Muere empresario ahuachapaneco que se encontraba en cuarentena en el Hospital Saldaña

Sus pruebas de COVID-19 resultaron negativas. Había regresado el 14 de marzo de un viaje por Brasil; del aeropuerto lo mandaron a un albergue pero al presentar fiebre lo llevaron al hospital. Murió el viernes pero a la familia le avisaron hasta el domingo en la mañana, diciéndoles que murió de un paro cardiorrespiratorio.

Afueras del Hospital Saldaña. Foto EDH / Evelia Hernández

Por Jorge Beltrán

Mar 29, 2020- 17:56

Julio C., de 82 años, empresario de autobuses y de ventas de repuestos automotrices, falleció el viernes en la noche en el hospital Saldaña, donde estaba en cuarentena luego de haber ingresado al país proveniente de Brasil, según informaron parientes de la víctima.

El empresario era reconocido en el departamento por su altruismo.

Contreras Pérez regresó junto a su nieto Luis Márquez Contreras, el pasado 14 de marzo, vía aérea, procedente de Brasil donde permanecieron por lapso de siete días.

Al regresar, fueron enviados al albergue del Injuve, en la colonia Zacamil, de Mejicanos. Estando en ese lugar, el 20 de marzo, Contreras Pérez, quien padecía de diabetes, presentó síntomas de gripe y fiebre por lo que lo trasladaron al hospital Saldaña, donde le hicieron pruebas de COVID-19, las cuales salieron negativas.

 

“Fuimos a un viaje del 9 al 14 de marzo a Brasil. cuando entramos al aeropuerto luego nos trajeron al Injuve Zacamil. Estando acá todo iba bien pero el 20 de marzo mi abuelo presentó síntomas de fiebre y por protocolos de salud lo llevaron al hospital Saldaña. Ahí comenzó todo”, comentó Luis a través de una llamada telefónica con El Diario de Hoy.

Según Luis, estando en el hospital Saldaña pasaron dos o tres días que a su abuelo no lo atendieron. “Lo dejaron abandonado, eso me decía porque yo hablaba con él por teléfono. Me decían que no le hacían nada. Cuando lo comenzaron a dar atención ya era tarde porque ya esta complicado con el problema del azúcar y el problema respiratorio se había agravado”, explicó el joven.

Luis afirmó a El Diario de Hoy que a pesar de que su abuelo le comentó que la prueba de COVID-19 había resultado negativa, lo dejaron en el hospital.

“El sistema de salud me mató a mi abuelo y no me quieren dejar saliera darle el último adiós. No tienen corazón esta gente”, dijo vía telefónica, Luis, quien todavía se encuentra en el albergue de la Zacamil.

De acuerdo con Luis, lo que le han dicho a la familia es que murió de un paro cardiorrespiratorio, pero a pesar de que murió el viernes, fue hasta el domingo en la mañana que les avisaron que el anciano había muerto.

La muerte de Contreras Pérez se suma a la de María Marta Ramos de Cornejo, quien también falleció el viernes por complicaciones de la diabetes que padecía. Ella estaba en cuarentena en el hospital Saldaña luego de haber regresado el 14 de marzo procedente de Honduras.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Familiares velan en Sonsonate a anciana que falleció en el Hospital Saldaña

La ahora fallecida y su esposo ingresaron de Honduras a través de la frontera El Poy, Chalatenango, de donde los llevaron al albergue de la Villa Olímpica. Luego fueron trasladados al hotel Alicante. Según fuentes cercanas a la familia, las pruebas en ambos dieron negativos a COVID-19

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad