Industriales le apuestan a fabricar, reciclar y reutilizar los desechos

Asiplastic promueve la economía circular como una solución viable para minimizar la contaminación.

Uno de los principales procesos para minimizar la contaminación es la conversión de desechos. En este caso bolsas plásticas de polietileno son reconvertidas, generando sustentabilidad y dinero. Fotos EDH / Yessica Hompanera.

Por Jessica Guzmán

Jul 31, 2019- 20:30

El tema de la producción y el manejo del plástico cada vez más va tomando importancia en el país, actualmente hay algunas iniciativas en la Asamblea Legislativa, encaminadas a revisar si es viable algún tipo de regulación.

El sector plástico en El Salvador está representado por la Asociación Salvadoreña de la Industria del Plástico (Asiplastic), gremial que aglutina 92 empresas, entre productoras, proveedoras, recicladoras y esta advierte que se oponen a cualquier prohibición de producción y uso de productos plásticos, ya que la solución es la economía circular.

“Lo que apoyamos es la economía circular. Cualquiera que sea el inicio de una ley, de una regulación tenemos que estar presentes como sector”, señaló Ricardo Morán, presidente de Asiplastic.

“Esto de los ataques al plástico es mundial y muchas veces son las modas, pero hay un desconocimiento técnico importante. Creo que quienes quieren llevar adelante esas iniciativas deben prepararse un poco más”, agregó Morán.

La industria del plástico en el país se orienta a la fabricación, reciclaje y re-producción del material con la misión de minimizar la contaminación

El representante del sector del plástico advierte que mientras la cadena siga lineal, es decir: fabricar, consumir y tirar, nada cambiará, por lo que la apuesta de la industria es la economía circular.

La economía circular es básicamente la fabricación, el uso, el reciclaje y la reproducción, para que esos productos usados vuelvan a un proceso de fabricación de productos diferentes o de los mismos.

“La apuesta es la economía circular, pero no solo es necesario que lo hagamos en la industria, sino que todos nos sumemos a una economía circular y no solo del plástico”, señaló Morán.

En la planta de IPSA se siguen procesos de extrusión y coextrusión, flexografía, corte y sello y el de reciclado y conversión de productos. Fotos EDH /Yessica Hompanera.

¿De qué estamos hablando?

Según Guillermo Palacios, gerente de producción de Industrias Plásticas S.A. de C.V. (IPSA) tratar el tema del plástico y del reciclaje y reconversión del producto requiere de mucha responsabilidad.

“Nosotros procesamos polietileno, porque hay muchas variedades de plástico, entonces las recibimos para procesar son las bolsas de detergente, bolsas en las que venden agua, bolsas de supermercado, pajillas, las bolsas que le dan en los almacenes cuando compra zapatos o ropa, esas son las que procesamos acá; esa bolsa en la calle que para usted no vale nada, yo la reconvierto en tela lluvia y ya es dinero”, explica el gerente de producción de IPSA.

La tela lluvia de la que habla es un tipo de plástico que puede servir para tapar superficies o servir como techo de algo o para las salineras.

“Se colecta, se derrite, se pica, se convierte y se vuelve a hacer un material útil para el sector agrícola, salinero, ferretero e industrial, o para economizar sustituyendo un techo con una tela lluvia”, explica Palacios.

En IPSA se realizan los procesos de extrusión y coextrusión, este último es un proceso de fabricación de empaques multicapa, es decir de alta barrera, para productos alimenticios.

Estos productos de empaque conservan mejor los productos y se fabrican con materia virgen.

El otro proceso es la flexografía, que es un proceso de impresión de alta velocidad de empaques tipo flexibles, a este le sigue el corte y sello, según se requiera el producto que el cliente ha contratado.

La empresa produce diariamente unas 22 toneladas de material plástico para empacar diferentes productos.

El polietileno que sube como burbuja inmediatamente es reconvertido nuevamente en producto plástico que es utilizado en el sector agrícola, salinero, ferretero e industrial. Fotos EDH / Yesica Hompanera.

Se necesita responsabilidad

Actualmente según datos de Asiplastic el 100 % de las empresas que están agremiadas que en total son 92, realizan este proceso de economía circular, el problema es que mucho del producto que debe reciclarse va a parar a cunetas, quebradas, ríos y el mar, por el uso que le da el usuario final, señala Morán.

Los industriales señalan que el problema de contaminación no solo es el plástico, hay mucho materiales tóxicos que son tirados en cualquier lado o son llevados a botaderos de cielo abierto y en los peores casos terminan en ríos y océanos.

Eduardo Cáder, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales, es claro y enfático en señalar que el problema no es el plástico, sino “la irresponsabilidad del ser humano. El ser humano demanda el plástico; el ser humano hace uso a conveniencia según las características del producto, pero luego lo desecha, lo bota, ese es el problema”.

Los industriales hacen un llamado al gobierno central, a las municipalidades, al Ministerio de Educación, al Ministerio de Medio Ambiente a todas las personas a apoyar la economía circular, no solo sobre productos plásticos, sino con todos los desechos sólidos, para minimizar la contaminación.

Ricardo Morán presidente de Asiplastic asegura que la apuesta es la economía circular. Foto EDH/Yessica Hompanera

En estudio
Actualmente se está estudiando en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa el proyecto de la Ley Integral de Residuos y Fomento al Reciclaje.

Esta iniciativa fue presentada por el Consejo de Alcaldes del área Metropolitana de San Salvador (COAMS).

Pero no es la única propuesta que está en el seno de la Comisión, también está la iniciativa denominada “Ley 2021 conversión del plástico de un solo uso y sus productos derivados a productos biodegradables”.

La otra iniciativa es “Ley para la sustitución progresiva del uso de bolsas plásticas de polietileno o plástico convencional”.

“Ley para la prohibición de plásticos de un solo uso y recipientes o envases descartables”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad