Otros Deportes

Villa Pesadilla: Estas son las terribles condiciones que tiene la Villa Centroamericana

El mal estado de las instalaciones de la Villa Centroamericana es evidente. Desde paredes, duelas, baños, techos, tuberías, el deterioro afecta a las distintas federaciones y a sus atletas

Las goteras y las colchonetas rotas de la Federación de Gimnasia son parte del deterioro. Foto EDH/ Jorge Reyes

Por Varinia Escalante | Twitter: @VSkalanT | Jun 08, 2019- 19:55

En la Villa Centroamericana o Cari (Centro de Alto Rendimiento), en Ayutuxtepeque, las instalaciones deportivas no lucen como aquellas de 1994 utilizadas en los V Juegos Centroamericanos, y que mostraron la mejor cara a la región. No. Ahora, están deterioradas, en mal estado, sucias y abandonadas.

Son la muestra de un retroceso que pide a gritos por mejoras. Y que desde las voces de sus atletas y entrenadores, quienes día con día las utilizan, lo exigen para su calidad deportiva, sobre todo para el exigido alto rendimiento.

Las oficinas y los lugares de entrenamiento de las federaciones que alberga la Villa están oscuros, sucios, sofocantes y remendados, así como el área de habitaciones donde se hospedan los atletas del interior del país y los becados. Son parte de lo que se debe remodelar.

Las condiciones de las instalaciones son la muestra de un retroceso en los últimos años. Foto EDH/ Jorge Reyes

“Esto no te motiva”

“¡Uf!, todo está muy mal”. Es frase de un karateca, quien no quiso ser identificado, mientras está en las instalaciones de su federación, bajo un calor intenso, en una instalación con luz opaca y encerrada.

La Villa está totalmente descuidada, en un 80%. No me quejo (de su Federación), porque tenemos tatamis, una instalación donde entrenar bajo techo. Pero los baños, por ejemplo, están mal, no se les ha dado un buen mantenimiento. El de los varones solo sirve un lavamanos. Y no tenemos nuestro propio gimnasio de pesas”, cuenta.

“Y las cuestiones de oficina están casi que cayéndose. Las bancas donde vienen a ver padres de familia y chicos que son nuevos atletas están deterioradas. Todo en general está bastante descuidado”, añade.

Para este atleta, en la Villa deberían “mantener un lugar limpio, fresco para poder entrenar y estar bien equipado. Y que lleguen a tiempo las becas o estímulos, porque exigen resultados, pero si el apoyo no está, no se puede”, lanza.

Una de sus compañeras, que prefirió el anonimato, también opinó: “La Villa tiene bastantes años y pienso que ya no está para que los atletas estén aquí. Los atletas se merecen algo mejor. En su tiempo, sí estuvo arreglada y bonita, pero ya tienen años y los atletas necesitan mejores instalaciones”.

“Todo se debe cambiar, la mayoría de federaciones están muy mal, la zona de medicina también, la de fisioterapia se ha estado cayendo por los temblores. (…) Desanima, porque a veces uno no viene con ganas, y cuando uno ve un lugar así no muy agradable no se siente cómodo, y eso debe ser importante, para entrenar mejor”, agrega.

Los problemas se acumulan en esta “Villa Pesadilla”. Dos chicas de levantamiento de pesas señalaron más: “Hay muchas deficiencias en cuanto al alto rendimiento en general. Este es un lugar que ya viene de muchos años y se está cayendo a pedazos. Están feas las instalaciones, en verdad. (…) Se caen los cielos falsos, el aire no funciona y echa aire caliente, y uno se pregunta: ‘¿Y esa es la calidad de vida que quieren darle a los atletas?’”.

“Y no solo eso, también un nivel de hacinamiento espantoso, por habitación hay cinco atletas, o hasta seis. Y las instalaciones, uno entrena, y si llueve caen las goteras. Y además, la comida… uno no pide banquetes, pero que complementen las necesidades por deporte y por atleta”, resumió la atleta.

Esta es una tubería de agua en el techo de la Federación de Judo. Foto EDH / Jorge Reyes

Su compañera compartió: “No le dan mantenimiento a la Villa, y si lo hacen es poco. Todos los espacios de entrenamientos están hechos un desastre, con goteras, parecen hornos. (…) A los atletas nos afecta el entorno, en lo moral y en cómo te sentís, por lo que debemos tener condiciones óptimas y dignas”. Ambas pidieron anonimato, para evitar represalias.

Mientras, el entrenador Juan José Rodríguez, de luchas, pionero en la rama femenina, puntualizó: “Tiene que invertirse más en las instalaciones, porque desde que se entregaron para los Juegos C.A. no han tenido mayor renovación. Hay muchos problemas de tuberías de aguas viejas, techos y problemas en los pisos. Las instalaciones para el deporte nacional deben ser de preocupación, pero también deben tener un mayor interés el atleta y el entrenador, que son olvidados”.

“La Villa ha tenido mejoras”

Por su parte, el administrador del inmueble, Carlos Miranda, explicó que no es la Villa la que resuelve las solicitudes de infraestructuras y mejores de las Federaciones, sino que estas lo hacen directo con Indes, con el área de Ingeniería y Operaciones. La Villa solo vela por los espacios públicos y peticiones de alojamientos, alimentación y áreas comunes.

Sin embargo, Miranda, con más de 5 años de administrar el lugar, dio su postura sobre cómo está la Villa: “Realmente, sí tiene que mejorarse, pero se han hecho varias inversiones y mejoras como el descanso de los atletas en colchonetas buenas, aires acondicionados para hacer un descanso confortable, y la alimentación para los residentes”.

Enumeró también que se han mejorado “los pisos, la pintura interna, el comedor, un cuarto frío para resguardar alimentos, los servicios sanitarios que tuvieron cambios. (…) La Villa ha dado bastante apoyo al deporte, pero sí se tiene que mejorar en todo aspecto, y falta mucho por hacer. Necesitamos mejoras, pero tenemos un plan diseñado que ahora con el nuevo gobierno esperamos se ejecute”.

Comentó, además, que ha recibido comentarios positivos de atletas de Costa Rica y Guatemala que se han albergado ahí. Pero los atletas nacionales no coinciden para nada.

VEA AQUÍ TODAS LAS FOTOS:

Oscuras y abandonadas, así lucen las instalaciones de la Villa Centroamericana

El mal estado de las instalaciones de la Villa Centroamericana es evidente. Desde paredes, duelas, baños, techos, tuberías, el deterioro afecta a las distintas federaciones y a sus atletas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad