según el decreto del 14 de marzo solo pueden atender “emergencias” odontológicas.

Urgencias versus emergencias

“Hay que hacer una diferencia entre emergencia y urgencia. “Emergencia” es una atención inmediata porque ponen en peligro la vida de la persona, incluye sangramiento incontrolable en pacientes anticoagulados entre otros. En cambio, las “urgencias”, que es la palabra ideal, requiere una atención oportuna para no llegar a una emergencia, esto incluye: dolor dental, traumatismos dentales, fracturas dentales, abscesos entre otros”, dice el médico.

Atención en plena cuarentena

Hacen una evaluación por videoconferencia o por teléfono aprovechando y se evalúa si el paciente tiene que llegar a la consulta o se puede controlar con medicamentos.

Equipo más especializado

Muchos médicos que trabajan con Salud han tenido que gastar de su dinero o hacer colectas para conseguir insumos más especializados como mascarillas N95, lentes más herméticos, termómetros infrarrojos, etc, según detalla el doctor Espinoza. Ya que el Gobierno solo les proporciona insumos básicos, no acordes al alto contagio del coronavirus.

 

Ese fue el caso de la doctora Reyes, quién trabaja en su clínica privada, y dice estar entre los más afectados en la parte económica “Fue de un día para otro que dijeron “cierran las clínicas” y muchos estábamos con tratamientos iniciados. “Qué pasó con eso, la gente tuvo que decir, bueno voy o no voy, y con esto de que la gente tiene mucha información, eso puede confundir”.

De igual manera piensa la doctora Escalante, “en el principio de la pandemia pienso que se debió flexibilizar un poco para lograr finalizar algunos tratamientos que benefician la salud de nuestros pacientes”.

Situación extrema y sin paliativo

Los odontólogos que tienen consultorio privado han tenido que vivir en estos dos meses situaciones muy difíciles, ya que fueron los primeros en cerrar, y aseguran que no se anunció ninguna medida paliativa ni han sido incluidos en las ayudas gubernamentales.

El doctor Espinoza, detalla que aparte de los impuestos han tenido que seguir con los pagos de colegiaturas, gastos del hogar y demás. “Esto es más difícil si dentro del hogar ambos son odontólogos privados. Si bien la única ayuda que se ha tenido fue a aquellos que nos apegamos a las ayudas bancarias, pero eso solo será el congelamiento de cuotas por tres meses. Muchos tienen ahorros, pero sabemos también que comienzan a escasear”, afirmó.

Quien concuerda con las opiniones de sus colegas y plantea que las autoridades debieron flexibilizar las medidas es el doctor Andrade, especialista en Periodoncia. Cree debió valorarse que son profesionales que puntualmente pagan sus impuestos, pagan salarios, alquileres de local, de casa. “Por ser profesionales independientes simplemente se nos excluyó y dejó fuera de toda ayuda”, denunció.

Algunos de los odontólogos mencionaron que debido a la difícil situación que atraviesan han tenido que hacer despidos de manera temporal.

Otros han tenido que hablar con el personal y llegar a un acuerdo. “Al no haber ingresos en la parte privada, muchos han podido soportar estos dos meses, pero los ahorros comienzan a escasear, muchos han optado no en despedir, si no un cese del contrato o acuerdo con el personal”, comentó Espinoza.

El doctor Andrade dice que han soportado hasta donde les ha sido posible, pero que si esto se extiende hasta después de mayo, será algo insostenible, advierte.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad