LMF | Repasa los fichajes del Apertura 2022 CONCACAF | Águila quiere jugar Concacaf en el Barraza SELECTA | Darwin Cerén sueña con retirarse clasificando al Mundial

Buen empate de la Selecta ante Estados Unidos para comenzar la eliminatoria

Dejando buenas sensaciones, la Selecta igualó con Estados Unidos, en el arranque de la octogonal. El domingo, otra vez en el Cuscatlán, ante Honduras

Por Franklin Ponce / Twitter: @_FP11 |

Foto EDH / Jonatan Funes

A estadio lleno, El Salvador abrió la octogonal de la Concacaf con un empate sin goles frente a Estados Unidos. Ahora, el equipo ya comienza a mentalizarse en su siguiente partido, en este mismo escenario frente a Honduras, que viene de empatar contra Canadá (1-1), en Toronto.

Otra vez la Selecta genera buenas sensaciones, al jugar sin complejos contra un rival que en los papeles se mostraba muy superior.

Sin duda, un ambiente que se extrañaba en El Salvador. Doce años habían pasado de la última vez que la Selecta estuvo en una instancia final de eliminatoria. Nerviosismo y ansiedad se percibió en las gradas y que también contagió a los jugadores salvadoreños, quienes durante los primeros diez minutos se dedicaron a solo correr detrás de la pelota, como niños que iniciaban su proceso de aprendizaje.

Los norteamericanos habían impuesto condiciones durante este periodo, donde dos aproximaciones pudieron haber generado la primera anotación del rival, con un rebote de Josh Sargent, que se fue sobre la portería de Mario González (5’) y después con un cabezazo del central Miles Robinson, que también se fue elevado.

Foto AFP

Hugo Pérez solo registró una variante en su once inicial, en comparación al último partido que jugó en la Copa Oro. Alex Roldán salió como titular y se pegó por la banda izquierda. Quien había dejado el equipo fue Johua Pérez.

El seleccionador mantuvo la idea del 4-2-3-1, con la doble contención que hicieron Narciso Orellana y Darwin Cerén, quien al final mostró no resentirse del golpe en la rodilla. Delante de ellos estaban Jairo Henríquez y Roldán, turnándose las bandas para ejecutar penetración.

Monterroza fue el enganche para conectarse con Joaquín Rivas, quien fue el único delantero y por mucho tiempo fue absorbido por la marca de los defensores norteamericanos.

Bajó el ritmo con el que iniciaron los estadounidenses, para muchos fue una sorpresa que la Selecta llegara hasta el primer tiempo con el empate a cero. Pero, después del minuto quince, El Salvador se soltó y había emparejado el duelo, soltándose la presión del rival y respondiendo, aunque no con mucha técnica, fue por el empuje del amor propio y ganas.

Ver: Portero de Selecta Fútbol Sala manda todo su aliento para El Salvador contra Estados Unidos

Por el buen momento que pasó a tener la Selecta, los pesimistas de los primeros instantes pasaron a tener confianza y a considerar que la Azul y Blanco mereció terminar la primera parte ganando, tras las oportunidades que se perdieron con un cabezazo de Ronald Rodríguez, que se fue elevado (15’), el tiro de Monterroza, desviado (29’) y el disparo de Roldán, que rosó el larguero (32’).

El técnico de Estados Unidos reflejó frustración al término de la primera parte, protestando tanto al árbitro como a sus dirigidos.

Estados Unidos repitió el empuje de los primeros instantes del partido, llegando con el pase en profundidad y superando a los defensores en velocidad, donde Yedlin sacó un remate desviado.

La virtud de El Salvador fue no darle más tiempo al rival y responder casi de inmediato, con la propuesta ofensiva.
Jairo Henríquez tuvo un rendimiento importante para generar llegada, hasta ganándole el duelo al jugador del Barcelona de España, Sergiño Dest, dejándolo en el camino, en fuerza y velocidad. Sus llegadas incomodaron al rival e ilusionaron a los salvadoreños, quienes en un momento cantaron “ole, ole, ole…” y “si se puede”.

Pero lo mejor fue un cabezazo de Eriq Zavaleta, yéndolo a buscar en un tiro de esquina, que exigió en la estirada al meta Mat Turner (56’).

Ver: Revendedor antes del partido de la Selecta: “El Salvador ahorita es una locura”

El partido se volvió abierto. Estados Unidos llegaba con mucha peligrosidad, pero El Salvador también le respondía e inquietó con sus llegadas, en las que Melvin Cartagena probó con un disparo desde fuera del área, que se fue desviado y el que el técnico estadounidense protestó a los suyos.

Ambas selecciones realizaron modificaciones en sus planteles, donde en El Salvador se dio la oportunidad del debut de Enrico Dueñas, ingresando por Monterroza, parándose en el mismo sitio para conectar el mediocampo con el ataque.

También llegó Denis Pineda, como otra de las novedades de Hugo Pérez, con el que trató de mantener el empuje en el ataque. El entrenador quería ganar el partido y la afición lo respaldaba y motivaba a que saliera a buscarlo. “Vamos Selecta, esta noche tenemos que ganar”, cantaban a todo pulmón.

Los minutos finales, los norteamericanos bajaron ritmo, pareció que se estaban conformando con el empate. Aunque también querían aprovechar el riesgo que corrian los salvadoreños al adelantarse a buscar el gol.

Pero el tiempo ya no dio para más. Un empate sin goles que emocionó a los aficionados salvadoreños, quienes aplaudieron al equipo, cuando el partido terminó y ahora toca pensar en los catrachos, el domingo.

MIRA TAMBIÉN: Hugo Pérez, tras el partido: “La Selección B de EE.UU. nos metió 8 goles hace 6 meses”

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Deportes Eliminatorias Mundial Catar 2022 Estadio Cuscatlán Fútbol Octogonal Final De Concacaf Redes Sociales Selección De Fútbol De Estados Unidos Selecta Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Sigue a CANCHA en

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad