Protocolos sanitarios en transporte público son clave para reapertura económica

Fusades presenta siete propuestas de políticas públicas que se deben aplicar para transitar a una reapertura económica efectiva y sin alza de contagios.

Una de las siete propuestas que presenta el documento se enfatiza en los protocolos de seguridad y estrictamente lo que se debe implementar en el transporte público. Foto EDH / Archivo

Por Jessica Guzmán

Jul 23, 2020- 21:35

El Salvador ha pasado cuatro meses en cuarentena obligatoria, con la economía cerrada y con un índice de contagios que a pesar de estas medidas va al alza. En ese sentido y tras un análisis, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) presenta siete propuestas de políticas públicas para transitar a una apertura económica sostenida, frente al COVID 19.

Una de las siete propuestas que presenta el documento se enfatiza en los protocolos de seguridad y estrictamente lo que se debe implementar en el transporte público, dentro de los buses y microbuses, y los que deben de seguir los usuarios en las paradas o estaciones donde abordan las unidades.

“Se deben gestionar y aprobar protocolos específicos a empresas en particular; protocolos para actividades comunitarias, como puede ser el servicio de autobuses, estableciendo en las paradas protocolos para mantener el distanciamiento (evitar las aglomeraciones), y la limpieza y el distanciamiento social dentro de las unidades”, establece el documento realizado por Fusades, bajo la dirección de Pedro Argumedo, investigador del Departamento de Estudios Económicos de la institución.

Conoce cuáles son las medidas sanitarias para la reactivación del transporte público

Varios empresarios en el rubro de restaurantes y de la industria han señalado que los protocolos en el transporte público son clave para la reapertura económica, ya que es por donde la mayoría de los trabajadores se va a movilizar, ya que muchas empresas ya no pueden costear este servicio o al menos no por mucho tiempo.

Temas importantes

Otro de los puntos clave que señala Fusades es la educación; ya que se debe invertir en una campaña masiva para que cada persona sea consciente de los riesgos que corre de contagiarse y contagiar a otros, si no sigue los protocolos sanitarios en donde se encuentre.

“A cuatro meses de una larga cuarentena y con una ampliada primera fase de reapertura, el país se encuentra con una expansión veloz de los contagios, con saturación en los centros hospitalarios, creciente número de fallecidos y con la economía en severa recesión, y perdiendo decenas de miles de empleos”, explica Argumedo.

Es vital que entre el gobierno y diferentes actores desarrollen una campaña permanente que oriente a las personas sobre criterios claros de distanciamiento social, lavado correcto de manos, importancia del uso de tapabocas, protocolos de transporte público, de compras en los mercados, en tiendas y en los negocios por cuenta propia (pequeñas y microempresas) y sobre el uso de servicios de salud, expone el análisis de Fusades.

√  Bukele se contradice y suspende segunda fase de reapertura económica

7 medidas propuestas por fusades para bajar contagios en una reapertura

1- Campañas masivas de educación a la población

Coordinadas e inclusivas con iglesias, onegés, alcaldías y Adescos. El fin es disminuir el contagio a través de un mayor conocimiento del autocuido con acciones colectivas para evitar la transmisión comunitaria del virus. La educación debe cambiar patrones culturales que propician la expansión de la COVID-19.

2- Aumentar pruebas de covid

Realizar un plan nacional avalado por expertos médicos para ampliar el número de pruebas diarias actual, de 0.04% de la población, a las tasas que recomienda el Institute Edmond J. Safra Center for Ethics de la Universidad de Harvard, haciendo pruebas diarias al 2% de la población (132,853 test), y luego incrementarlas a 6% (398,560 test).

3- Detectar posibles nexos de contagio

La trazabilidad es esencial para identificar y monitorear los contagiados positivos,y a las personas con quienes estuvieron en contacto durante los últimos 14 días, para notificarles su riesgo de contagio, por lo que deberán pasar a cuarentena individualizada por 14 días.

4- Aislamiento seguro

Los aislamientos de personas se deben preparar para pacientes sintomáticos y asintomáticos. Para el aislamiento personal en el hogar es importante educar comunicando ampliamente el protocolo con sus pautas; y para quienes no dispongan de un lugar seguro de aislamiento, facilitarles el apoyo a través de un centro de cuarentena.

5- Alerta semáforo

Si partimos que en la pandemia un criterio clave es “salvar vidas”, se propone un sistema de alertas tipo semáforo que se base en indicadores directos en la atención médica para vivir. Declarar “alerta amarilla” cuando la ocupación de camas UCI sea el 50%; “alerta naranja” si la ocupación es de 51% a 80% y “alerta roja” cuando la ocupación sea de 81%.

6- Aumentar la capacidad hospitalaria

Disponer de un margen de servicios de camas UCI, para atender posibles rebrotes. Los hospitales deben disponer de un margen de camas libres por la alta probabilidad de rebrotes. Reservas de Equipo de Protección Personal (EPP) para el personal médico para que puedan atender seguros a los pacientes.

7- protocolos de seguridad

Se deben aprobar protocolos específicos a empresas en particular; protocolos para actividades comunitarias, como servicio de autobuses, en las paradas para mantener el distanciamiento y limpieza y distanciamiento físico dentro de las unidades; protocolos en los mercados municipales, en negocios informales y en espacios públicos.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad