Coroneles, al poder; generales, al retiro en la Fuerza Armada de El Salvador

El exministro de Defensa durante los gobiernos del FMLN, David Munguía Payés, y otro general de división fueron dados de baja por cesar en sus funciones. Además, nueve generales fueron sustituidos de sus cargos por coroneles y llamados al Estado Mayor Conjunto donde no tendrán mando.

El pesidente de la República recibió este martes en bastón de mando de la Fuerza Armada que le confiere el cargo de Comandante general de la institución. Foto EDH/ Jesscia Orellana

Por Jorge Beltrán Luna -David Marroquín

Jun 12, 2019- 06:00

Por primera vez en mucho tiempo, seis coroneles asumen la conducción total de la Fuerza Armada de El Salvador, relegando además a un puñado de generales a quienes, en la última orden general de la institución castrense, se les relevó de sus cargos para ponerlos en disponibilidad.

Uno de ellos es David Munguía Payés, quien fungiera como ministro de la Defensa durante los dos gobiernos del FMLN.

Según la última orden de la Fuerza Armada, el Alto Mando de esa institución estará en manos de seis coroneles.

Además del ministro de Defensa, el capitán de navío (equivalente a coronel) René Francis Merino Monroy, como viceministro fue nombrado el coronel y licenciado (abogado) Ennio Rivera Aguilar, aunque el nombramiento de este oficial no fue consignado en la Orden No. 06/019.

La jefatura del Estado Mayor será ocupada por el coronel Carlos Alberto Tejada Murcia y como subjefe de esa dependencia, fue nombrado el coronel Miguel Ángel Rivas Bonilla.

Mientras que como jefe del Estado Mayor General del Ejército (EMGE) fue nombrado el coronel Mario Adalberto Figueroa Cárcamo.

Algunos de esos generales fueron ascendidos en la orden general del 31 de diciembre de 2018.

Y uno de ellos, Alirio García Flamenco Sevilla, fue ascendido a general de división hace un mes y en la misma orden fue nombrado como Jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada (JEMCFA).

De acuerdo con la Orden No. 96/019 de fecha 7 de junio, nueve generales fueron relegados de sus cargos y llamados al Estado Mayor Conjunto, para que estén en “disponibilidad”, esto es, que no desempeñarán ningún cargo.

De esa manera, la Fuerza Armada de El Salvador estaría retirando a la mayoría de sus generales, quedando únicamente algunos que están en el servicio exterior como agregados de Defensa.

Entre estos últimos están el general de división Félix Edgardo Núñez Álvarez y el general de brigada, Salvador Orlando Montano Méndez, quienes en la orden general de mayo fueron enviados como agregados militares en Washington y al Reino de España, respectivamente.

 

Munguía Payés, de baja

En la misma orden del 7 de junio se dio la baja a los generales de división, David Victoriano Munguía Payés y a Carlos Jaime Mena Torres, quienes se desempeñaban como ministro y viceministro de Defensa, respectivamente.

Munguía Payés fungió como ministro de la Defensa por casi 10 años. Asumió esa cartera de Estado cuando era coronel en situación de retiro, es decir, que ya no estaba activo dentro de la Fuerza Armada.

Al poco tiempo de ocupar el cargo de ministro, el entonces presidente de la República, Mauricio Funes Cartagena lo ascendió al grado de general de brigada y meses después al grado de general de división.

Munguía Payés dejó el ministerio de Defensa por unos cuantos meses, tras ser nombrado como ministro de Seguridad y Justicia, hasta que una resolución de la Sala de lo Constitucional declaró inconstitucional ese nombramiento.

Después de esa declaración, volvió a retomar la cartera de Defensa.

Ambos generales causaron baja debido a la cesación en sus cargos, reza la orden general.

Fuentes militares explicaron que todos esos generales se van para sus casas, en condición de retiro, pues la llamada “disponibilidad” no es más que darles un tiempo para que arreglen sus documentos y se vayan a sus casas pensionados.

Violencia

12

La cifra de soldados asesinados hasta el mes de junio. Es uno de los retos para la Fuerza Armada que apoya en labores de seguridad.

Coroneles a comandar brigadas

En tres de las seis brigadas que tiene la Fuerza Armada, los generales que las comandaban fueron sustituidos por coroneles.

En la Tercera Brigada de Infantería fue nombrado el coronel David Edilberto Iglesias Montalvo, en sustitución del general de brigada Enrique Acosta Bonilla.

El coronel Iglesias Montalvo está implicado en un proceso judicial por un caso de presunta tortura a dos jóvenes residentes en el municipio de Apaneca, Ahuachapán, mismo caso por el cual fueron condenados varios elementos de tropa.

En la misma orden en que Iglesias Montalvo fue nombrado como comandante de la Tercera Brigada de Infantería se formalizó el cambio de nombre de esa guarnición militar, a la cual el pasado 2 de junio le borraron de la fachada el nombre del teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios, “para una mejor expedición del servicio”, según reza el numeral 1 del referido documento.

El general de brigada Raúl Esteban Alvarado Cornejo fue sustituido como comandante de la Cuarta Brigada de Infantería, con sede en el municipio de El Paraíso, departamento de Chalatenango, por el coronel Rafael Antonio Urquilla Álvarez.

Otro cambio significativo que contiene la Orden del 7 de junio es el nombramiento de la teniente coronel María Armida Aguilar Rodríguez, como directora del Hospital Militar Central, en sustitución del coronel de Transmisiones José Francisco Samayoa Guerrero.

Samayoa Guerrero fue nombrado director del Hospital Militar Central por el general Munguía Payés, debido a los lazos de amistad entre ambos, según explicaron fuentes militares que pidieron anonimato. Al igual que Munguía Payés, Samayoa Guerrero llevaba varios años en situación de retiro al ser llamado a dirigir el hospital castrense.

Sobre estos cambios de mando, el diputado por Arena y general retirado Mauricio Vargas, sostuvo que la Fuerza Armada tiene que recuperar la institucionalidad que “se había comenzado a perder al estar rodeado de personas cercanas o allegadas y evitar realmente que sea demasiado condescendiente con el gobierno de turno”.

Agregó que no se deben de “hacer cosas como por ejemplo, en las elecciones pasadas mandaban a patrullar a los soldados a las fronteras solo para que no votaran”.

Aseguró que también hubo situaciones que calificó de arbitrarias como por ejemplo, sacar a personas de la institución, aún cuando no tenían el tiempo para retirarse, solo porque “no respondían a los intereses del ministro de ese momento”

Recordó que la Fuerza Armada es una institución permanente del Estado y el Estado es administrado por un Gobierno, pero “en ningún momento la Fuerza Armada puede formar parte de un partido político, porque entonces el peso de la balanza se mueve a un lado y entonces vamos en lo que podemos decir casi un gobierno que se vuelve autoritario, porque tiene las armas en sus manos y el poder político”.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad