Otros Deportes

¡UN FENÓMENO! Javier Alas es la promesa salvadoreña del bádmiton

Jugador juvenil de bádminton y seleccionado nacional. El medallista en varios eventos sueña con los Olímpicos y con dejar en alto al país

Foto: Cortesía

Por Varinia Escalante - Twitter: @VSkalanT | Ene 13, 2020- 04:00

En Apopa, sin pensarlo, se forjó una pasión que llegó a ser realidad. Inesperada la práctica de lo que parecía ser un pasatiempo se convirtió en una carrera que ya va sobre cinco años, incluyendo su etapa federada. Eso vivió Javier Alas, quien disfruta jugar bádminton.

El salvadoreño se entrena a diario en El Polvorín, después de su formación académica a la mañana, y sus competencias están dando frutos. Esos que, cuando comenzó en su colonia, no los imaginó.

“Conocí el bádminton por un amigo (Ismael Alvarenga). Él comenzó a trabajar en la Federación como juez de línea, y -como éramos bastantes niños en la colonia- pidió material para llevarnos y que nosotros pasáramos entretenidos. Y ahí conocí el bádminton, cuando solo tenía 13 años”, cuenta.

Su rendimiento lo llevó a ser federado desde 2018. Y su amor por esta disciplina es fiel. “El bádminton es súper importante en mi vida, porque me ha abierto muchas puertas. Me ha dado impulso ya que gracias al deporte obtuve una beca de estudios en Fesa, y se convirtió en una parte importante de mi vida”, relata este diestro jugador, quien reconoce que su fortaleza “es el ataque”.

Con sus 16 años, ya ha subido al podio en distintos eventos, alcanzando el grado de campeón nacional en Junior y Open, y convirtiéndose en ganador de la Espiga Dorada como “Atleta Integral”, en 2019.

“El evento que más me ha gustado es el de la medalla de bronce en el Futures Series de Guatemala, porque es un torneo fuerte y la mayoría que participa es de gran experiencia, fuerte. Hice pareja con Uriel (Canjura) y en cuartos de final nos tocó un partido difícil contra Guate y nos fuimos al tercer set, ganando. Fue súper emocionante, costó la medalla. Al subir al podio, me sentí feliz”, manifestó Alas, quien admira al japonés Kento Momota y sus materias preferidas son inglés y matemáticas y la que menos le agrada es química.

Foto: Cortesía

Sobre cómo ha crecido, detalla: “Me ha ayudado en mi vida diaria, mucha disciplina, ser obediente con mis padres, llevar el estudio a la par y ser más responsable. También en mi carácter”.

En cuanto a sus metas y cómo se ve a futuro, confiesa que le gustaría ser ingeniero civil y entrenador. Sin embargo, sus sueños deportivos son claros: “Este año, espero obtener una medalla en el Panamericano Junior en México. Y en un par de años, me veo compitiendo en los eventos de ciclo olímpico, ganando medallas, buscando clasificar a los Olímpicos de París (2024). Además, quiero ser campeón mundial y medallista olímpico”.

Su entrenador, René Madrid, detalla: “El desempeño de Javier es el de un atleta que lleva el compromiso de salir adelante con el bádminton. Una de sus cualidades es que le gusta exigirse en los entrenos y es un atleta muy habilidoso y con buena técnica”.

“El futuro de Javier con el bádminton es muy prometedor. Sus objetivos son ser el mejor en Junior de América y clasificarse a los Juegos Olímpicos 2024”, reafirmó Madrid.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad