Selecciones

Hace 38 años la Selecta recibió la peor goleada en la historia de los mundiales

El 15 de junio de 1982 El Salvador fue goleado 10-1 ante Hungría en el segundo debut mundialista, durante la Copa del Mundo España 1982

Norberto "Pájaro" Huezo se barre ante Imre Garaba en la goleada de 10-1 de Hungría a El Salvador en España 1982. Foto EDH / Archivo

Por Sander Franco | Jun 15, 2020- 11:04

Hace 38 años se concretó esa fecha infame en el fútbol salvadoreño, cuando la selección salvadoreña debutó en la Copa del Mundo de España 1982 recibiendo la paliza de 10-1 ante Hungría.

Diversos factores tanto externos como futbolísticos influenciaron esa triste noche en Alicante, desde ser la última selección en arribar a España, pasando por los balones prestados, la poca referencia de Hungría, que derivó a un planteamiento más ofensivo pensando que los europeos eran el rival más débil del grupo, fueron de los puntos previos al abultado marcador.

El 10-1 hasta la fecha sigue siendo la mayor paliza en la historia de los mundiales, al “Pele” Zapata lo regañaron por festejar eufórico el único tanto salvadoreño en las dos Copas del Mundo que se ha participado.

Lista de los goles durante el partido El Salvador – Hungría. Foto/ Archivo

Hasta pensaron en cambiar a Ricardo Guevara Mora cuando ya había comenzando el segundo tiempo, con 17 años fue el arquero más joven en estrenarse en un Mundial, aunque a su regreso recibió un atentado que casi le cuesta la vida, todo por ese infame partido.

Y pese al trágico debut, la Selección de El Salvador recuperó crédito evitando historias similares ante Bélgica (0-1) y el entonces vigente campeón defensor Argentina (0-2). Diego Maradona había avisado que le anotaría varios goles a la Selecta, lo cual nunca ocurrió.

La Selección de El Salvador previo al partido contra Hungría en España. Foto/ Archivo

Hace algunas semanas, el portero conversó con el reconocido periodista costarricense Everardo Herrera y su programa Al Pie del Deporte, sobre ese partido jugado en Elche, que sin duda quedó marcado en la historia de la Azul y Blanco.

“Teníamos todas las dificultades de una Guerra Civil, con problemas de financiamiento y los problemas sociales. Además hubo falta de preparación. Nadie esperaba en España ni siquiera que nosotros pudiéramos viajar al Mundial. De hecho cuando llegamos, todo estaba rotulado con el nombre de México, que era el que podía asistir, era el sustituto perfecto de El Salvador”, relató.

El delantero húngaro Gabor Poloskei sale con el balón ante la marca de un salvadoreño durante la primera ronda del Mundial de fútbol entre Hungría y El Salvador el 15 de junio de 1982. Foto/ AFP

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad