Colegios advierten falta de claridad en planes educativos

Desde la Asociación de Colegios Privados se expuso que el Plan Estratégico que presentó Educación no está en sintonía con las estrategias dictadas en el Plan Educativo Cuscatlán. La gremial e incluso el especialista en Educación, Öscar Picardo, advierten que el nuevo plan estratégico no establece compromisos de cumplimiento.

Por Susana Joma

Dic 13, 2019- 04:30

El Plan Estratégico 2019 – 2024 que los titulares del Ministerio de Educación lanzaron el miércoles ha traído más dudas que respuestas sobre lo que el nuevo gobierno busca lograr en materia educativa, según explicaron ayer varios conocedores del quehacer educativo nacional.

La ministra de Educación, Carla Hananía de Varela, afirmó que “toda cartera de Estado tiene que tener un plan estratégico, un camino, una carretera por donde se quiere conducir, a donde va a hacer los altos en el camino”, y que ese plan estratégico que presentaron ante representantes de organismos cooperantes “contiene las grandes apuestas que va a hacer el sector educativo en articulación con las demás carteras de Estado”.

Sin embargo, Javier Hernández, presidente de la Asociación de Colegios Privados (Acpes), opinó que en este momento “me parece que existe una desorientación de planificación educativa por parte del gobierno”, porque la creación y contenido del Plan Estratégico no concuerda con lo establecido en el Plan Educativo Cuscatlán que el Presidente Nayib Bukele lanzó durante su campaña política.

Hernández Amaya detalló que ellos como sector colegios acompañaron a la ministra, Carla Hananía, a exponer el Plan Cuscatlán a representantes de centros educativos privados de la zona oriental del país, y en esas reuniones que el ministerio organizó para difundirlo dejó claro que las tres estrategias principales del gobierno en esta materia son regionalización, mapa educativo y áreas educativas, y que sobre esas se iba a trabajar, pero ahora vienen a presentar otro plan y eso confunde, porque no saben cuál se seguirá.

El plan que los titulares de Educación presentaron para el quinquenio plantea cinco apuestas: Dignificación del magisterio; pertinencia pedagógica y curricular; tecnología e innovación; fortalecimiento de la gestión institucional e innovación de la legislación educativa.

Además define cinco prioridades que para el caso son: Aprendizajes de calidad y significativos a lo largo del ciclo de la vida; profesionalización docente para la dignificación del magisterio y al servicio de los aprendizajes; infraestructura educativa suficiente, con estándares de calidad y seguridad; una escuela que favorezca la prevención a través de la educación para la convivencia; y una institución transformada, innovadora y territorializada que llega a la escuela.

“Si lo que ellos quisieron fue orientar o reforzar el Plan Cuscatlán con estas estrategias que plantean aquí institucionalmente, tendrían que decirnos en qué parte de las tres estrategias del Plan Cuscatlán entran estas del plan institucional”, advirtió Hernández.

Según externó esta dualidad complicará la labor a nivel de los territorios, en donde la mayoría ya está trabajando en función de las tres líneas estratégicas del Plan Cuscatlán, y de cara a ello urge al Presidente de la República, Nayib Bukele que ponga atención a lo que se está ocurriendo en seno del ministerio de Educación, a fin de que generen un solo plan técnicamente bien formulado.

Cómo se financiará

Cuando se consultó al viceministro, Ricardo Cardona, si se habían trazado metas de inversión por año para desarrollar el Plan Estratégico de Educación respondió “Fíjese que no. Nosotros tenemos un plan, pero las inversiones a veces dependen de como es un proceso, de que se puedan ir dando las condiciones previas, de que existan recursos suficientes y eso depende de la situación fiscal del país…”

El presidente de la Acpes expresó que el nuevo plan presenta alrededor de 30 puntos que no han sido planteados en forma ordenada, y sobre estos se generan dudas con respecto si podrán ser atendidos con el presupuesto que maneja la cartera de Educación, porque no especifica metas ni cifras de inversión, de lo contrario podría pasar a ser un plan estratégico muerto.

De acuerdo con la propuesta presentada por el gobierno ante el Legislativo, para el 2020 Educación tendría una asignación presupuestaria de $1,039.7 millones (3.75 % del PIB), frente a los $997.2 millones que tuvo para este año.

Al respecto del Plan Estratégico de Educación 2019 – 2024, el especialista educativo, Óscar Picardo Joao, señaló también que precisamente llama la atención que el citado plan estratégico institucional no refleja en su planteamiento ni indicadores educativos básicos, que son importantes como punto de partida para medir y saber si se va a ir mejorando, tampoco contempla las correspondientes metas, ni cifras de inversión.

Incluso en sus redes sociales el también investigador agregó que: “Un plan estratégico sin datos, indicadores, sin metas y sin financiamiento es como que te envíe de viaje a Pekín … sin dinero, sin itinerario y sin saber a qué vas…”

Picardo Joao advierte que si bien el plan trae buenas ideas, tal como está resulta ser “un documento con generalidades y enunciados sin ningún compromiso”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad