Joven Talento regresó de Japón y fue puesto en cuarentena casi un mes después

René V. fue sometido a la prueba COVID-19 y aunque salió negativo sigue en cuarentena.

Foto de referencia / EDH / Archivo.

Por Jaime López

Mar 29, 2020- 22:00

René V. es un exalumno del Programa de Jóvenes Talento y su buen desempeñó académico le permitió obtener una beca en una universidad de Japón hace tres años. El 25 de febrero regresó al país para pasar las vacaciones junto a su familia.

Lejos de disfrutar de la belleza natural del país y su grupo familia, el joven universitario ha permanecido encerrado entre cuatro paredes, primero del hospital Saldañas , y luego en un hotel capitalino.

La razón de estar en cuarentena es que René V. sufrió una fiebre el 19 de marzo y fue a un hospital privado a recibir atención; por protocolo su caso fue informado a las autoridades de Salud y luego referido al hospital Saldañas, en Los Planes de Renderos, al sur de San Salvador.

“Pasé en el hospital Saldañas del 19 al 23 de marzo y de ahí me trasladaron al hotel Bella Luz en San Salvador y donde ha permanecido hasta la fecha”, donde no niega que la atención mejoró en comparación al hospital , en donde ni siquiera agua le daban, comentó.

En ese hospital afirmó el denunciante que los pacientes no reciben el kit de limpieza, ni papel higiénico o toallas necesarias para el aseo e higiene personal; entre tanto en el hotel donde fue trasladado, la situación es otra, permanece en encierro total, aunque su condición de salud es normal.

René afirmó que en los centros de contención los pacientes tienen prohibido conocer su estado de salud de forma oficial, aunque él, ha logrado saber de forma extraoficial que su prueba dio negativo, aseguró.

Encuarentenados piden a autoridades que rectifiquen método de actuar

“Esta es una emergencia y han tomado muchas medidas rápidas, pero siempre es de hacerles ver que hay casos donde no se están aplicando las cosas correctas y que tomen consciencia y las rectifiquen”

René V. ex alumno de Jóvenes Talentos, con sede en la UES.

Afirmó que el nexo epidemiológico por el que fue sometido a cuarentena fue el haber venido de Japón, pero a más de 30 días de observación, a su juicio no se ha desarrollado el COVID-19 en su cuerpo.

“Pero según ellos (autoridades sanitarias) la cuarentena a él no le cuenta desde que llegó al país sino desde el 19 de marzo, cuando presentó síntomas “, añadió René.

Para este lunes, está previsto que será sometido a una segunda prueba que confirmarían el resultado anterior negativo o que es portador del virus, de acuerdo a lo que explicó el joven.

Frente al calvario que ha tenido estos 11 días, concluye que “de haber sabido, lo que le iba a suceder, no hubiera consultado en un hospital cuando presente fiebre, porque en ese hotel donde está, dice que lo más desesperante es el encierro y el calor que hace”.

René comparte el cuarto con la misma persona, quien resultó negativo y no representa ninguna amenaza, lo que sí sucedió en el hospital, donde a cada rato entran y salen personas, comentó.

El universitario dijo que le preocupa que el personal de salud no estandariza la información epidemiológica, pues unos le dicen que será enviado a su casa y otros que no. También le dicen que les van a trasladar a otro lugar, lo que crea confusión; “sería bueno que se pongan de acuerdo y no nos tengan esperanzados en cosas que no son”, expresó el becario.

Tercer año de carrera

El muchacho estudia Ciencias Físicas en un Instituto Tecnológico de Tokio, “una carrera que usa las matemáticas para resolver los misterios de la naturaleza o como funciona”. Es una carrera de cuatro años, de los cuales ya estudió tres y comienza su cuarto año y final de su carrera.

Uno de los trenes en los que la población se moviliza en ese país. Foto EDH / Archivo

Su plan era regresar a Japón el miércoles próximo pero está consciente que no podrá, por lo que tendrá que integrarse en abril cuando inicia el próximo ciclo.

En este último años de estudios, aseguró el muchacho tendrá que realizar su tesis de graduación.

Esta vez era la tercera ocasión que salía de Japón para encontrarse con su familia, aprovechando que en febrero son las vacaciones en el país nipón.

Antes de ganar la beca, participó en dos olimpiadas en Ciencias Físicas, donde ganó medallas; en una de ellas obtuvo oro en la XX Olimpiada Iberoamericana de Física.

Esa competencia académica realizada en la Universidad de San Simón en Cochabamba, Bolivia contó con la participación de 120 jóvenes de 20 países.

A casi un año de terminar su carrera, el joven investiga conseguir una oportunidad en una universidad estadounidense para continuar su formación a nivel de pos grado y doctorado y convertirse en un investigador en Ciencias Físicas.

Para ganar una beca japonés, los postulantes, además de reunir los requisitos académicos y hablar el idioma inglés, deben superar una prueba de selección.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad