Boxeo

La lucha del Diamante Cortez, el mejor boxeador de El Salvador, que se quedó sin trabajo y sin peleas

Es uno de los mejores boxeadores de El Salvador y está con serios problemas económicos. Por la pandemia, cerró la fábrica donde trabajaba, perdió sus ahorros y hoy hace delivery para no pasar hambre.Sin embargo, se entrena en su casa a la espera de volver al ring.

“El Diamante” Cortéz, uno de los grandes prospectos y mejores boxeadores actuales de El Salvador, con el drama de una cuarentena que lo afecta deportiva y económicamente.

Por Gustavo Flores | Twitter: @Gusflores21 | May 13, 2020- 05:30

“Le digo la verdad, estoy muy complicado económicamente. Las deudas de renta y servicios como agua, luz y todo eso se me ha acumulado y no sé como pagarlas. Y si se paga hasta dentro de tres meses, me va a venir con triple recargo y no tengo ninguna ayuda económica de ningún lado”. El que habla desde Ciudad Paraíso en Santa Ana es Ricardo “El Diamante” Cortez, uno de los mejores boxeadores actuales de El Salvador, con el drama de una cuarentena que lo afecta muchísimo económica y deportivamente.

Del lado económico, la situación lo apremia: se le esfumaron su trabajo y sus ahorros en muy poco tiempo: “Trabajaba en una fabrica de chiles y la empresa tuvo que cerrar. Además había invertido lo poco que tenía en venta de café, había inventado una marca. Antes de la situación de la cuarentena yo estaba vendiéndolo, iba de casa en casa promoviéndolo… Pero debido a esto ya no pude salir a hacerlo y el café lo tuve que regalar para que no se arruinara…”, cuenta con voz pausada y calma a pesar de la actualidad desesperante.

“Lamentablemente perdí todo y me he quedado sin ningún fondo. La Asociación Nacional de boxeo profesional (ASABOX) tomó como iniciativa donarme unos víveres por medio del Indes y estoy muy agradecido por eso. Con eso la estoy pasando y también con el reparto de mercaderías en mi moto”.

Hoy, esa especie de delivery, le da el único respiro para sus gastos: “Hago viajes para la gente que necesita sus productos de diario vivir, es lo único que eso estoy haciendo ahorita y lo único que tengo como ingreso”.

Con esto y la ayuda del Indes, se la rebusca en la casa que comparte con su esposa y su padre. “Me mandaron la cajita y, pues, con eso lo estamos pasando. La situación de cuarentena es más difícil, cuesta salir a jugársela para ganar dinero, por el miedo a infectarse. Estamos viendo una situación delicada. Espero que si esto lo leen personas de buena voluntad o alguna empresa con deseos de ayudar a un boxeador, lo puedan hacer; cualquier ayuda es bienvenida”.

Entreno en la cochera

Pese a la delicada situación que lo asfixia desde la bolsa, no abandona su deporte. Y hace una defensa enfática de los que practican la disciplina de los guantes y los golpes: “Los boxeadores sufrimos mucho porque piensan que por ser un deporte de pelea es diferente a los demás. Todos las personas que hacen boxeo son estudiadas. No somos ignorantes. Dentro del gobierno apoyan más a distintos deportes pero esperamos el apoyo a los boxeadores porque también necesitamos atención”.

La pandemia lo encontró a punto de viajar a Colombia, ya con los boletos en su poder, para participar de una base de entrenamiento. Y esperaba participar de un evento internacional en julio. “Yo represento a El Salvador con mucho orgullo y a la vez no lo he decepcionado porque donde quiera que peleo siempre salgo con la frente en alto”, asegura.

Los planes deportivos se trastocaron con el Covid-19 pero lejos está el Diamante de descuidarse en el entreno, porque como bien lo dice “de repente te pueden llamar y decir ‘ya está listo, se puede boxear’. Entonces hay que seguir adelante, no hay que parar”.

Foto EDH / Cortesía

Sigue para adelante, dentro de lo que se puede, entrenando en la cochera de su casa de dos a cuatro horas diarias. “Estoy enfocado nada más en lo físico, lo propio del boxeo no lo podemos hacer en la casa. Seguimos aquí, apretaditos, pero lo primordial es preservar la salud”.

Diamante tiene chances de participar de alguna velada en Nicaragua, donde el deporte no se ha detenido y se han desarrollado carteleras boxísticas en tiempos de coronavirus. “Sé que me quieren armar un combate con un nicaragüense que va invicto, igual que mi récord que es de 12 peleas, 0 perdidas. Estoy esperando esa oportunidad”, dice todavía sin tener un panorama claro.

Cortez es invicto internacional y, los que saben de este deporte, lo apuntan como la más interesante propuesta salvadoreña del boxeo junto con otro talentoso, Juan Carlos “Speedy” Flores.

“Uno de mis sueños es poder disputar un título internacional para mi país, siento que no está muy lejos”, dice y se entusiasma. El futuro sirve para encender el motor de la ilusión en medio de un presente complejo y asfixiante.

Foto EDH / Cortesía

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones